Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El bloque de izquierdas gana las elecciones y el PP se desploma

La formación de Casado pierde la mitad de sus diputados y se queda sin representación en el País Vasco

Largas colas en el barrio de la Bordeta, en el colegio electoral Cavall Bernat, para votar. EL PAÍS

Consulte aquí todos los resultados de las elecciones generales

El PSOE ha ganado las elecciones generales de este 28 de abril en el Congreso de los Diputados, según los primeros datos del escrutinio, catapultado por la fuerte participación, especialmente en Cataluña. Con el 99,25% de papeletas escrutadas, la formación de Pedro Sánchez obtiene 123 diputados, a gran distancia de los 66 que obtiene el PP, la segunda fuerza, y de los 57 de Ciudadanos, la tercera formación, este 28 de abril. De acuerdo con el escrutinio casi finalizado, la formación de extrema derecha Vox entrará con cierta fuerza en el Congreso, con 24 diputados, aunque lejos de las altas expectativas que les daban los últimos sondeos. Unidas Podemos y sus diferentes marcas suman 42 escaños. En cualquier caso, y según estos datos iniciales, el bloque de izquierdas supera con holgura a la derecha. Las tres formaciones de derecha —PP, Ciudadanos, Vox y Navarra Suma— alcanzaban, a las 23.20, un total de 149 escaños juntos, frente a los 165 que aglutinan PSOE, Podemos y Compromís.

Los primeros votos recontados arrojan un fuerte desplome del Partido Popular, que cae de 137 diputados a apenas 65, aunque la formación de Pablo Casado mantiene el liderato de las fuerzas de la derecha. Este partido no obtiene, según los primeros datos, representación en el País Vasco y solo logra un escaño en Cataluña, en la provincia de Barcelona, el de Cayetana Álvarez de Toledo.

El bloque de izquierdas gana las elecciones y el PP se desploma
Sondeo de RTVE.
Sondeo de RTVE.

Entre las sorpresas de la jornada, con casi el 97% de votos escrutados, está la entrada en el Congreso de una formación nueva. El Partido Regionalista de Cantabria llevará al Congreso a José María Mazón, una de los principales hombres de confianza del presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla.

La participación a las seis de la tarde de este domingo ha marcado la relevancia y ha acentuado la incertidumbre de estas elecciones generales en las que dos bloques muy definidos se juegan su futuro: PSOE y Podemos, por un lado, y PP, Ciudadanos y Vox, por otro. Esa dura pugna, que ha azuzado el partido de Santiago Abascal, y una tensa campaña, ha empujado a los ciudadanos a votar desde primera hora de la mañana y se ha traducido en una de las mayores afluencias a las urnas de la democracia. La participación a esa hora era del 60,7%, nueve puntos y medio más que en 2016, según los datos del Ministerio del Interior. A las dos de la tarde, esa participación era del 41,49%, 4,5 puntos más que en los anteriores comicios generales.

Uno de los aspectos más relevantes, que han marcado la campaña electoral ha sido el de la unidad territorial y las reclamaciones independentistas. Más aún cuando la campaña ha coincidido con el desarrollo de la fase testifical del juicio a los líderes independentistas del procés, y con el candidato de ERC encarcelado y haciendo campaña desde prisión. Todo ello ha propiciado que la participación en Cataluña haya aumentado a esa hora 17,82 puntos con respecto a las elecciones de 2016, hasta el 64,20% del censo. Ese incremento ha sido especialmente acusado en las zonas tradicionalmente independentistas. Por circunscripciones, la participación ha sido del 64,79% en Barcelona (47,16% en 2016); 63,69% en Girona (45,13%); 60,60% en Lleida (41,13%), y 62,31% en Tarragona (44,76%).

La participación ha crecido en todo el país. En Aragón, ha sido del 62,3% frente al 50,86% de 2016, casi 12 puntos más. También destaca el dato de Navarra (del 51,77% al 60,97% de este 28 de abril, nueve puntos más) y el de País Vasco, 59,97% frente al 51,36% de los anteriores comicios. En Madrid ha votado el 65,10% frente al 54,48% (11 puntos más). Y en Andalucía se ha pasado del 50,25% al 57,27%, siete puntos más.

Al mediodía ya habían votado los candidatos de los principales partidos políticos que aspiran a la presidencia del Gobierno. En una jornada en general con buen tiempo en toda España y con normalidad en la práctica totalidad de las mesas electorales, los candidatos han hecho un llamamiento a la participación de los ciudadanos.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, el primero en votar, ha pedido una "mayoría parlamentaria lo suficientemente amplia como para que haya un Gobierno estable". El candidato del PP, Pablo Casado, ha pedido también un "Gobierno estable para evitar esta sucesión de elecciones y legislaturas fallidas que hemos vivido en los dos últimos años". Por su parte, Pablo Iglesias, de Unidas Podemos, ha reclamado "ser respetuosos con lo que la gente decida". Tras depositar su voto, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, afirmó que confía en "un cambio de etapa, de Gobierno y de era". Por su parte, el líder del Vox, Santiago Abascal, ha calificado las elecciones de "históricas".

Los españoles han votado más divididos que nunca. Separados entre el miedo a Vox que se detecta en todos los mítines de los partidos de centroizquierda y la furia contra el socialista Pedro Sánchez que se ve en los de centroderecha. Las imágenes de los últimos actos de Vox han alentado el temor de los progresistas a que pueda llegar al Gobierno la ultraderecha que muchos creían desaparecida en el único país de Europa que la tuvo en el poder hasta 1976. Las encuestas que dan vencedor a Sánchez alimentan la frustración de los conservadores que quieren echarlo.

Durante la jornada se han producido varios incidentes, entre ellos la muerte de un joven por causas naturales en el colegio electoral situado en la facultad de Derecho de la Universidad del País Vasco en San Sebastián. Otro varón de 80 años ha muerto poco después de haber ejercido su derecho al voto en la pedanía granadina de Talará, en el término municipal de Lecrín. El anciano empezó a sentirse mal y falleció mientras era trasladado hasta un centro médico.

En Cataluña, las candidatas de Ciudadanos y PP, Inés Arrimadas y Cayetana Álvarez de Toledo, han denunciado públicamente algunos incidentes cuando han acudido a votar. Dos personas han bloqueado el paso de la candidata de los populares al centro de votación y la presidenta de una mesa ha negado el saludo a la líder del partido naranja en la comunidad.

Los 36,8 millones de españoles con derecho a voto elegirán este domingo a 350 diputados del Congreso y 208 senadores. También hay elecciones autonómicas en la Comunidad Valenciana, con 3,6 millones de electores que decidirán si sigue en el poder la coalición de izquierdas. Los colegios cerrarán a las ocho de la tarde en la Península y a las nueve en Canarias. A partir de ahí comenzará a darse a conocer los datos del recuento de voto.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información