_
_
_
_

Sánchez apoya a Carmen Montón pese a las presiones internas para que dimita

“Está haciendo un trabajo extraordinario y lo va a seguir haciendo”, dijo el presidente del Gobierno

Pedro Sánchez, durante su compareciencia en el Senado. En vídeo, Pedro Sánchez da su apoyo a Carmen Montón a la salida de la cámara alta.Vídeo: Uly Martín / EP

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

“Está haciendo un trabajo extraordinario y lo va a seguir haciendo”. Con estas palabras, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha expresado este martes su apoyo a Carmen Montón, la ministra de Sanidad, que estos días se encuentra en medio de la polémica por un máster de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC).

Más información
La ministra Carmen Montón, al borde de la dimisión por las irregularidades en su máster
La dimisión de Carmen Montón

“En menos de 100 días se ha recuperado la universalidad de la sanidad pública, el pasado viernes incluso se puso en marcha la tramitación de una ley muy importante para este Gobierno, que es la ley de lucha contra la violencia infantil. Lo que está haciendo los últimos meses es lo que se le pidió: revertir los recortes en la sanidad pública, recuperar y avanzar en derechos vinculados con la sanidad pública y lo único que puedo decir como presidente del Gobierno es que la ministra está haciendo un trabajo extraordinario y lo va a seguir haciendo. He sido bastante claro”, ha dicho Sánchez a los periodistas a la salida del Senado, la misma tarde que comparecía en la sesión de control a su Ejecutivo. Hasta ahora, La Moncloa había mostrado un tibio respaldo a la responsable de Sanidad. Y dirigentes del PSOE compartían, hasta hoy, que Montón debía presentar su dimisión como ministra y que, de hecho, tendría que haberlo hecho antes de la comparecencia del presidente, que arrancó a las 16.00.

La preocupación en la dirección del PSOE fue aumentando este lunes conforme pasaban las horas por el impacto de las sombras que rodean a la titulación de la ministra. Sánchez dio instrucciones a las personas de su máxima confianza como Adriana Lastra y José Luis Ábalos para que respaldaran públicamente a Montón. "Tenemos plena confianza en la trayectoria de la ministra", aseguró el titular de Fomento y secretario de Organización de los socialistas. "Creemos que su obligación es dar cuenta, despejar cualquier duda y así lo está haciendo. En la medida en que está dando explicaciones y aclaraciones tiene todo el respaldo de la dirección del PSOE. El propio Gobierno también mantiene su apoyo a la ministra", afirmó Ábalos en el Congreso.

Las explicaciones de Montón la mañana de este martes, en una entrevista en la cadena SER, reforzaban la opinión de quienes planteaban, en Ferraz y en el Ejecutivo, que la renuncia tenía que producirse lo antes posible para no perjudicar la imagen del Gobierno. "Ya sabemos cómo va a acabar esto, la cuestión es cuándo", mantenían responsables socialistas. Y es que la información que llega a la dirección del PSOE y a su entorno (esencialmente opiniones de alcaldes y líderes territoriales), ha ido toda en la misma línea: Montón no puede continuar después de que la Universidad Rey Juan Carlos haya confirmado que hubo cambios en las notas de su máster. Los partidarios de aguantar argumentan, en cambio, que sería un severo traspié para el Gobierno la renuncia de un segundo ministro -Màxim Huerta no duró una semana como titular de Cultura- cuando acaba de cumplir sus primeros 100 días.  

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_