Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP quiere más tiempo para una reforma constitucional que elimine los aforamientos

Ciudadanos califica como "fraude" la propuesta del presidente del Gobierno porque consideran que "blinda los delitos por corrupción"

Dolors Montserrat y Teodoro García charlan con otros miembros del Partido Popular en el Congreso.

La moción de Ciudadanos para reformar la Constitución y eliminar aforamientos llega este martes por la tarde al Congreso con enmiendas de varios partidos para que no se limite solo a los políticos. El Partido Popular (PP) ha sido el primero en responder pidiendo tiempo. Los populares instan al Parlamento a solicitar informes al Consejo de Estado, el Consejo General del Poder Judicial y la Comisión General de Codificación sobre "el régimen de los aforamientos en España, su adecuación a la Constitución, su origen, justificación y las reformas necesarias para la limitación y, si procediera, supresión de todos los aforamientos". Es decir, antes de dar su apoyo, fundamental para que salga adelante, solicitan una gran cantidad de información previa.

La lista de requerimientos del PP incluye que, una vez elaborados los informes, sean remitidos al Congreso y al Senado así como a todas las asambleas legislativas y órganos de gobierno de las comunidades autónomas. El partido también quiere que se cree una ponencia en la Comisión Constitucional para elaborar "proposiciones de reforma constitucional y reformas legislativas en las que se articule la supresión de los aforamientos" y que las comunidades autónomas constituyan los órganos que sean necesarios para la reforma de sus Estatutos, y que, de esta manera, la supresión de los aforamientos de los diputados autonómicos se haga de manera independiente. El PSOE se ha posicionado en esta misma línea, apoyando que se amplíe la reforma e invitando a las autonomías a que se sumen a esta medida.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, promotor de la moción, ha pasado de arrogarse el mérito de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, propusiera la supresión de los aforamientos a calificarlo de fraude por querer "blindar" los delitos de corrupción, al excluir los delitos cometidos en el ejercicio del cargo. "¿De qué estamos hablando? Es una tomadura de pelo a los españoles", ha lamentado durante una intervención ante su grupo parlamentario.

La iniciativa compromete a la Cámara a reformar, en tres meses como máximo, los artículos 71.3 y 102.1 de la Constitución, para promover la supresión de los aforamientos de diputados, senadores y miembros del Gobierno. El Ejecutivo necesitaría el apoyo del PP para sacar adelante cualquier modificación, ya que los populares son indispensables tanto para tener una mayoría (sea absoluta o de tres quintos) en el Senado como de dos tercios en el Congreso. Podría salir adelante con los votos de Ciudadanos, el PSOE y Unidos Podemos, que ayer por la tarde continuaban negociando enmiendas.

El PNV pide suprimir la inviolabilidad del rey

El PNV ha ido un paso más allá al plantear en su enmienda a la propuesta de Ciudadanos que no se aplique solo a diputados y senadores, sino que se extienda a la Familia Real, al Poder Judicial y a las Fuerzas de Seguridad. "Vamos a eliminarlos, pero todos", ha dicho Aitor Esteban, portavoz del partido vasco en el Congreso. Los nacionalistas quieren que se modifique el artículo 56.3 de la Constitución para acabar con "la inviolabilidad del rey en su actividad institucional".

Esteban confía en que Ciudadanos acepte la propuesta de su formación porque, asegura, "sacan pecho con la igualdad de todos los ciudadanos y la regeneración de la democracia. Aquí que se retrate todo el mundo". El PSOE está en contra de suprimir la inviolabilidad del rey. Si la enmienda de los nacinalistas vascos saliera adelante afectaría al título II de la Constitución, que se refiere a la Corona. Es decir, una modificación de este tipo supondría una reforma más amplía que incluiría la disolución de las Cortes, elecciones y referéndum de aprobación.

Unidos Podemos mantiene su exigencia de que cualquier reforma constitucional debe ir acompañada de una consulta ciudadana. "Estamos a favor de eliminar la inviolabildiad del rey, nadie puede estar por encima de la ley", ha dicho Ione Belarra, portavoz adjunta en el Congreso. Esta premisa ha provocado que la formación se oponga, finalmente, a la moción de Ciudadanos. "No la vamos a apoyar porque no han aceptado la enmienda del PNV y consideramos que todos somos iguales ante la ley, con independencia del apellido", ha explicado.

"Hemos valorado que este debate tiene que ver con una reforma constitucional, no se puede hacer de manera exprés", ha puntualizado Belarre, y ha reiterado que demandarán que haya cambios en la ley electoral, la eliminación de las puertas giratorias y el blindaje de derechos sociales, como la vivienda.

Con información de Javier Casqueiro, José Marcos, Ana Marcos y Elsa García de Blas.

Más información