Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los cuatro puntos dudosos del máster de la ministra Carmen Montón

Las notas manipuladas, admitidas por la URJC, agravan un cuadro en el que también merecen más explicaciones las convalidaciones, fechas erróneas y su asistencia a clase

La Ministra de Sanidad Carmen Monton durante la rueda de prensa, este lunes. En el vídeo, Montón se defiende de las acusaciones sobre su máster en una entrevista este martes.

A la luz de las informaciones que se conocen hasta ahora, tras las revelaciones de eldiario.es y las admisiones de esta mañana de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) sobre el máster de la ministra de Sanidad, Carmen Montón, y oídas sus explicaciones, hay al menos cuatro puntos dudosos pendientes de aclaración. La URJC ha abierto una investigación para darles una respuesta, aunque ya ha reconocido que hubo cambios en las notas.

1. Notas manipuladas. La URJC ha admitido este martes por la mañana en un comunicado de prensa que las notas de la ministra fueron manipuladas tras el fin del máster, tal como había adelantado horas antes eldiario.es. “La inspección de servicios está investigando este máster con toda la diligencia posible para que tan pronto se tengan los resultados, tomar las medidas oportunas y depurar responsabilidades”, asegura la universidad. No obstante, tanto en el escándalo de Cifuentes como en el de Casado, la URJC apenas ha explicado las anomalías, si bien es cierto que ha transmitido la información recabada a la juez que investigaba ambos casos.

Sendas reproducciones del expediente de Montón, del sistema informático de la URJC, reflejan que alguien cambió una nota, según ha publicado eldiario.es. El 13 de julio de 2011, cuando el máster había terminado, una materia figuraba como "No presentado”. Cuatro meses más tarde, el 25 de noviembre de 2011, alguien lo modificó y se convirtió en "aprobado". No obstante, para entonces la ministra ya había entregado su trabajo fin de máster (TFM), cosa que habría hecho en junio, y es un trámite que solo es posible una vez que se han aprobado todas las asignaturas. Entrevistada en la cadena SER esta mañana, la ministra ha dicho: "Entendí que al entregar el TFM, tenía todo aprobado”. No ha sabido explicar esta extraña alteración de su expediente: "No tengo respuesta porque está fuera de mi ámbito de responsabilidad. No veo justo que se impute a mí".

Las manipulaciones de actas por manos desconocidas que entran en el sistema informático de la URJC ya se produjeron en el máster de Cristina Cifuentes, y esta novedad en el curso de Montón hace que ahora su caso ya se parezca más al de la expresidenta madrileña.

2. Fechas que no encajan. El título del máster de la ministra de Sanidad está fechado en junio de 2012, aunque el curso se desarrolló entre 2010 y 2011. La ministra lo atribuyó en su rueda de prensa a “un error” y añadió que el jueves pasado pidió a la universidad que lo subsanara. Un portavoz de la URJC confirmó ayer la comunicación de la ministra, pero no el error, por el momento: “Eso lo determinará la investigación”. “La solicitud se va a incorporar a la investigación reservada abierta sobre este máster. Se exige siempre a los alumnos en el libro de registro que revisen las fechas al recoger el título”, explicó este portavoz.

Este detalle cobra nuevo interés con el descubrimiento, hoy, de que las notas fueron manipuladas. Porque el cambio anómalo de una calificación en noviembre de 2011 explicaría que el título luego tuviera fecha de junio de 2012.

3. Asignatura convalidada. Una profesora del máster de Carmen Montón sostiene que su asignatura le fue convalidada. En primera convocatoria, en diciembre, aparecería como “no presentada”, y la habría aprobado en segunda convocatoria, en junio. No obstante, una convalidación sería totalmente anómala, pues Montón era licenciada en Medicina, una carrera que no tenía nada que ver con el máster de igualdad de género. La ministra replicó en la rueda de prensa que ella no solicitó ninguna convalidación, el trámite básico para que se produzca.

En el perfil del estudiante de la ministra no aparece ninguna asignatura convalidada. Para lograr una convalidación de una materia, el número de horas debe ser similar a la que se cursó en primer lugar y el contenido tiene que ser igual en 80%. La URJC aún no ha aclarado este punto.

4. Asistencia a clase. La ministra no se presentó, así consta en su expediente, a ninguna de las seis asignaturas del primer cuatrimestre, la mitad del curso, con un total de doce materias. Aprobó luego este primer bloque en la segunda convocatoria de junio, con tres sobresalientes, un notable y dos aprobados. La duda es si asistió a las clases de esas seis asignaturas, porque no se presentó a los primeros exámenes y por otro detalle: pagó la matrícula en diciembre. Montón argumentó en la rueda de prensa que tuvo problemas con el pago, y lo ilustró con un intercambio de correos electrónicos ya en octubre de ese año, pero asegura que fue inscrita al comienzo de curso. Exhibió un mail del 30 de septiembre de 2010 en el que le comunican la admisión.

No obstante, en la rueda de prensa se resistió a dar explicaciones sobre este punto, es en el que más se atascó. No aclaró por qué no se presentó a los exámenes de la primera convocatoria. Aunque el curso era presencial, alegó que le permitieron no ir a clase. Al principio de curso escribió a Laura Nuño, la directora del máster, para decirle que estaba “horrorizada” de haber perdido clases y ella le contestaba que no había problema. Otros alumnos habrían recibido correos similares para facilitarles el curso. “Lo cursé a distancia y después asistí a todas las clases a las que pude asistir”, sostiene la ministra, que en todo caso reconoció que “a partir de enero” se implicó en el curso “más activamente”. Profesores consultados por este periódico confirman que en algunos casos se permitieron modalidades “semipresenciales”.

Más información