Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno crea una dirección general para impulsar la memoria histórica

Fernando Martínez, secretario del área en el PSOE, asumirá las tareas desde el Ministerio de Justicia

Exhumación de una fosa de fusilados del franquismo en Lerma (Burgos) en 2006. En vídeo, las declaraciones de la portavoz del Gobierno.

El Gobierno de Pedro Sánchez quiere impulsar la reparación de las víctimas del franquismo y corregir las carencias de la ley aprobada en 2007 por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero. Con ese propósito, ha creado una dirección general de Memoria Histórica que dependerá del Ministerio de Justicia y que llevará el hasta ahora secretario del área en el PSOE, Fernando Martínez (1949), catedrático de historia contemporánea en la Universidad de Almería y exalcalde de la ciudad. El coste de la dirección general de memoria histórica asciende a  69.407 euros, según ha informado el Ministerio.  

El departamento que dirige la fiscal Dolores Delgado también ha contratado como asesor al abogado Eduardo Ranz, quien se encarga, sobre todo, de la tramitación del traslado de los restos de Franco del Valle de los Caídos. Ranz logró la sentencia firme para exhumar a ocho víctimas enterradas en el mausoleo en contra del deseo de sus familias y ha presentado casi 500 casos para la retirada de placas, alcaldías honoríficas y nombres de calles franquistas.

Emilio Silva, presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) ha registrado un documento en el ministerio de la presidencia en el que urge al Gobierno a actuar cuanto antes debido a la avanzada edad de muchos familiares de desaparecidos durante la Guerra Civil y la dictadura. "Usted que ahora tiene firma en el Boletín Oficial del Estado puede tomar desde el poder ejecutivo numerosas medidas que eviten el paso de algo de lo que ya casi no disponen miles de víctimas: tiempo", le escribe a Sánchez.

En la misiva, Silva recuerda las carencias de la ley de memoria histórica del Gobierno de Zapatero. "Incomprensiblemente, no responsabilizó al Estado de la búsqueda de los desaparecidos. Se contentó con dar unas subvenciones para ayudar a la exhumación de algunas fosas. Fue un acto de cierta inhumanidad", afirma. Dichas subvenciones fueron eliminadas durante los Gobiernos de Mariano Rajoy. Relatores de la ONU enviados a España han recomedado en varias ocasiones a lo largo de los últimos años que el Ejecutivo ponga en marcha un plan nacional de búsqueda de desaparecidos del franquismo. 

La ARMH urge a Sánchez a tomar medidas en materia de memoria histórica sin "trámites parlamentarios" . "El Estado ha llegado demasiado tarde a cualquier reparación y tiene una enorme deuda". Estas son las reivindicaciones de la asociación:

1. Un plan nacional de búsqueda de desaparecidos por la represión franquista. 

2. Que el Valle de los Caídos se convierta en un museo que "cuente su propia historia" y las víctimas dejen de "pagar con sus impuestos" la tumba de un dictador.

3. Revocación de los honores y recompensas a miembros de las fuerzas de seguridad del Estado franquista.

4. Homenaje del Estado a las víctimas del franquismo.

5. Comisión de estudio de los libros de texto "para que dejen de practicar el negacionismo respecto a los crímenes de la dictadura".

6. Retirada de placas y reconocimientos a representantes de la dictadura y sanciones a quienes no lo hagan.

7. Que el Ministerio de Cultura recupere la propiedad de los archivos actualmente en manos de la Fundación Franco.

8. Apertura de archivos.

El Gobierno, como adelantó EL PAÍS, prepara el traslado de los restos de Franco del Valle de los Caídos y el Ministerio del Interior estudia la fórmula para revocar al policía franquista Billy el Niño, acusado de torturas, sus cuatro medallas pensionadas.

Más información