Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia ordena el registro de la productora del exgerente de TV3 por el ‘caso 3%’

El juez De la Mata investiga a Oriol Carbó en el marco de la causa por la financiación ilegal de Convergència

Oriol Carbo
Artur Mas, en el Tribunal Supremo, en una imagen de archivo. Getty Images

Nuevos avances en las pesquisas sobre la caja b de la extinta Convèrgencia. José de la Mata, juez de instrucción de la Audiencia Nacional, ha ordenado este jueves el registro de la sede barcelonesa de la productora Triacom Audiovisual por su presunta implicación en el caso 3%. Según han confirmado fuentes jurídicas a EL PAÍS, el instructor ha dado esta orden a la Guardia Civil en el marco de la investigación que cerca la estructura creada para la presunta financiación ilegal de CDC y que apunta a esta compañía, presidida por Oriol Carbó, antiguo gerente de TV3.

El magistrado ya imputó el pasado a año a Carbó por el presunto desvío de unos 750.000 euros mediante facturas falsas de programas de la televisión catalana a una empresa que trabajó para la campaña electoral de Convergència en las autonómicas de 2010, en las que Artur Mas fue elegido por primera vez presidente de la Generalitat. Según el auto dictado entonces por el juez, que aceptaba así la petición de la Fiscalía Anticorrupción, el antiguo gerente de TV3 utilizó su productora Triacom para pagar a Hispart, propiedad del empresario Joan Manuel Parra, la deuda que Convergència mantenía con esta compañía, que había organizado los actos de campaña de Artur Mas. Carbó actuó, según De la Mata, "siguiendo instrucciones directas y expresas" de Germà Gordó, exsecretario del Govern de la Generalitat.

La Agencia Tributaria, además, destapó hace apenas unas semanas la existencia de más de dos millones de euros en facturas falsas emitidas en 2010 y 2011 a Triacom, una de las productoras estrella de TV3 y a la que también investigan, además de la Audiencia Nacional, el Juzgado de Instrucción 26 de Barcelona y el de Instrucción 1 de Lleida. El primero de estos dos últimos abrió una causa tras una denuncia de Anticorrupción por un posible delito fiscal. El segundo, por su parte, sigue la pista también a la posible financiación ilegal del partido soberanista.

Según la resolución del año pasado de De la Mata, Carbó mantuvo diversas reuniones con Parra donde acordaban los conceptos que debían plasmar en las facturas empleadas en el desvío de dinero. "Este concepto estaba siempre relacionado con supuestas (y obviamente inexistentes) colaboraciones de Hispart en producciones audiovisuales de Triacom para la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales". Parra admitió ante el magistrado haber facturado en falso.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >