Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pedro Sánchez anuncia una subida del 2,25% del sueldo de los funcionarios

El presidente del Gobierno comparece en el Senado para explicar aspectos generales de su política

Pedro Sánchez, en una imagen de archivo en el Senado. En vídeo, el sueldo de los funcionarios subirá el próximo 1 de enero.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado en el Senado este martes que el Gobierno aprobará el viernes, en el Consejo de Ministros que se celebrará en Barcelona, la subida del salario de los funcionarios del 2,25% para el año que viene. A ello se podrá añadir un 0,25% variable ligada a la evolución del PIB y otro 0,25 de fondos adicionales, según ha revelado en su comparecencia en una sesión plenaria del Senado con un único punto en el orden del día sobre los aspectos generales de la política del Gobierno. En total, en un escenario óptimo, la subida salarial podría alcanzar el 2,75%, siempre que el PIB creciera un 2,5% frente a la previsión del 2,3%. El anuncio sobre medidas laborales anticipado por el presidente del Gobierno en la recepción navideña del lunes en La Moncloa no fue tanto: la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, ya aseguró este lunes que se subirían los salarios de los empleados públicos a partir del 1 de enero. 

El Ejecutivo ya se comprometió a mediados de noviembre a garantizar un incremento salarial mínimo del 2,25% para los empleados públicos el próximo año con independencia de la aprobación de los Presupuestos. Los sindicatos CC OO, UGT y CSIF obtuvieron la garantía del Gobierno de que se cumpliría el acuerdo salarial a tres años acordado el pasado marzo con el Gobierno de Mariano Rajoy. Entonces se alcanzó un principio de acuerdo para mejorar las condiciones laborales de los funcionarios durante el periodo 2018-2020. La fórmula empleada por el Ejecutivo socialista sería vía decreto. El portavoz de los populares en el Senado, Ignacio Cosidó, ha acusado a Sánchez de ser "un poco chupón” por gobernar con los Presupuestos del PP y, ahora, anunciar una subida del sueldo a los funcionarios que había pactado el Gobierno de Mariano Rajoy con los sindicatos tres meses antes de que el PSOE llegara a La Moncloa.

La comparecencia de Sánchez, solicitada en agosto por el PP, se produce en un momento crucial de la política española y de la crisis catalana, en la que confluyen la derrota del PSOE en Andalucía, el inicio del juicio al procés y la celebración del próximo Consejo de Ministros en Barcelona, donde se podría producir un encuentro entre el presidente del Gobierno y el de la Generalitat, Quim Torra.

El presidente ha reivindicado el Estado de las autonomías como uno de los "mayores éxitos" de la democracia y ha afirmado que "dentro de la Constitución, todo; y fuera, nada". En ese sentido, ha señalado que su Gobierno ha apostado siempre por el diálogo y por la Constitución. Sánchez ha alertado de que "algunos" ven en la crisis territorial suscitada por el pulso al Estado del independentismo catalán la "oportunidad para derruir la España autonómica y volver al centralismo predemocrático". Frente a esa tentación, el presidente ha asegurado que es un "firme defensor" de la España autonómica. "La España autonómica ha sido sinónimo de progreso y bienestar social; impulsora de cohesión social y territorial, pilares fundamentales para la convivencia y la concordia", ha enfatizado.

El presidente ha aludido a cinco grandes transformaciones en la próxima década para “recuperar el tiempo perdido” tras la Gran Recesión de 2008. En primer lugar, Sánchez ha incidido en la derogación de los “aspectos más lesivos” de la LOMCE y en revertir tendencias como el abandono escolar y de la FP y la consiguiente pérdida de talento. Para el fortalecimiento del Estado del Bienestar ha incidido en la necesidad de una “reflexión profunda” sobre el sistema fiscal para la sostenibilidad de la sanidad y otros servicios públicos.

Sánchez también ha reivindicado la subida del salario mínimo del 22% que el Consejo de Ministros aprobará este viernes. “Un país rico como España no puede tener trabajadores pobres”, ha sentenciado. La apuesta por que España esté a la “vanguardia” de la lucha contra la degradación del medio ambiente es otro de los compromisos del Gobierno, que pretende aprobar una Ley de Cambio Climático antes de final de año. Por último, el presidente ha vinculado su Gobierno con la regeneración institucional: la medida estrella seria la limitación de los aforamientos, que no cuenta con el respaldo de resto departidos por considerarla precipitada o poco ambiciosa.

El presidente ha defendido, asimismo, su proyecto presupuestario ante la votación que se producirá el jueves en el Congreso de los Diputados sobre la senda de déficit del Gobierno. Sánchez ha hecho un llamamiento al Senado a apoyarla, apelando a su condición de "foro de encuentro de la España de las autonomías". "Apelo al Senado para que no bloquee más recursos para la educación, la sanidad y los servicios sociales. Está en mano de esta Cámara ser parte de la solución o contribuir al bloqueo", ha afirmado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información