Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso podría llevar el primer pleno de investidura al límite del sábado 21

El debate se acortaría al máximo para resolverse en una sola sesión con la primera votación ese mismo día antes de las 24.00

Fecha elecciones generales 2019
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en el Palacio de la Moncloa. Getty

El reloj sigue su paso. Quedan solo seis días para evitar que se disuelvan las Cortes y que los españoles deban volver a las urnas para votar en las cuartas elecciones generales en cuatro años. El Rey ha decidido no proponer candidato tras reunirse con los líderes de las fuerzas políticas. Todavía quedan unos días para que se disuelvan las Cortes. El Congreso de los Diputados, por si acaso y según fuentes de su Presidencia, estudia todas las opciones, incluido estirar al máximo su potestad para llevar al límite un hipotético debate de investidura, con su primera sesión en un único día, el sábado 21 de septiembre, hasta lograr una primera votación esa misma jornada antes de las 24.00 para permitir otra, si esa no prospera, antes de ese límite de las 24.00 del lunes 23.

Estas son las fechas clave (aunque todo sigue siendo hipotético) para un posible acuerdo de investidura.

  • 19 de septiembre: Era, en principio, la fecha más probable para el pleno de investidura, si se produjera, porque significaría que hay visos de posibilidades para algún candidato. Así como ocurrió en julio, en esa hipótesis que parece ahora tan improbable, Sánchez hablaría ante los grupos parlamentarios pidiendo que lo apoyen con sus votos. La intervención no tendría límite de tiempo. A partir de ahí, los partidos de la oposición tomarían la palabra durante 30 minutos para exponer sus posturas, como establece el punto tres del artículo 171 del Reglamento de la Cámara baja.
  • 20 de septiembre: Ese día continuarían las intervenciones del resto de los grupos que no hubieran podido hablar la jornada anterior de ese teórico primer debate de investidura. Una vez terminados los discursos, comenzaría la primera votación. Sánchez, en ese caso, necesitaría el apoyo de la mayoría absoluta, un mínimo de 176 votos de 350. Si ese pleno no se convocara, aún quedaría tiempo para intentar otra sesión hasta el sábado 21, pero ésta debería convocarse con 24 horas de antelación por la Mesa del Congreso, es decir el viernes 20.
  • 21 de septiembre: Si, como parece, este martes no hay ningún candidato con apoyos para ser investido pero los posibles aspirantes no desisten oficial ni formalmente de intentarlo, el límite para desarrollar otro pleno sería el sábado 21 y tendría que acotarse por primera vez al máximo, con una intervención del aspirante más breve, aunque el reglamento no fija límite. La Junta de Portavoces tendría que aprobar la organización de ese pleno con intervenciones más cortas y fijar la votación ese mismo día con tiempo suficiente para que, de no prosperar como se exige esa jornada con mayoría absoluta, culminase con margen para organizar otro pleno aún más breve el lunes 23 de septiembre que acabase ya definitivamente con otra votación antes de las 24.00 con más síes que noes para el candidato.
  • 24 de septiembre: En caso de que la investidura fracasase, la disolución de las Cortes se publicaría en el Boletín Oficial del Estado. Con ello comenzaría la cuenta atrás para unas nuevas elecciones generales.
  • 1 al 8 de noviembre: La campaña electoral dura ocho días y no 15, gracias a una reforma de la ley de 2016, que los partidos aprobaron cuando se tuvieron que repetir las elecciones.
  • 10 de noviembre: Los españoles vuelven a las urnas por cuarta vez en cuatro años.

El papel del Rey, según la Constitución

El destino de la legislatura se conocerá cuando termine la reunión en La Zarzuela entre el rey Felipe Vl y el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. Una vez acabadas las consultas, y de acuerdo con el artículo 99 de la Constitución, pueden pasar tres cosas.

La primera es que el jefe del Estado proponga nuevamente a Sánchez para la investidura y que este acepte el encargo. En caso contrario, se abre un segundo escenario: que el líder socialista rechace el encargo del Monarca, como hizo Mariano Rajoy (PP) en 2016. Si esto sucede, las Cortes se disolverán el próximo 23 de septiembre. Una tercera posibilidad es que Felipe Vl constate la ausencia de un candidato con suficientes apoyos para ser investido. En este último escenario, también se convoca a unas nuevas elecciones.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información