Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Susana Díaz a Ferraz: “Vine al PSOE de la mano de los militantes y me iré de la mano de ellos”

El PSOE de Andalucía no se muestra inquieto ante los comentarios de dirigentes nacionales sobre la sustitución de su secretaria general

Susana Díaz, en la toma de posesión de Juan Manuel Romero.

Susana Díaz está dispuesta a quedarse como líder de la oposición y a mantenerse al frente del PSOE andaluz hasta lograr de nuevo recuperar el poder en la comunidad y no se siente compelida por las declaraciones de varios miembros de la dirección de su partido que han cuestionado su futuro al frente de su federación más numerosa. “Vine al PSOE de la mano de los militantes y me iré de la mano de los militantes”, ha asegurado la ya expresidenta de la Junta antes de la toma de posesión de su sucesor, el popular Juan Manuel Moreno.

Díaz considera que esa confianza se le otorgó en julio de 2017, cuando ganó las primarias para dirigir el partido (se quedó sin rivales al tener el apoyo de más de la mitad del censo del partido) y que se renovó en noviembre de este año en el proceso de elección interno para ser elegida candidata del PSOE a las elecciones autonómicas del dos de diciembre. Así lo reconoció el 11 de enero cuando compareció por primera vez ante los medios tras conocerse los pactos entre PP, Ciudadanos y Vox para garantizar un Gobierno alternativo de derechas en la Junta. Entonces, además, esgrimió el más de un millón de votos cosechado en las urnas —y que le otorgó una victoria insuficiente— como otro aval de su respaldo. “Ganar 36 años después tiene una fortaleza enorme y eso lo reconocen en Ferraz”, advirtió.

Díaz se sometió a su primer proceso de primarias en 2013, para ser candidata al Gobierno andaluz y suceder a José Antonio Griñán. Entonces también volvió a proclamarse aspirante única ya que sus otros oponentes no lograron reunir los avales suficientes para poder concurrir al proceso de selección interno.

Desde el PSOE andaluz tampoco parecen preocupados por la tutela de las listas para las municipales que pretende la dirección federal. El comité federal solo puede vetar o imponer al candidato a la alcaldía en aquellos municipios con más de 50.000 habitantes. Pero para el resto de los aspirantes, los socialistas andaluces van a aplicar “en cumplimiento con los Estatutos”, señalan fuentes de la formación, un sistema de listas abiertas separado entre hombres y mujeres y por orden alfabético. “Será el militante el que elija marcando con una cruz”, explican. Un mecanismo que dificultaría la supervisión por parte de la comisión federal de listas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >