Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno rechaza recuperar la oferta de coalición que hizo a Podemos en julio

Pablo Iglesias: “Si el PSOE quiere elecciones, habrá elecciones”

En vídeo, fragmento de la entrevista de Pablo Iglesias en la Cadena Ser.

El PSOE se mantiene firme en su rechazo a toda opción que no sea un Gobierno exclusivo de los socialistas, incluida la de recuperar la oferta de coalición que hizo a Podemos en julio, como ha pedido Pablo Iglesias este jueves. Y no parece que tenga ninguna intención de variar de estrategia. Lo ha dejado patente Pedro Sánchez, que a su llegada al Congreso se ha mostrado “esperanzado” en que la propuesta que hará la próxima semana terminará con la resistencia de Unidas Podemos a facilitar su investidura. “La propuesta será progresista, ambiciosa, transformadora y modernizadora y va a responder a las principales retos del país: cómo atajar la desigualdad, cómo crear oportunidades para la gente que no las tiene y cómo modernizar nuestra economía para garantizar un crecimiento sostenido”, ha manifestado.

Sánchez ha pedido “responsabilidad, generosidad y altura de miras” a todas las fuerzas políticas “para que no tengamos que vernos abocados a convocar el 23 de septiembre de nuevo a elecciones”. “El PSOE está trabajando en ello y me gustaría que el resto fuerzas políticas hicieran lo mismo. Antepongamos los intereses generales de España a los intereses de cada uno de los partidos políticos”, ha pedido antes de entrar al pleno extraordinario del Congreso en el que el Ejecutivo responderá sobre la gestión de la crisis del Open Arms.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, había insistido previamente este jueves en que cualquier acuerdo con el PSOE debe pasar por un Gobierno de coalición y ha rechazado cualquier otra fórmula de colaboración con los socialistas. Según Iglesias, un acuerdo que no implique la entrada de Unidas Podemos en el Consejo de Ministros dejaría al Ejecutivo en una situación de debilidad que abocaría a un adelanto electoral el próximo año. Iglesias ha dado a entender que si el PSOE no acepta gobernar en coalición habrá una nueva convocatoria electoral el próximo noviembre. "Si el PSOE quiere elecciones, habrá elecciones", ha asegurado en una entrevista de la cadena SER.

Iglesias ha asegurado que diría que sí a la última oferta que le hizo el Gobierno para gobernar en coalición "si se añaden las políticas activas" de empleo. En julio, el PSOE ofreció a Unidas Podemos una vicepresidencia de carácter social y tres ministerios. Los socialistas pusieron entonces dos líneas rojas: Podemos no podía acceder a las carteras de Trabajo y Transición Ecológica. En el último momento, sobre el estrado, durante la sesión de investidura, el líder de Podemos propuso cambiar la cartera de Trabajo por las políticas activas de empleo. Los socialistas no lo aceptaron.

"No se trata de tener varios gobiernos en paralelo sino uno con un liderazgo claro", ha considerado el ministro de Fomento en funciones tras escuchar la propuesta de Iglesias. Ábalos ha vuelto a recordar el clima de desconfianza entre el PSOE y Unidas Podemos. "No acabo de entenderlo, decía que lo que se ofreció en julio era humillante, irrespetuoso y nada serio y ahora resulta que está bien. Me deja perplejo", ha indicado Ábalos en una entrevista en La Sexta, en la que ha considerado que hay "falta de seriedad" en la formación de Iglesias.

"En julio nos ofrecieron gestionar menos del 5% del Presupuesto cuando representamos el 33%", ha explicado Iglesias. "Nos daban Sanidad con competencias transferidas, una vicepresidencia simbólica y dos secretarías generales convertidas en ministerios, las de Vivienda e Igualdad", ha dicho de manera crítica para después reconocer que aceptaría esta oferta como punto de partida de la negociación. "Decimos lo mismo que en julio. Si el PSOE vuelve a hacer la misma oferta nos sentamos con ellos. Y será cuestión de horas ponernos de acuerdo. Pero llevan 85 días sin hacer su trabajo", se ha justificado.

Fuentes de Podemos aseguran que con esta posición demuestran su "flexibilidad" para conseguir un acuerdo. No renuncian a las cuatro alternativas de estructura para un Ejecutivo conjunto que incluyeron en el documento de más de 100 páginas que Iglesias planteó al Gobierno el pasado martes. "Nos tenemos que sentar para empezar a hablar, no importa el punto por el que empecemos", aseguran otras fuentes del grupo parlamentario. La única objeción en esa mesa de trabajo sería limitar el pacto al programa.

Por otro lado, el PSOE ha anunciado este jueves que el próximo martes presentará un programa con 300 medidas  —como adelantó EL PAÍS— para negociar la investidura. "Lo vamos a estudiar con mucha atención en cuanto lo conozcamos", ha afirmado Iglesias, que ha asegurado que se ha enterado por los medios de comunicación de la existencia de ese documento.

La iniciativa de los socialistas se limita a una serie de medidas que en caso de no ser aceptadas se convertirá en el programa electoral para la cita del 10 de noviembre. No incluye ninguna propuesta de Gobierno conjunto ni hay opciones de estructura como las que Unidas Podemos plantea en su oferta. "Ya negociamos un acuerdo de Presupuestos", ha recordado Iglesias sobre el pacto que firmó con Sánchez en La Moncloa el octubre pasado. "Un acuerdo integral implica hablar de equipos", ha zanjado. El dirigente considera que el acuerdo fallido para las Cuentas Generales —no superó el trámite parlamentario y derivó en las elecciones del 26-A— fue un simulacro del "Gobierno a la portuguesa". De esta manera, Iglesias ha vuelto a descartar que su formación dé apoyo parlamentario al PSOE para que gobierne en solitario. "Terminó en un Gobierno débil e inestable", ha resumido. "La época del bipartidismo ha finalizado".

Actividad en el Congreso

La actividad del Congreso se ha reactivado esta tarde con un pleno extraordinario sobre la gestión del Gobierno en funciones de la crisis del Open Arms forzado por Unidas Podemos. La vicepresidenta del Gobierno Carmen Calvo, una figura esencial en las negociaciones y blanco de numerosas críticas en el partido de Iglesias, está dando cuentas en lugar de Sánchez. Todo, en medio de un clima de tira y afloja sobre las condiciones necesarias para que ambas formaciones logren un acuerdo.

La reunión entre Sánchez e Iglesias tendrá lugar la segunda semana de septiembre, cuando se celebren los encuentros con "partidos de carácter nacional", según ha explicado el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos. El próximo miércoles Sánchez viajará a Cantabria y al País Vasco donde, previsiblemente, retomará los contactos con el Partido Regionalista de Cantabria (PRC) y el PNV ante la investidura.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información