Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Franco: “La alternativa a La Almudena es que se quede en el Valle de los Caídos”

El abogado de la familia del dictador niega cualquier negociación con el Gobierno

Acción del artista Tenreiro sobre la tumba de Francisco Franco en El Valle de los Caídos. En vídeo, declaraciones de José Luis Ábalos (PSOE).

La familia Franco está dispuesta a utilizar todos los recursos para evitar la exhumación del dictador. “La única alternativa a que no vaya a La Almudena es que se quede en el Valle de los Caídos”, ratifica a EL PAÍS el abogado de los siete nietos de Franco, Luis Felipe Utrera-Molina. El letrado niega cualquier negociación con el Gobierno y afirma que en los contactos con la Iglesia “al máximo nivel” no les han pedido que renuncien a su cripta en la catedral.

El abogado que representa a la familia Martínez Bordiu-Franco, es decir a los siete nietos del dictador, leyó varias veces con detenimiento el comunicado oficial de la Santa Sede donde se matizaba la optimista versión ofrecida por la vicepresidenta, Carmen Calvo, sobre el resultado de sus gestiones en Roma el pasado lunes con el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin. Y ahora confiesa que encontró varias razones en ese inusual texto para ser optimista hacia sus intereses. Sobre todo cuando en el comunicado se alude a que el Vaticano no se pronunció en ningún momento sobre el mejor lugar para ubicar los restos de Franco si se produce la exhumación y, especialmente, cuando se alude a que en ese caso no se opondrían a ese traslado “si así lo decide la autoridad competente”.

El letrado Luis Felipe Utrera-Molina defiende que la autoridad en ese supuesto es el prior del Valle de los Caídos, donde está enterrado Franco desde hace 43 años, y que rechaza la exhumación. La familia Franco también y el abogado advierte de que están dispuestos a “agotar todos los recursos” y llegar a la vía judicial si el Gobierno decide actuar unilateralmente.

La vicepresidenta del Ejecutivo Carmen Calvo ha avanzado que podrían recurrir al espíritu del artículo 15 de la ley de memoria histórica para evitar que los restos de Franco se depositen en la cripta que la familia compró en la catedral de La Almudena con el argumento de evitar que se produzcan allí actos de exaltación o enaltecimiento de un dictador. El abogado de los Franco no atisba ningún recorrido a esa amenaza. Sostiene que el Gobierno “se está poniendo una venda antes de la herida y no puede ni prohibir a una familia enterrar a sus muertos ni dictar una ley de caso único contra los Franco porque eso lo prohíbe la Constitución”.

Luis Felipe Utrera-Molina defiende que enterrar a Francisco Franco o incluso a su difunta esposa, Carmen Polo, en la cripta familiar de La Almudena, algo que tampoco descarta, “no tiene nada que ver con convertir ese templo en un mausoleo porque se vaya allí a rezar o porque haya una placa con su nombre”. El abogado no cree que el Gobierno vaya a llegar “al absurdo de dictar una ley de artículo único para prohibir rezar o poner una flor en la tumba de Franco” y mantiene que eso nunca podría considerarse un acto de exaltación o enaltecimiento del franquismo. La familia, dice, no quiere ni volver a enterrar a Franco por segunda vez, 43 años después, ni llevarle al panteón del cementerio de Mingorrubio en El Pardo.

Contactos con la Iglesia

Sobre el diálogo recomendado por la Santa Sede para encontrar una solución a este embrollo, el abogado de los Franco niega contacto alguno, ni oficial ni serio, con el Gobierno. Escucharon la promesa que realizó en el Parlamento el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sobre que iba a procederse al traslado “en breve”. Y luego solo se admite que hubo un intento indirecto de interlocución en verano a través del director general de Patrimonio con un nieto de los Franco en el que se le comunicó que se iba a llevar a cabo la exhumación y se le preguntó por algunos detalles sin negociar nada.

En los últimos días tampoco se ha producido ninguna negociación. Sí las ha habido y “al máximo nivel y recientes” con la cúpula de la Iglesia católica en España. Pero el abogado niega que se les haya insinuado siquiera que estaría bien que la familia accediese a renunciar a sepultar al dictador en La Almudena. Asegura que nunca se lo han pedido, ni pública ni oficial ni privadamente: “A la familia no se les ha trasladado eso en absoluto sino que, por supuesto, tienen todo el derecho a enterrarlo en la sepultura de su propiedad”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información