Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carmen Montón, sobre su máster en la Rey Juan Carlos: “No he cometido irregularidades”

La URJC investiga el curso de posgrado que realizó la responsable de Sanidad en el instituto cerrado tras el 'caso Cifuentes'

Carmen Montón, en la comparecencia.

"No he cometido ninguna irregularidad”, ha asegurado este lunes la ministra de Sanidad, Carmen Montón, que ha tenido que salir al paso de una información sobre supuestas anomalías en un máster que cursó en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) en 2010 y 2011. “Yo hice ese máster y tengo materiales que acreditan mi honestidad (…) No todos somos iguales”, ha repetido. Montón, que ya tuvo que dar explicaciones del asunto en primavera en las Cortes Valencianas, antes de ser nombrada ministra, ha tenido tiempo de recopilar información y esta mañana ha exhibido varios documentos, desde el título oficial al trabajo fin de máster (TFM). También ha añadido que conserva el ordenador en el que redactó los trabajos y “30 correos electrónicos”.

El título era ofertado por el Instituto de Derecho Público (IDP) de Enrique Álvarez Conde, que organizó el de Cristina Cifuentes y Pablo Casado, investigados en los tribunales, pero no es el mismo. En aquel caso era de Derecho Autonómico, y el de Montón es de Estudios Interdisciplinares de Género. La URJC investiga toda la actividad del IDP desde marzo, cuando se destapó el caso Cifuentes, y este máster, en concreto, desde junio.

Es verdad que Montón ha utilizado un argumento básico repetido por Casado para sobrevolar posibles puntos dudosos en la forma de gestionar el máster: “Seguí en todo momento las indicaciones que se me dieron desde el centro”. Aunque para todos ha tenido una explicación. En su caso, eldiario.es habla de un curso “salpicado de irregularidades”, aunque serían distintas de las halladas con Cifuentes y Casado. Principalmente, son cinco: le convalidaron presuntamente una asignatura de forma indebida; la fecha de su título es de junio 2012, cuando terminó el curso en 2011; no fue a clase; se matriculó en diciembre, fuera de plazo; y cursó seis de las doce asignaturas cuando ya habían terminado.

El primer punto, el más grave, era aclarar una supuesta convalidación de una asignatura. El argumento de eldiario.es para esta acusación es el testimonio de una profesora, que afirmaba que la ahora ministra aprobó así esa materia. No obstante, Montón ha replicado que ella no ha solicitado nunca una convalidación, trámite inicial imprescindible para obtenerla. “No hay ninguna convalidación, no es posible”. En el caso de Pablo Casado, solicitó y consiguió la convalidación de 18 de las 22 asignaturas de su máster.

En el perfil del estudiante de la ministra no aparece ninguna asignatura convalidada, a diferencia de los políticos del PP. Montón es licenciada en Medicina y ninguna de las asignaturas de su carrera coincide ni remotamente con los estudios de género. Para lograr una convalidación de una materia, el número de horas debe ser similar a la primera y el contenido tener un 80% común.

La ministra ha achacado el otro punto extraño, la fecha del título, a “un error”. El título del posgrado, expedido por la URJC y que Montón ha enviado a la prensa, afirma que ha “superado en junio de 2012 los estudios conducentes al título”, cuando en realidad lo cursó en 2010-2011. Sin embargo, en el certificado de notas que la ministra solicitó a la universidad la pasada primavera se afirma que aprobó todas las materias y el trabajo fin de máster en junio de 2011. Es decir, un año antes de lo que afirma el diploma. Montón dice que ha pedido a la URJC que subsane el “error” que la universidad ha reconocido expidiendo un nuevo documento.

Un portavoz de la URJC confirma que el pasado jueves la ministra exigió la rectificación al campus. “La solicitud se va a incorporar a la investigación reservada abierta sobre este máster. Se exige siempre a los alumnos en el libro de registro que revisen las fechas al recoger el título”. Pero no reconoce un error por parte de su entidad: “Eso lo determinará la investigación”.

Sobre la asistencia a clase, el tercer punto, Carmen Montón ha esgrimido un correo electrónico de la directora del curso, Laura Nuño, en el que le comunicaba que el máster podía ser cursado a distancia. Aunque la publicidad oficial especificaba que era presencial, según han reconocido a este periódico fuentes de la URJC. La ministra ha leído un correo que dirigió ella misma para pedir información al ver que había faltado a clases —“algo de lo que estoy horrorizada”, decía— y Nuño le contestaba que no había problema. “Lo cursé a distancia y después asistí a todas las clases a las que pude asistir”, ha resumido esta mañana. Nuño  fue quien dirigió su máster, era la número dos de Álvarez Conde en el IDP  y está imputada en el caso Cifuentes. Contactada por este periódico, Nuño ha negado irregularidades y ha dicho que el trabajo fin de máster de Montón “fue un buen TFM”.

En cuanto a la fecha de matriculación, Montón ha leído un correo electrónico el que le comunican su admisión el 30 de septiembre de 2010, aunque admite que pagó la matrícula en diciembre porque tuvo “problemas” con la operación y ha leído mensajes intercambiados al respecto con la secretaría del IDP. “Me incorporé al curso en septiembre y no en enero como se ha publicado”.

La fecha de matriculación tiene su importancia porque una de las acusaciones de eldiario.es es que se incorporó al curso en enero, cuando ya se habían impartido seis de las doce asignaturas en el primer cuatrimestre. Es sobre este punto sobre el que más se ha resistido a dar explicaciones, pues no ha aclarado por qué no se presentó a los exámenes de la primera convocatoria y aprobó estas materias en junio. Solo ha insistido en que estaba inscrita desde el 30 de septiembre, como consta en un correo enviado por la secretaría del máster. Al final simplemente ha dicho que el alumno tiene la posibilidad de presentarse a la convocatoria que desee. En ese sentido, ha insistido en que fue a partir de enero cuando se pudo organizar "para ir al máximo de clases",  aunque no es capaz de recordar a cuántas clases asistió. “Han pasado ocho años”, ha repetido en varias ocasiones.

“Cursé el máster por mi formación, porque me ilusionaba, para hacer mi trabajo como portavoz parlamentaria”, ha resumido. Montón, licenciada en Medicina, era entonces portavoz del PSOE en cuestiones de género. “No lo necesitaba para mi trabajo, ni lo necesito. Además, lo hice en un momento difícil, por mi trabajo y porque estaba embarazada, mi hija nació durante el curso”.

Al final ha dejado a los periodistas revisar los documentos y fotografiarlos, y ha puesto a su disposición el trabajo fin de máster, de 50 páginas. "Tengo el título, tengo el certificado, tengo el trabajo final y más de 30 correos que demuestran que he cursado el máster", ha concluido.

Más información