Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una comisión del Parlamento alemán debate una moción favorable a los independentistas catalanes

El texto presentado por Die Linke no cuenta con el apoyo del resto de los grupos

Carles Puigdemont comparece ante los medios en Bruselas.
Carles Puigdemont comparece ante los medios en Bruselas. REUTERS

La comisión de Exteriores del Parlamento alemana debatió el miércoles a puerta cerrada una moción a favor de los independentistas catalanes, a petición del partido de la izquierda Die Linke. La propuesta no ha contado con el apoyo del resto de fuerzas políticas, según coinciden fuentes parlamentarias.

La moción ocupa un folio y medio y se titula “preservar la democracia y el Estado de derecho en el conflicto catalán” y en ella consideran que el juicio a los líderes independentistas tiene “un carácter político” y que no creen que cuente con las garantías jurídicas necesarias. Zaklin Nastic, diputada de Die Linke y promotora de la iniciativa explica a este diario que “todos los demás partidos han votado en contra”. El también parlamentario de Die Linke, Diether Dehm, confirma que los partidos de la gran coalición en el Gobierno –el centro-derecha de Angela Merkel y los socialdemócratas- no han apoyado la moción.

Desde los Verdes, explican que rechazan el texto, que está previsto que pase al pleno después del verano. “La gran mayoría del Bundestag no comparte la opinión de Die Linke, están aislados en este tema. Tienen derecho a que se debata, pero eso no quiere decir que salga adelante”, explica por teléfono Gerhard Zickenheiner, responsable en el grupo parlamentario de Los Verdes de asuntos españoles. “No tenemos dudas de que el Estado de derecho y la democracia españolas gozan de buena salud”, añade.

La propuesta 19/9055 fue presentada formalmente a mediados de mayo en el Bundestag y la firman 17 diputados de Die Linke, el partido situado a la izquierda de la socialdemocracia y quinta fuerza del Parlamento alemán, con 69 escaños de 709. En ella, recuerdan que en Alemania, el tribunal de Schleswig-Holstein consideró en el caso de la solicitud de extradición del ex presidente Carles Puigdemont que no se daban los requisitos de violencia que requiere la ley alemana para la alta traición, el equivalente a la rebelión española.

Pese a que el proceso ha sido retransmitido en directo, en el texto, los parlamentarios de Die Linke aseguran que “se ha excluido al público del juicio” y piden “observadores internacionales” para el proceso judicial. Piden también garantías “para que se preserve el Estado de derecho” y que se ofrezca asilo político en Alemania a los perseguidos políticos acusados de rebelión y sedición que lo deseen. El artículo 76 de las reglas de procedimiento del Bundestag indica que los diputados pueden presentar mociones siempre que estén firmadas por el grupo parlamentario, como en este caso, o que cuente con el apoyo del 5% de los miembros de la Cámara.

Alemania es uno de los países donde líderes independentistas han buscado apoyo internacional. El ex presidente catalán, Carles Puigdemont, tejió contactos en el país, durante su estancia el año pasado. Puigdemont fue detenido el 25 de marzo de 2018 tras cruzar la frontera de Dinamarca en aplicación de la euroorden cursada por España. Pasó 12 días en una cárcel en el norte de Alemania y después se el prohibió abandonar el país, donde permaneció hasta que un tribunal alemán rechazó la entrega por rebelión y cerró el proceso el pasado 20 de julio. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >