Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Revilla condiciona el apoyo a los Presupuestos de Sánchez

El presidente autonómico reprueba la actitud del PSOE cántabro que amenazó con romper el pacto de gobierno si no apoyaban la investidura

Presupuestos de Pedro Sanchez
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, en la rueda de prensa de este jueves. EUROPA PRESS

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, le tiende la mano al Gobierno de Pedro Sánchez a pesar de no haber apoyado su investidura. El líder del Partido Regionalista de Cantabria anunció este jueves que está dispuesto a votar a favor de los Presupuestos si las cuentas contemplan los acuerdos a los que llegó su partido con el PSOE antes de la investidura fallida de julio. Revilla advirtió a los socialistas cántabros: “No me enfaden”.

El tono de Revilla fue bronco de principio a fin, pero sirvió como bálsamo. La tensión estaba en máximos hasta la noche del miércoles, cuando los socialistas recularon en su amenaza de romper la coalición PRC-PSOE en el Gobierno cántabro. Toca borrón y cuenta nueva. Ahora bien, el presidente cántabro exige aumentar las inversiones en Cantabria.

El PRC se mostró este jueves dispuesto a colaborar con Sánchez en temas relacionados con la agenda social pactada con Unidas Podemos. “Somos un partido progresista”, defendió este jueves el presidente autonómico en una rueda de prensa. José María Mazón, el único diputado del PRC en el Congreso, que votó no a Sánchez, señaló que los regionalistas apoyarán “incondicionalmente” al Ejecutivo central y que no lo piensan “boicotear”, pero le piden que “respete los acuerdos” para impulsar las infraestructuras de Cantabria firmados en junio. El documento incluye un compromiso del futuro Gobierno para construir el tren de Santander a Bilbao, informa Juan Navarro.

Revilla criticó las amenazas de sus socios en el Ejecutivo autonómico y aseguró que su formación no rompió el pacto con el PSOE porque, según sostuvo, ese acuerdo solo era válido para la legislatura pasada. Esta visión es totalmente contraria a la de los socialistas, que aseguraron en los últimos días que el pacto se rompió en el momento en el que el PRC retiró su apoyo a Sánchez. Este cambio en el sentido del voto se justifica, de acuerdo con Revilla, porque “el PSOE cambió” su posición con respecto al independentismo catalán que había defendido hasta antes de las elecciones del 10-N, cuando Sánchez mostró una línea más dura.

El acuerdo con Esquerra Republicana obligó a los regionalistas a cambiar el guion, algo que sorprendió a Ferraz. A pesar de que el presidente de Cantabria defiende que quiere mantener la coalición en el Gobierno regional, criticó la actitud del PSOE cántabro: “No estoy dispuesto a seguir en una coalición donde se ponga en duda la fidelidad del presidente autonómico”. Solo unas horas antes, el vicepresidente cántabro y portavoz del Ejecutivo regional, el socialista Pablo Zuloaga, compareció en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. Una reunión que estuvo marcada por la tensión. Revilla y su vicepresidente no se habían dirigido la palabra desde hacía una semana. En la comparecencia de Zuloaga tampoco se apreció una disminución en las tensiones entre los dos partidos. El líder del PSOE cántabro cargó duramente contra Revilla: “A mí nadie me va a dar lecciones de lealtad”.

La formación de Revilla ha convocado para el lunes, a la comisión de seguimiento del pacto de Gobierno. La ejecutiva del Partido Regionalista pondrá sobre la mesa dos condiciones para mantener el acuerdo con los socialistas: que “se respete a la figura del presidente autonómico” y “que se cumplan los acuerdos” en infraestructuras firmados el pasado verano. “El pueblo de Cantabria no tolerará humillaciones, ni represalias”, señaló Revilla.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información