Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La masiva participación lleva a ERC a su primer triunfo en las generales

Los republicanos obtienen 15 diputados y el partido de Puigdemont se queda con siete

En vídeo, Gabriel Rufián celebra el triunfo de ERC en Barcelona. Vídeo: Atlas

Consulta aquí los resultados de las Elecciones.

Un partido independentista, Esquerra Republicana, ganó por primera vez este domingo unas elecciones generales en Cataluña. Lo hizo impulsado por una masiva participación (77,5%), la más alta desde 1982, que llevó a la formación de Oriol Junqueras a hacerse con la primera posición con 15 diputados, seguido de un partido socialista que, en línea con su ascenso en el conjunto de España, pasó de siete a doce escaños. El resultado del independentismo se redondeó con los siete diputados logrados por los herederos de Convergència Democràtica. Queda por ver hasta qué punto Pedro Sánchez buscará o no el apoyo de los independentistas.

La tensión vivida en Cataluña los últimos años —con la intervención de la autonomía en 2017 y el procesamiento y encarcelamiento de buena parte de su anterior gobierno— no solo no ha debilitado al independentismo sino que lo ha reforzado, como mínimo a los sectores que abogan por una vía pactada. ERC fue el gran vencedor de las elecciones de ayer en Cataluña con su candidato, Oriol Junqueras, en prisión preventiva acusado de, entre otros, un delito de rebelión.

Los republicanos sumaron 15 escaños, seis más que en las últimas elecciones. Además, lograron hacerlo sin desgastar excesivamente a su partido rival dentro del independentismo, Junts per Catalunya. La formación heredera de Convergència —con su candidato Jordi Sànchez también encarcelado— se hizo con siete escaños. Es el peor resultado histórico de este sector del nacionalismo, pero mejor de lo que le auguraban las encuestas. Su número dos, Laura Borràs, pasó por encima de las cifras y se limitó a destacar el resultado de la suma de las dos grandes formaciones secesionistas.

El conjunto del independentismo sumó el 39,4% de los votos, su máximo histórico y siete puntos más que en las últimas elecciones. Tendrán 22 diputados en el nuevo Congreso, cinco más que hasta ahora. Con todo, siguieron quedando lejos del 50%, esa mayoría social que suelen atribuirse y que nunca han alcanzado en unas elecciones. A ello contribuyó decisivamente la recuperación del Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC), que ha basado su campaña en lanzar un mensaje de reconstrucción de los puentes entre independentistas y no independentistas sin ceder ni a las peticiones de un referéndum de independencia ni a las exigencias de una nueva intervención de la autonomía que llegaban desde la derecha.

El gran reto del independentismo es cómo administra su victoria. Si Pedro Sánchez decide no pactar con Ciudadanos necesitará algún tipo de colaboración de Esquerra Republicana o de Junts per Catalunya, aunque sea en forma de abstención. Y los dos partidos saben que un Gobierno de Sánchez no accederá en ningún caso a la celebración de un referéndum de independencia. La cuestión será si los independentistas son capaces de mantener viva esta reivindicación sin ponerla como condición sine qua non para sustentar al nuevo Gobierno. La candidata de Junts per Catalunya Laura Borràs, en su discurso de la noche del domingo, no dijo nada sobre si el referéndum será o no una condición. Se limitó a decir que su objetivo ahora es consolidar la marca Junts per Catalunya. En el cuartel general de ERC el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, sí dijo que la “única” salida para el conflicto catalán es “votar en un referéndum de autodeterminación”.

Los grandes derrotados en Cataluña fueron el PP, que pasó de seis a un único diputado, y En Comú Podem, el partido de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que se vio perjudicado por el trasvase del voto útil de la izquierda hacia los socialistas. En Comú se quedó con siete de los 12 escaños que tenía. Ciudadanos quedó quinto, con cinco escaños, muy lejos de su victoria en las últimas autonómicas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información