Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los presos del ‘procés’ con escaño tendrán que pedir permiso al Supremo para tomar posesión

Los cinco dirigentes independentistas están suspendidos para ejercer cargo público por haber sido procesados por rebelión y estar en prisión

Carteles electorales con retratos de Gabriel Rufián, Raúl Romeva, Oriol Junqueras, Carolina Telechea y Montse Bassa (con la boca tapada con la frase 'va de llibertad').

Consulta aquí todos los resultados de las Elecciones.

Los cinco dirigentes independentistas presos que se han presentado a las elecciones generales han obtenido escaño, cuatro en el Congreso de los Diputados —Jordi Sánchez, Jordi Turull y Josep Rull por Junts per Catalunya y Oriol Junqueras por ERC y uno, Raül Romeva (ERC), en el Senado, por lo que será la sala del Tribunal Supremo que les juzga por su presunta implicación en el procés la que deberá concederles permiso para que tomen posesión de sus nuevos cargos legislativos.

El reglamento del Congreso no exige la presencia de los diputados para recoger el acta en la junta electoral provincial a la que pertenezcan ni tampoco ir con ella al Congreso para cumplimentar los documentos personales, profesionales y de actividades. Pero sí deben ir personalmente el 21 de mayo al pleno de constitución del Congreso para adquirir la condición plena de diputados. Fuentes del Supremo señalan que, una vez que se compruebe con el reglamento que esta presencia es obigada, no se les impedirá acudir.

Las defensas y los magistrados ya hablaron ayer de manera informal sobre este asunto y el presidente dle tribunal, Manuel Marchena, les explicó que el Supremo aguardará a que el Congreso le comunique la designación de los diputados y establezca la necesidad de acudir a tomar posesión.  Lo previsible es que  las defensas de los cinco acusados soliciten permiso al tribunal para que sus defendidos puedan abandonar la prisión y poder acudir, al menos, a las sesiones del 21 de mayo para jurar o prometer su acatamiento a la Constitución aunque sea utilizando la fórmula "por imperativo legal" y adquirir así formalmente su condición de diputados.

A partir de ahí, se abren más incógnitas. Cuando sean formalmente parlamentarios, el tribunal prevé comunicar a las Cámaras que los cinco están suspendidos provisionalmente del cargo en aplicación del artículo 384 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (Lecrim), que prevé la suspensión automática para ejercer cargo público de los procesados por rebelión sobre los que se haya decretado la prisión provisional. Este artículo es el mismo que aplicó el Supremo para suspender provisionalmente a Junqueras, Romeva, Turull, Rull y Sànchez como diputados del Parlament cuando, el pasado verano, fueron procesados por rebelión.

Las defensas de los presos ya impugnaron entonces aquella decisión y volverán a hacerlo ahora con un nuevo argumento: los abogados advierten que el 384 bis de la Lecrim establece la suspensión automática del procesado por terrorismo o rebelión "que estuviere ostentando función o cargo publico", pero que no es aplicable para los cargos obtenidos con posterioridad. Fuentes del tribunal no comparten esta interpretación.

Si, como es previsible, el Supremo confirma la suspensión, será la próxima Mesa del Congreso la que decidirá cómo se ejecuta. En el caso del Parlament, el Supremo dejó en manos de la Cámara cómo hacerlo, pero sugirió una fórmula para evitar que los afectados tuvieran que renunciar a su escaño definitivamente para garantizar la mayoría parlamentaria de los dos grupos que sostienen el Govern. La propuesta que hizo el juez Pablo Llarena fue que otros diputados ocuparan temporalmente el puesto de los suspendidos, pero los grupos independentistas se negaron a acatar este mecanismo y el debate sobre cómo acatar la suspensión condujo a una profunda crisis entre los dos socios en el Govern que obligó a dejar sin actividad el Parlament durante varias semanas.

En este caso será la nueva Mesa del Congreso la que tendrá que decidir si permite que estos cuatro diputados sean sustituidos provisionalmente por otros o si la Cámara pasa a tener 346 diputados en vez de 350. Al Supremo le preocupa no alterar las mayorías parlamentarias, por lo que previsiblemente deje que sea el Congreso el que busque la mejor fórmula para aplicar la suspensión. 

Junqueras ha resultado elegido por ERC en Barcelona, cuya lista ha obtenido un total 712.822 votos (22,95%) y ha logrado una representación de ocho escaños en el Congreso. La lista de Jordi Sánchez, candidato por Barcelona de Junts per Catalunya (JxCat), se ha quedado en 314.583 votos (10,13%). La lista de JxCAT encabezada por Turull en Lleida ha obtenido 46.499 votos (20,73%), por lo que el exconsejero se ha hecho con el único escaño; mientras que Rull por Tarragona ha sido apoyado por 51.021 ciudadanos (12,25%), también el único escaño de la antigua Convergència por esta provincia. Romeva obtiene de largo su escaño en el Senado con más de 750.000 votos.

También ha resultado electo el abogado Jaume Alonso Cuevillas, que representa legalmente al expresident de la Generalitat de Cataluña huido en Bélgica Carles Puigdemont, al obtener 85.433 votos (22,44%) como cabeza de lista de Junts per Catalunya por Girona.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información