Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez imputa a Oriol Carbó, exgerente de TV3, por la caja b de Convergència

Carbó usó programas de TV3 que realizaba su productora para pagar la deuda del partido con una empresa que trabajó para la campaña de Artur Mas de 2010

Oriol Carbo Ampliar foto
Artur Mas, el pasado 27 de febrero en el Tribunal Supremo. Getty Images

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha imputado en el llamado caso 3% a Oriol Carbó, empresario audiovisual y antiguo gerente de TV3. Según la investigación, Carbó desvió unos 750.000 euros mediante facturas falsas de programas de la televisión autonómica catalana a una empresa que trabajó para la campaña electoral de la extinta Convergència Democràtica de Catalunya en las autonómicas de 2010, en las que Artur Mas fue elegido por primera vez presidente de la Generalitat. Carbó ha sido citado a declarar como investigado el próximo 10 de septiembre.

El magistrado ha accedido a la petición de la Fiscalía Anticorrupción y, además de convocar a Carbó, ha requerido a la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) todos los contratos que este ente público haya realizado con Triacom, productora de Carbó y que mantiene grandes relaciones con TV3, así como con el propio Carbó como persona física.

El auto señala que Carbó abonó, a través de su productora Triacom, a la mercantil Hispart, propiedad del empresario Joan Manuel Parra, la deuda que Convergència mantenía con esa compañía, que organizó los actos de campaña de Artur Mas. Carbó actuó, según el juez, “siguiendo instrucciones directas y expresas” de Germà Gordó, exsecretario del Govern de la Generalitat.

Según la resolución, Gordó dio instrucciones a Parra sobre cómo preparar las facturas de Hispart para Triacom en seis plazos mensuales. Antes de librar cada factura, Parra y Carbó mantenían una reunión en la que el productor audiovisual le decía al organizador de las campañas de CDC el concepto que debía incluir para su abono. “Este concepto estaba siempre relacionado con supuestas (y obviamente inexistentes) colaboraciones de Hispart [la empresa de Parra] en producciones audiovisuales de Triacom [la mercantil de Carbó] para la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales. El lunes de la semana pasada, Parra declaró como testigo ante el juez De la Mata.

El empresario manifestó que los conceptos en las facturas se hicieron a programas como Fish and Chips y El gran Dictat, en algunos casos por valor de más de 200.000 euros. “La cantidad total abonada por Triacom Audiovisual a Hispart S. A. por cuenta y en beneficio de CDC ascendió aproximadamente a 750.000 euros”, relata el magistrado en su resolución.

El caso 3% investiga la estructura para la financiación ilegal de la extinta Convergència que pusieron en marcha dirigentes del partido fundado por Jordi Pujol en connivencia con empresarios y cargos públicos. Los responsables “alteraban todo tipo de contratos públicos con la finalidad de dirigir los mismos hacia las empresas de los empresarios conniventes quienes, a su vez, realizaban donaciones al fundaciones ligadas a CDC”, como CatDem o Forum Barcelona, recuerda el magistrado. Los pagos en ocasiones iban vinculados a adjudicaciones concretas de contratos, y otras veces buscaban crear o mantener una buena relación con el partido gobernante en Cataluña y con los jerarcas de este, señala De la Mata.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >