Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Senado belga aprueba una ley que permite el matrimonio homosexual

La ley no se limita a las uniones entre belgas o nacionales de otros países con leyes similares

El Senado belga ha aprobado hoy una proposición de ley que convertirá a Bélgica en el segundo país europeo, después de Holanda, que autoriza el matrimonio entre homosexuales. El texto de la ley, muy parecida a la holandesa, ha recibido el respaldo de 46 senadores, mientras que 15 han votado en contra.

La iniciativa cuenta con el apoyo de los partidos que conforman el Gobierno belga, formado desde 1999 por una coalición de liberales, socialistas y ecologistas.

El texto prevé que las parejas homosexuales tienen los mismos derechos que las heterosexuales, en especial en materia de herencias y patrimonio, con la excepción de aquellos derivados de la adopción y la parentesco. Por ejemplo, en el caso de una pareja de lesbianas, sólo la madre biológica será considerada pariente del hijo y en materia de adopción, el texto prevé que esa pareja no podría adoptar un niño.

No obstante, la ley debe todavía obtener el visto bueno de la Cámara de Representantes (cámara baja del Parlamento, el Senado es la alta), antes de entrar en vigor.

Las Vegas gay

"Las mentalidades han evolucionado, ya no hay razón alguna para no abrir el matrimonio a personas del mismo sexo", declaró en junio de 2001 el primer ministro belga, Guy Verhofstadt, en un adelanto de la ley aprobada hoy.

La ley, además, no limita el matrimonio homosexual a las parejas belgas u originarias de países donde también se permita su unión, al contrario de lo que había defendido el primer ministro hace unos meses, cuando dijo que no quería que Bélgica se convirtiera en "Las Vegas gay".