Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Estado saca a subasta bienes del narco Marcial Dorado valorados en 15 millones

Dos de sus hijos, absueltos de blanqueo del narcotráfico, han impugnado el acto porque reclaman parte del enorme patrimonio incautado

Marcial Dorado durante el juicio
Marcial Dorado durante el juicio EFE

El hotel Wellington de Madrid acogerá este martes a mediodía la subasta del primer lote de decenas de bienes decomisados en el mayor proceso por blanqueo de dinero del narcotráfico en Galicia, en el que fue condenado Marcial Dorado en sentencia firme del Tribunal Supremo en febrero de 2016. Pero la venta de estos inmuebles (valorados en más de 15 millones de euros) ha sido impugnada por dos de los hijos de Dorado al haber sido absueltos de actuar como testaferros de su padre, el histórico contrabandista gallego, que cumple condena de 16 años por narcotráfico y blanqueo de capitales. Marcial y Lidia Dorado están inmersos en una reclamación judicial como socios en las empresas propietarias de todo el patrimonio intervenido, lo cual podría complicar todo el proceso de adjudicación promovido por el Plan Nacional sobre Drogas a través de la llamada ley de fondo.

En el lote que saldrá a subasta figura un ático en la localidad de Baiona (Pontevedra), con un precio de salida de 160.200 euros; varias fincas rústicas en Higuera de Dueñas (Ávila) con un tipo de primera subasta fijado en 97.637 euros, y un edificio histórico en el centro de Vilagarcía de Arousa tasado en 170.000 euros. Todos estos bienes están a nombre de las sociedades Mitulo y Programallo que siguen operando bajo una administración judicial.

No es la primera vez que un concurso público es impugnado por los herederos de conocidos personajes del narcotráfico. En enero de 2008, las dos hijas de Laureano Oubiña y Esther Lago lograron paralizar la adjudicación del pazo Baión, considerado el icono del blanqueo en Galicia. El incidente tenía su origen en la demanda que ambas interpusieron como herederas de su madre, copropietaria de la finca y fallecida antes de ser juzgada por blanqueo, por lo que reclamaron su parte en una demanda contra el Estado ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Estrasburgo permitió la venta del famoso pazo alegando que las demandantes no habían agotado las vías legales en España, un proceso todavía abierto en el Tribunal Supremo.

La condena de seis años por blanqueo contra Marcial Dorado supuso el mayor varapalo judicial de la historia del narcotráfico gallego por el valor del patrimonio y del dinero intervenido que fue localizado en cuentas bancarias de Suiza, islas Vírgenes Británicas, Panamá, Belice, Liechtenstein, Portugal y Bahamas y que supera los 20 millones de euros.

Después de todos los esfuerzos de la defensa y los acusados por demostrar durante los dos meses de juicio que la enorme fortuna intervenida a Marcial Dorado procedía del contrabando de tabaco desde los años noventa, fueron alegatos inútiles para el tribunal que además de desmontar esta versión de los hechos ordenó el decomiso de todos sus bienes, incluido su chalé de A Illa de Arousa, tasado en 3,4 millones. Bienes que figuran a nombre de nueve sociedades extranjeras y 19 españolas.

La leyenda en torno a Marcial Dorado como uno de los jefes de los tres grupos que levantaron hace 40 años el lucrativo negocio del contrabando de tabaco en Galicia se amplificó en 2013 al revelar este periódico la estrecha amistad que mantuvo en la década de los noventa con el actual presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, entonces alto cargo del Gobierno de Manuel Fraga.

En febrero de 2017 la Audiencia Nacional le concedió el primer permiso carcelario después de permanecer en prisión desde 2009, cuando fue detenido por blanqueo. Fue el primer paso para obtener el tercer grado penitenciario que tendrá que llegar en 2019.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información