Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Màxim Huerta dimite: “Me voy para que el ruido de la jauría no parta el proyecto de Sánchez”

El periodista, que defraudó 256.778 euros al fisco entre 2006 y 2008, renuncia a la cartera de Cultura y Deportes

Màxim Huerta, este miércoles, durante el anuncio de su dimisión como ministro de Cultura y Deportes.

Sin admitir preguntas, el periodista Màxim Huerta ha anunciado este miércoles su dimisión como ministro de Cultura y Deportes, justo una semana después de haber asumido el cargo. Huerta ha insistido en que es inocente y en que se marcha para no perjudicar el "proyecto regenerador" del presidente de Gobierno Pedro Sánchez. "Me voy para no permitir que el ruido de esta jauría parta el proyecto de Sánchez, que ha ilusionado a tantas personas", ha dicho con el semblante serio, grave, mientras leía unas notas. Con la jauría se ha referido a las informaciones, comentarios y descalificaciones que se han sucedido en los medios de comunicación y en las redes sociales cuando esta mañana ha trascendido que el ya exministro defraudó 256.778 euros al fisco entre 2006 y 2008, una información publicada por El Confidencial.

"Vivimos en una sociedad ahogada por el ruido, por la descalificación, donde las explicaciones no tienen cabida. No importa que no haya cometido fraude fiscal, importa el bombardeo contra mí. Lo que se busca es minar el proyecto de regeneración y transparencia del presidente Sánchez, y no voy a permitirlo, porque corren nuevos tiempos. Los inocentes prefieren irse antes de que cualquier sombra de sospecha les salpique", ha señalado.

En noviembre de 2014, el escritor y presentador de televisión, lanzado a la fama por su participación en El programa de Ana Rosa, fue condenado a pagar a la Agencia Tributaria un total de 365.939 euros por utilizar una empresa interpuesta para pagar menos impuestos entre 2006 y 2008. Huerta recurrió, pero dos sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de mayo del año pasado desestimaron su recurso y lo condenaron por utilizar la sociedad "ALMAXIMO Profesionales de la Imagen" para reducir el pago de impuestos. "He pagado esta multa dos veces: primero pagando a Hacienda, y la pago ahora por segunda vez aquí, ahora, porque la inocencia no vale de nada ante esta jauría", ha dicho Huerta esta tarde. Y ha incidido en que no cometió fraude y que le pasó como a "tantos profesionales liberales, creativos, actores, arquitectos", antes de que Cristóbal Montoro cambiara la ley en 2012, siendo ministro de Hacienda.

"La cultura y la transparencia son las cosas en que más creo. Soy absolutamente inocente. Estoy al corriente de mis pagos con Hacienda. Aconsejado por mis asesores, como tantos periodistas, creadores, como tanta gente, facturé entre 2006 y 2008, como era lo común en la profesión, a través de una empresa, y no era ilegal en ese momento. Se llegó a decir que aquellas inspecciones retrospectivas eran una caza de brujas de aquel Gobierno. Hoy da igual. Pagué al fisco, cuando estaba convencido de mi inocencia. Decidí poner un recurso. [La multa] no es el resultado de que Hacienda me ha llevado a la justicia. Es una multa porque perdí una demanda", ha explicado. 

Huerta ha incidido en su amor por la cultura y en lo ilusionante del proyecto de Sánchez, al que ha agradecido su nombramiento. "Acepté un compromiso más importante que mi carrera y mi vida personal y mis proyectos de futuro, y lo hice convencido absolutamente de que podía servir a mi país y a la cultura. Lo acepté sabiendo que mi nombramiento sería calificado cuanto menos de extravagante y que iba a ser blanco de las críticas por haber trabajado en un medio que todos ven y demonizan [en referencia al Programa de Ana Rosa]", ha dicho. "Mirando al futuro hemos tomado una decisión muy importante, pensando de manera autónoma, por la cultura y por la transparencia". 

En cuanto ha acabado de leer sus notas, Huerta se ha bajado de la tarima y ha dejado una pregunta en el aire sin detenerse a responder: "¿Advirtió al presidente Sánchez de sus problemas pasados con Hacienda?"

Así se ha zanjado una jornada en la que la presión sobre Pedro Sánchez ha ido aumentando a medida que han ido pasando las horas. Por la mañana, Huerta había defendido su inocencia y había asegurado que no dimitiría. "Este asunto no es como ministro. Fue como Màxim Huerta y me pasó como a tantos periodistas y creadores ante un cambio de criterio de Hacienda, hice los pagos correspondientes y se acabó. No hubo mala fe, no oculté nada. Estoy al corriente de mis obligaciones fiscales", dijo en una entrevista en Onda Cero. El periodista afirmó que a primera hora había asegurado al presidente del Gobierno que podía estar "tranquilo", ya que su situación tributaria estaba libre de toda duda al haberla regularizado "hace varios años", y aseguró que Sánchez había dado el tema por aclarado.

Pero a lo largo del día, tanto el Partido Popular como Podemos exigieron su renuncia, y Ciudadanos, que diera explicaciones en el Congreso. En redes sociales comenzaron a circular unas declaraciones que el actual presidente del Gobierno hizo en 2015. "Si tengo en mi dirección a un responsable político que crea una sociedad interpuesta para pagar la mitad de impuestos, esta persona al día siguiente estaría fuera de mi ejecutiva. Es mi compromiso con los votantes y los españoles", dijo por entonces Sánchez. Hoy, esta frase pronunciada hace tres años se antoja premonitoria. 

Más información