Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La decisión de la Junta Electoral: un solo voto decanta la destitución de Torra

Los magistrados del Supremo que componen el órgano avalan por mayoría ejecutar la inhabilitación

El presidente de la Generalitat catalana, Quim Torra. En vídeo, los partidos de derecha asumen como propia la decisión de la Junta Electoral de inhabilitar a Torra.

La decisión de este viernes de la Junta Electoral Central de ejecutar la inmediata inhabilitación de Quim Torra, presidente de la Generalitat, se ha decantado por un solo voto. Según ha informado el propio órgano a través de un comunicado, hasta 6 de sus 13 componentes se han opuesto a la medida al considerar que la administración electoral carecía de competencias y, por tanto, debían rechazarse los recursos presentados por PP, Cs y Vox. De los miembros que han anunciado su voto en contra, tres son jueces del Tribunal Supremo y tres son catedráticos, lo que evidencia la división que se ha vivido en los dos grupos de profesionales que la componen.

Sin precedentes en el nivel de los Gobiernos autonómicos —aunque sí se ha cesado en el pasado por esta vía a, al menos, cuatro alcaldes—, la decisión ha llegado tras horas de intenso debate en un órgano que se nutre de dos tipos de especialistas. El máximo órgano electoral lo integran ocho magistrados del Tribunal Supremo designados a instancia del Consejo General del Poder Judicial y cinco catedráticos en activo de Derecho, Ciencias Políticas o Sociología, nombrados por el Congreso a propuesta de los partidos.

En el primer grupo se ha impuesto el sí a la destitución exprés del president de la Generalitat. Cinco de los jueces del alto tribunal, de diferentes sensibilidades, han votado a favor: Francisco José Navarro, Eduardo de Porres y Ana María Ferrer (considerada esta última, por ejemplo, del sector progresista), además del propio presidente del órgano, Antonio Jesús Fonseca-Herrero, y la vicepresidenta, Inés Huerta. En contra se han posicionado, por su parte, Antonio Vicente Sempere, María Luz García Paredes y José Luis Seoane.

Entre los catedráticos ha triunfado, en cambio, la oposición a la medida. De los cinco vocales de este tipo, tres la han rechazado: Inés Olaizola, catedrática de Derecho Penal de la Universidad Pública de Navarra y propuesta en su día por Podemos; Consuelo Ramón Chornet, catedrática de Derecho Internacional Público de la Universitat de València y avalada por el PSOE, y Juan Montabes, catedrático de Ciencia Política en la Universidad de Granada y también respaldado por los socialistas, en cuyas filas milita. Por su parte, los dos que han apoyado la destitución son Carlos Vidal, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), que contó con el apoyó del PP, y Silvia del Saz, catedrática de Derecho Administrativo de la UNED y propuesta por Ciudadanos, aunque también fue directora general del Suelo de la Comunidad de Madrid cuando presidía la región Esperanza Aguirre.

La brecha abierta este viernes en el seno de la Junta Electoral Central resulta más profunda que la surgida en abril del pasado año, cuando el órgano aprobó excluir a Carles Puigdemont y a Toni Comín de las listas para las elecciones europeas. Entonces, solo cuatro de los vocales votaron en contra de una decisión que anularía después la justicia ordinaria.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información