Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Junqueras llama al “diálogo y a no poner líneas rojas” para pactos postelectorales

El presidente de Esquerra se desmarca de Puigdemont y llama a evitar un Gobierno tripartito "de extrema derecha"

Oriol Junqueras, el 14 de febrero en el Supremo durante el juicio del 'procés'.
Oriol Junqueras, el 14 de febrero en el Supremo durante el juicio del 'procés'.

El presidente de Esquerra Republicana, Oriol Junqueras, se ha comprometido este jueves en una carta a la militancia a no poner “líneas rojas” después de las elecciones. El líder de ERC, que espera alcanzar su mejor resultado en el Congreso —el CIS le da 17 o 18 diputados, el doble de los que tiene ahora— ha llamado a no cerrar la puerta al diálogo para evitar un pacto entre los partidos de derechas, pero también ha avisado de que no regalará cheques en blanco al PSOE. Pese a este mensaje, ERC ha votado en el Parlament en contra de una moción que pedía el abandono de la unilateralidad.

El partido afronta con optimismo estos comicios, para los que el CIS prevé que obtenga hasta 18 escaños, convirtiéndose en la primera fuerza política en Cataluña. Las encuestas validan así el discurso de ERC en los últimos meses, con el que busca diferenciarse de Junts per Catalunya, controlada por el expresidente Carles Puigdemont. Con la intención de “ampliar la base” del independentismo, la estrategia de ERC se basa en presumir de una defensa del diálogo y de estar alejados de posiciones que lleven al bloqueo. Sin embargo, los republicanos han escenificado este jueves que pueden defender una posición ante las elecciones, y mantener una contraria en el Parlament.

En el pleno, ERC ha votado junto con Junts per Catalunya y la CUP para tumbar un punto de una moción propuesto por Catalunya en Comú-Podem, en el que se pedía la renuncia a la vía unilateral. Los partidos independentistas han votado en contra en un pleno especialmente crispado.

Pese a la votación en la que ERC defiende la vía unilateral, Junqueras ha marcado distancias con Junts per Catalunya en su carta a la militancia desde la prisión. Asegura que no hay nadie más independentista que él y que el partido que preside, y reivindica que “nadie es más dialogante que Esquerra Republicana”. El líder de ERC mantiene que “nadie debería cometer el error de fijar líneas rojas que a la hora de la verdad se conviertan en un cheque en blanco para un Gobierno tripartito de extrema derecha”. Pero tampoco se lo pondrá fácil al PSOE, a los que avisa de que no regalará cheques en blanco “que actúen como líneas rojas para una verdadera democracia en Cataluña”. Junqueras reitera que esta democracia pasa por un “referéndum inevitable”. En la carta, el presidente de ERC reitera su compromiso con la independencia, aunque en esta campaña no fija un plazo para conseguirla.

La última sesión del Parlament antes del 28-A ha terminado con la expulsión del diputado del PP Santi Rodríguez, que sin tener el uso de la palabra ha recriminado la intervención de una diputada de la CUP. La discusión aludía a los incidentes que, por la mañana, tuvieron lugar en la Universitat Autònoma de Barcelona, donde un grupo de estudiantes intentó boicotear un acto en el que participó la candidata del PP por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo.

En el pleno, Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos en Cataluña, ha exhibido unos lazos amarillos que ha asegurado haber sacado del espacio público, y ha retado al director de la Oficina de Derechos Civiles y Políticos, Adam Majó, a que le apuntase en “una lista negra”. Arrimadas, en uno de sus últimos plenos como jefa de la oposición, ha aconsejado al presidente Torra a que “rece para que Sánchez se mantenga en el Gobierno”, y ha asegurado que si Ciudadanos gana las elecciones “se acabará la ganga de los chiringuitos”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información