Gobierno de España

Pedro Sánchez y Quim Torra presiden en La Moncloa la primera reunión de la mesa de diálogo

Junts y ERC aumentan la presión sobre el Gobierno antes del comienzo del encuentro

Las sos delegaciones del Gobierno y la Generalitat, esta tarde en La Moncloa. En vídeo, la mesa de diálogo con el gobierno catalán centra la sesión de control.Kiko Huesca (efe) | atlas (atlas)

Más información

Esta tarde ha comenzado en La Moncloa la primera reunión de la mesa de diálogo entre el Gobierno y la Generalitat de Cataluña. Pedro Sánchez y Quim Torra presiden el encuentro de la reunión constitutiva que el PSOE y ERC pactaron en su acuerdo para la investidura del primero. Al encuentro asisten también los miembros de las respectivas delegaciones, con la única excepción del vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, que sufre amigdalitis. Junto a Sánchez e Iglesias, forman la delegación española la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, y los ministros de Hacienda; Transportes, José Luis Abalos; Sanidad, Salvador Illa; Política Territorial, Carolina Darias; y Universidades, Manuel Castells.

Por la parte catalana, acompañan a Torra el vicepresidente, Pere Aragonés, los consellers Jordi Puigneró y Alfred Bosch, los diputados Elsa Artadi, Marta Vilalta y Josep Maria Jové —este último investigado por la justicia por su papel en la preparación del referéndum del 1 de octubre como 'número dos' del vicepresidente Oriol Junqueras—, y el exjefe de gabinete de Torra y el expresidente Carles Puigdemont, Josep Rius.

Los partidos independentistas han redoblado la presión sobre el Gobierno con un aviso para navegantes tan solo horas antes del estreno de la mesa de diálogo en el Palacio de La Moncloa. La competencia entre Junts per Catalunya y ERC por la hegemonía entre el electorado secesionista ha provocado que el Senado aprobase este miércoles, poco después del mediodía, una moción en la que se insta al Ejecutivo de Pedro Sánchez a abonar de inmediato a las comunidades autónomas y a las corporaciones locales más de 3.000 millones de euros por el IVA adeudado de la liquidación de 2017, cuando gobernaba Mariano Rajoy.

El PP presentó la misma moción hace dos semanas, pero entonces no salió adelante debido a que el PSOE logró que Esquerra votase en contra. En esta ocasión no ha sido así: la moción ha contado con 136 votos a favor —además de Junts per Catalunya y ERC, PP, Cs, PNV, EH Bildu, Vox, Adelante Andalucía, Más Madrid, Compromís, Geroa Bai, Més per Mallorca, el PRC y UPN—, 110 en contra (PSOE) y tres abstenciones (Teruel Existe, Partido Aragonés y Agrupación Socialista Gomera). Un resultado que revaloriza la advertencia de Pedro Sánchez a primera hora del día en el Congreso, donde subrayó que la mesa de diálogo sobre Cataluña será "difícil, larga y compleja".

El defensor de la moción, Josep Lluis Cleries, ha reconocido desde el inicio que era “similar” a la que el PP expuso hace dos semanas. El senador ha explicado que su formación “pensaba que era bueno darle otra oportunidad” justo en el mismo día de la primera reunión de la mesa de diálogo. “El Gobierno no ha cumplido con sus obligaciones. Antipolítica es bloquear 2.500 millones para las comunidades autónomas y 750 a las corporaciones locales. Se está reteniendo este dinero de manera irregular”, ha esgrimido Cleries, que ha pedido que los senadores votasen "pensando en sus territorios". "Hasta ahora no sabía quién marcaba la estrategia de su formación, si Puigdemont o Torra. Me preocupa que pueda ser Casado. Ustedes apoyaron al PP con una reforma laboral [la de 2012] que ha machacado a los trabajadores. También votaron contra de los Presupuestos de 2019 y ahora traen exactamente la misma moción que el PP hace dos semanas a ver si suena la flauta", le ha reprochado el senador del PSOE Miguel Ángel Heredia.

ERC se ha visto arrastrado por la estrategia de Junts per Catalunya. El desmarque de los republicanos le hubiera puesto en bandeja al president de la Generalitat, Quim Torra, las críticas a su socio en el Govern. ERC, a diferencia de Junts per Catalunya, firmó el acuerdo de investidura con el PSOE en el que se acordaba la creación de la mesa de diálogo. Un formato que no entusiasma al partido de Carles Puigdemont. "Como no pude ser de otro modo, vamos a apoyar esta iniciativa. Aunque evidentemente estábamos de acuerdo hace dos semanas, no lo estábamos con la hipocresía del PP, que propició este problema en 2017", ha argumentado Bernat Picornell. Entonces ERC votó en contra en una negociación casi sobre la bocina con el PSOE. El resultado fueron 112 votos a favor —PP, Ciudadanos, Junts per Catalunya, Vox, Coalición Canaria, PRC y UPN—, 126 en contra -PSOE, ERC y Partido Aragonés- y 17 abstenciones del PNV, EH Bildu, Teruel Existe, Adelante Andalucía, Más Madrid, Més per Mallorca y Agrupación Socialista Gomera.

“Debatimos exactamente la misma moción de hace 15 días, la moción bis del PP. Señores de Junts per Catalunya y ERC, necesitan los votos del PP por mucho que les duela, votan a favor o en contra en función del partido que la presenta… ¿El contenido no les importa? Están ustedes en el sectarismo puro”, ha observado Elena Muñoz, la senadora del PP que dos semanas atrás defendió la moción para abonar el IVA. Entonces no tuvo éxito. Este miércoles sí, pero en diferido. Y con los independentistas catalanes del lado de los populares. "Qué amplio espectro político tiene el PP", ha ironizado Heredia, que como Muñoz defendió las posiciones de su partido en el pleno del 11 de febrero. "Va a tener una hermosa foto de familia con el PP, Cs... Representan lo mismo", ha sentenciado el senador socialista. Se trata de la primera votación que el PSOE pierde en el Senado esta legislatura tras perder en las elecciones del 10-N la mayoría absoluta que logró en las generales de abril.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50