Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Torra provoca tensiones en el Govern al involucrar a los Mossos en el conflicto de los lazos

ERC se ha desmarcado del presidente desde primera hora del viernes retirando la simbología del departamento de Economía

Quim Torra interviene en la entrega de los XXI Premios ASPID. En vídeo, Torra quita los lazos amarillos y los sustituye por una pancarta a favor de la libertad de expresión.

La crisis de los lazos amarillos y la gestión que el presidente catalán Quim Torra ha hecho de la misma ha puesto de nuevo en el disparadero a los Mossos d'Esquadra. Al final ha sido la policía catalana la que ha tenido que supervisar –y en algunos casos puntuales ejecutar- la retirada de los símbolos prohibidos por la Junta Electoral Central y esto es precisamente lo que no quería ni buena parte del Gobierno catalán ni, por supuesto, Mossos. Solo el presidente y un reducido núcleo de colaboradores siguen defendiendo la actuación realizada y que ha acabado con los lazos retirados y el presidente de la Generalitat ante la Fiscalía.

A primera hora de la mañana de este viernes los departamentos gobernados por Esquerra Republicana han decidido hacer visible su rechazo a la insistencia de Torra con los lazos comenzando a retirar simbología independentista de sus fachadas antes de que el equipo del presidente hiciera lo propio en la sede de la Generalitat.

Faltaban seis horas para que expirase el plazo dado por la Junta Electoral Central y quien ha retirado visiblemente la pancarta de los presos ha sido el vicepresidente y consejero de Economía, Pere Aragonès, el máximo exponente de ERC dentro del Govern. A partir de ese momento otros departamentos lo han seguido, especialmente los que dirigen los republicanos. La consigna en estas consejerías era no dejarse arrastrar hacia una lucha estéril que, todos sabían, acabaría con una retirada de carteles voluntaria o forzosa.

En las últimas horas varios consejeros habían emitido discretamente el mensaje de que no había que mezclar a los Mossos d’Esquadra con una pugna política simbólica. El cuerpo policial, ya muy tensionado los últimos meses por el proceso independentista, pide a gritos unos meses de tranquilidad y salir del foco partidista. En lugar de esto, la Junta Electoral -tras constatar que Torra no obedecía ayer sus órdenes de retirada de pancartas- ordenó al cuerpo, a través del consejero del Interior, Miquel Buch, la retirada de los símbolos.

No es la primera vez que las acciones de Torra tensionan a los Mossos. "Nos llevan al límite", lamentan fuentes policiales, sobre el hecho de que la policía acabe siendo la solución de todos los conflictos. "Podrían haberlos retirado ayer o a primera hora, pero han esperado al último momento", añaden otros mandos del cuerpo. La última crisis con Torra fue cuando el presidente cuestionó abiertamente al cuerpo de policía de Cataluña por la carga que efectuó durante una manifestación en Girona convocada por colectivos independentistas y antisistema. Entonces Torra tuvo que rectificar , pero el resquemor por aquellas críticas ha calado en el cuerpo policial. En el día de hoy, Torra ha hecho mención explícita en un comunicado a que "respeta la actuación de los Mossos d'Esquadra" como policía catalana y "cuando actúan de policía judicial de la justicia española".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información