Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Esquerra se desmarca del ultimátum de Torra al Gobierno

Rufián recuerda al 'president' que “los ultimátums los carga el diablo”

El portavoz adjunto de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián. Javier Etxezarreta EFE

Diversos representantes de ERC en el Congreso y el Parlament se han desmarcado este miércoles del ultimátum con el que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, dio un mes al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para presentar una propuesta de referéndum en Cataluña con la amenaza de retirarle el apoyo parlamentario. El líder de la formación en el Parlament ha pedido al soberanismo que abandone las "gesticulaciones", el mismo término con el que se ha referido el Gobierno al anuncio que Torra hizo en el Parlament. El portavoz adjunto de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha recordado que "los ultimátums los carga el diablo". "Por ERC en Madrid habla ERC en Madrid", ha zanjado el diputado.

En los pasillos del Congreso, Rufián ha evitado apoyar el ultimátum lanzado por el presidente de la Generalitat. El diputado ha subrayado que Torra "es el president", pero que solo el grupo parlamentario puede hablar por los diputados de ERC en la Cámara baja. En esta misma línea, la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, ha asegurado en un desayuno informativo celebrado en Madrid que no sabía "a quién representa en ese momento" el presidente catalán, puesto que ERC "no sabía" que iba a lanzar ese ultimátum en el debate del Parlament.

"Lo digo con cariño y respeto, por el grupo parlamentario de ERC en Madrid solo habla el grupo", ha comentado Rufián. En Barcelona, el diputado de ERC en el Parlament Gerard Gómez ha reconocido que en su grupo no conocían que Torra iba a lanzar ese mensaje durante su intervención en el debate de política general de Cataluña, aunque ha matizado que su partido comparte "la visión" de lo planteado por Torra. "Hablamos en general del discurso, sabíamos las líneas genéricas y de las propuestas, pero el detalle concreto, no", ha afirmado Gómez en una entrevista en RNE.

El presidente del grupo de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, ha dado un paso más durante su intervención en el debate que continúa este miércoles en el Parlament y ha pedido a todas las formaciones independentistas "menos gesticulación y más estrategia". "Quien prometa atajos es un ingenuo o nos engaña", ha advertido. Lo que no hará Esquerra, según ha añadido, "es vender humo".

El Gobierno ha deslizado que había algo de sobreactuación en el ultimátum del president. "El derecho de autodeterminación no cabe en nuestro ordenamiento jurídico", ha incidido Batet, que ha distinguido entre las "gesticulaciones" de Torra y "el diálogo, que existe porque funcionan las comisiones bilaterales con Generalitat". Batet ha visto claro que, con la amenaza lanzada desde el Parlament, Torra "no representaba" a ERC ni tampoco a los grupos de trabajo del Govern que ese mismo día estaban reunidos con el Ejecutivo de Sánchez para hablar de políticas de vivienda. Y ha emplazado a Torra a "decidir si sigue representando a una minoría radical o se suma al diálogo fructífero" abierto entre el Gobierno español y la Generalitat.

La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ya había asegurado este martes que el Gobierno "no acepta ultimátums" y que Torra no tenía que esperar al mes de noviembre para conocer la postura del Ejecutivo: "La contestación es autogobierno sí, independencia no. El Gobierno catalán debe respetar la convivencia y los derechos de nacionalistas y no nacionalistas. Hemos de recordar a la Generalitat una vez más que una sociedad dividida es una sociedad sin futuro", dijo Celaá.

Sin embargo, el Ejecutivo está muy preocupado por la escalada verbal de Torra, que no estaba en el guion previsto por Pedro Sánchez. En La Moncloa creen que ha sido una respuesta a la tensión que se vivió en la noche del lunes, cuando decenas de manifestantes cercaron el Parlament y la policía autonómica cargó contra ellos para disolverlos. Torra trataría así de buscar de nuevo el enemigo exterior para evitar la confrontación interna dentro del independentismo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información