Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Canadá niega la entrada en su territorio a Carles Puigdemont

El expresidente catalán recurrirá la decisión ante los tribunales

Carles Puigdemont
Carles Puigdemont, en el Trinity College de Dublín (Irlanda), este martes. PA Wire

Carles Puigdemont no pudo viajar a Canadá a comienzos de este mes debido a la negativa del Ministerio de Inmigración canadiense. El expresidente catalán estaba invitado a participar a partir del 2 de abril en Quebec en varios actos organizados por la Sociedad San Juan Bautista, una entidad independentista de la región francófona, pero el Gobierno denegó el permiso para que Puigdemont entrara en el país.

Gonzalo Boye, abogado defensor de Puigdemont, ha confirmado a este diario que ya han recurrido la decisión ante la Corte de Montreal, y esperan que se pronuncie pronto al respecto. Boye afirma que desconocen las causas que han llevado al Ejecutivo a impedirle la entrada. "Es un sistema bastante opaco, pero a través del recurso lo sabremos", señala.

En su gira por el país norteamericano, Puigdemont preveía, entre otras actividades, dar una rueda de prensa y visitar el Parlamento de Quebec. Según la asociación anfitriona, había obtenido ya el documento que le autorizaba a viajar en avión hasta el país, pero el Gobierno lo revocó, una potestad que la página web informativa sobre el trámite solo justifica por causas de seguridad como "espionaje, actividades subversivas, violencia, terrorismo o ser miembro de una organización implicada en actos criminales".

Aunque no se ha revelado de momento el argumento bajo el que se ha impedido la entrada del líder catalán, la entidad que invitó a Puigdemont acusa al Gobierno federal, encabezado por el liberal Justin Trudeau, de intervenir políticamente para imposibilitarle pisar el país. Y ha anunciado que hará todo lo posible para que finalmente pueda desplazarse desde Bruslas. "Es absolutamente vergonzoso que Canadá sea, una vez más, cómplice del autoritarismo español", ha criticado su presidente, Maxime Laporte.

La región francófona de Quebec celebró en 1980 y 1995 sendos referéndums de independencia en los que una mayoría optó por la permanencia en Canadá. Tras ambos fracasos, la fuerza del independentismo ha decaído hasta hacer desaparecer la cuestión de la agenda política. En las elecciones regionales de 2018, el secesionista Partido Quebequés perdió un tercio de sus votos y se quedó en una discreta tercera plaza con solo un 17% de los apoyos, seguida de la también independentista Quebec Solidaire, con un 16% de sufragios.

Puigdemont compareció este domingo en el club de prensa de Bruselas para valorar los resultados de las elecciones generales, que pese al retroceso de su partido calificó de "excelentes para Cataluña", y no hizo ninguna referencia a la negativa de Canadá a dejarle entrar en su territorio.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información