Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez propone que la mesa de diálogo con la Generalitat arranque el lunes en La Moncloa

El presidente catalán contesta en tono duro que la fecha no está acordada y critica al Ejecutivo central por anunciarla "unilateralmente"

Sánchez y Torra, en el palacio de la Generalitat en febrero. VÍDEO: Atlas

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha ofrecido al president de la Generalitat, Quim Torra, que la reunión de la mesa de diálogo entre los dos Ejecutivos se produzca el próximo lunes 24 de febrero en La Moncloa. Sin embargo, la Presidencia de la Generalitat ha contestado criticando a Sánchez por hacer pública esa fecha antes de que esté acordada con Torra. Con todo, la Generalitat se ha mostrado abierta a que ambos equipos pacten de mutuo acuerdo otra fecha, queriendo dejar clara así su voluntad de no dar el portazo al foro de diálogo sobre el conflicto político en Cataluña.

Los socios del Govern, Junts per Catalunya y Esquerra Republicana, llevan días intentando cerrar los detalles de la propuesta catalana, sin éxito. Los republicanos quieren que la reunión sea antes de que acabe febrero, como propuso Sánchez en su visita a Barcelona, pero los neoconvergentes no ven problema en postergarla con tal de lograr incluir su exigencia de un mediador (que el PSOE rechaza de plano). El pasado martes, la portavoz catalana Meritxell Budó planteó la posibilidad de que la cita fuera en marzo, pero el Ejecutivo insistía en cumplir el compromiso de hacerla en febrero.

La fecha es importante porque del resultado de estas primeras reuniones depende la posibilidad de que el Gobierno presente los Presupuestos en marzo, algo clave para que puedan estar vigentes en la segunda mitad del año. El rifirrafe entre Sánchez y Torra incluso por la fecha de la convocatoria muestra las dificultades que va a tener el Gobierno para avanzar en la mesa y así consolidar los Presupuestos y, por tanto, la legislatura. El horizonte del adelanto electoral en Cataluña complica la situación y aumenta la batalla entre Junts per Catalunya y ERC.

En un comunicado duro, que muestra las dificultades de esta mesa, el Gobierno catalán critica a La Moncloa por anunciar la fecha sin haberla acordado con Torra. El president asegura que el Gabinete de Sánchez ni siquiera ha nombrado a los equipos técnicos para negociar los detalles de la mesa, que era lo que habían hablado los presidentes. Budó había asegurado ayer que la Generalitat aún no había designado a su equipo técnico pero fuentes del Govern han dicho este miércoles que ya está nombrado.

"Esta mañana el gabinete del presidente Sánchez ha llamado al del presidente Torra para decirle que querían anunciar la fecha del 24 de febrero. Para favorecer el diálogo, se les ha reclamado explícitamente comunicarla conjuntamente cuando la fecha estuviese acordada y no hacerlo unilateralmente. Lamentamos que Moncloa haya anunciado una fecha sin que haya acuerdo ni teniendo en cuenta la agenda del president Torra", señala el texto. Aun así, el último párrafo deja claro que la mesa se reunirá: "El gabinete del president Torra ya ha trasladado al gabinete del presidente Sánchez la voluntad de acordar una fecha cumpliendo el compromiso de los dos presidentes".

La figura del relator

La presencia de un relator sigue siendo el caballo de batalla de Junts per Catalunya y Torra para no llegar a un pacto con Esquerra, que permita después acordar con La Moncloa una fecha para el encuentro. Esa figura, que debería dar cuenta de los acuerdos y el desarrollo de las negociaciones entre ambos Gobiernos, no figura en el acuerdo que pactaron PSOE y ERC para garantizar la abstención de los últimos en la investidura de Sánchez. La existencia de esa figura dinamitó el anterior intento de acercamiento entre el Gobierno y la Generalitat, pues se consideraba como una manera de darle estatus de conflicto internacional al problema catalán.

El portavoz de Junts en el Parlament, Eduard Pujol, ha criticado el anuncio de La Moncloa: "Es un paso en que lo que hace es legitimar y hacer pedagogía de la necesidad del mediador". Para Junts, "fijar la fecha de la reunión de manera unilateral no muestra una gran voluntad de diálogo". Fuentes de Esquerra dicen que la portavoz socialista, Adriana Lastra, les sondeó sobre la fecha del lunes y el líder de filas republicanas en Madrid, Gabriel Rufián, mostró la disponibilidad de su formación. Esas voces desconocen, sin embargo, si finalmente se hizo la misma pregunta al equipo de Torra.

El pasado martes, Budó había insistido en dejar la mesa para marzo. Se trata de un mensaje que choca directamente con lo que defiende ERC, que insiste en que la mesa que pactó con el PSOE para desbloquear la investidura de Sánchez comience antes de que termine el mes, tal y como ha dicho su portavoz, Marta Vilalta, que ha pedido a Junts per Catalunya "no encallar" la puesta en marcha de la mesa de negociación aunque no haya un acuerdo con el Gobierno central para incorporar la figura de un mediador. "Queremos mediador, sí. Pero (y aquí puede que esté la diferencia) desde ERC priorizamos que la mesa empiece a trabajar con garantías, no encallarla por que no haya acuerdo con el Estado por el mediador", ha recalcado en Twitter. El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha asegurado también que es "una buena noticia" que la mesa se vaya a reunir antes de que acabe el mes de febrero y que, de esta forma, se "cumpla" con el acuerdo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >