Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La familia Franco calla ante la decisión del Gobierno

El nieto de dictador considera la exhumación una medida "cobarde y revanchista"

Francis Franco Martínez Bordiú llegando a los juzgados de Teruel.
Francis Franco Martínez Bordiú llegando a los juzgados de Teruel. ©GTRESONLINE

La familia Franco no ha hecho este viernes ningún comunicado oficial tras la aprobación en el Consejo de Ministros del decreto para exhumar al dictador Francisco Franco, que otorga 15 días para hacer alegaciones. La nieta mayor de Franco, Carmen Martínez-Bordiú, se ha remitido a suscribir la posición de la Fundación Francisco Franco, que tampoco ha hecho este viernes ningún comunicado oficial. Solo Francisco Franco, nieto del general, ha hablado en una entrevista en el programa de televisión Espejo Público, pero lo ha hecho antes de conocerse la decisión del Ejecutivo.

Preguntado sobre las acciones que tomará su familia, que se opone a que su abuelo sea desenterrado, Franco ha respondido que él y sus hermanos están de acuerdo en no facilitar el trabajo al Gobierno, ya que no ven “ningún ánimo de reconciliación”. “La ley de memoria histórica es querer escribir la historia por decreto ley y callar las voces discordantes”, ha opinado. Sin embargo, la familia no ha pensado por ahora en tomar acciones legales. “Si la ley dice que hay que hacerlo cumplimos la ley, pero que se haga bien”, ha pedido. “El Gobierno ha tomado esta decisión, que yo considero oportunista cobarde y revanchista”, ha considerado el nieto del dictador.

Franco ha opinado que el Gobierno de Sánchez está utilizando la medida como arma política contra los partidos de derechas. “Creo que [la decisión] es oportunista porque es poner en un brete a los partidos de derechas, o de centro, porque qué van a hacer, oponerse no se van a oponer”, ha expresado.

El nieto de Franco también cree que el Gobierno debería ocuparse de otros temas más prioritarios según él. “A mí me da vergüenza que hoy estemos hablando de un tema que se hizo hace 40 años”, ha comentado. “No es una de mis prioridades en preocupación lo que pase con los restos de mi abuelo. Yo le quise, le conocí y le admiré en muchas cosas, pero realmente a mí me preocupan muchísimas más otras cosas”, ha sentenciado Franco, que ha añadido que no cree “que haya un 10% de gente al que le preocupe” dónde esté enterrado su abuelo.

La familia Franco todavía no tiene claro qué hará con el cuerpo del dictador si les es finalmente entregado. Franco descarta el cementerio donde está enterrada su madre. “Mingorrubio es un sitio que está muy desangelado, en mitad de un descampado, con lo cual el riesgo que algún valiente quiera profanar la tumba y hacerse con algún huesecito sería tremendo”, ha valorado.

Más información