Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OMS

La OMS excluye a España del brote europeo de sarampión

La organización reconoce en una carta que no hay transmisión de la enfermedad desde hace tres años

OMS
La ministra de Sanidad, Carmen Montón, en declaraciones el miércoles. ap

“La transmisión en España de los virus del sarampión y la rubeola lleva interrumpidos más de 36 meses, y por tanto se considera eliminada”. La frase está en una carta que el Ministerio de Sanidad ha remitido, enviada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) después de una reunión europea sobre el asunto el pasado mes de junio y firmada por Günter Pfaff, de la Comisión de Verificación Europea de la Eliminación del Sarampión y la Rubeola.

La ministra de Sanidad, Carmen Montón, ha aludido a esa carta cuando fue preguntada por el informe de la OMS que señala que esta enfermedad infecciosa ya ha afectado este año a 41.000 personas de Europa, cuando en todo 2016 fueron 5.237 los enfermos.

El sarampión es una enfermedad contagiosa para la que existe una vacuna. Entre sus complicaciones, aparte del prurito, están las encefalitis y, en algunos casos, la muerte (este año ya se han registrado en Europa 37 defunciones directamente ligadas a esta enfermedad).

El centro de este brote está en Ucrania (21.000 casos), pero la OMS también recoge el aumento en países de Europa occidental, como Alemania, Italia y Francia. Mientras en países del este la causa es la falta de la vacuna, bien por conflictos o por el efecto de la crisis en países como Grecia, en el oeste se vincula a los movimientos de personas que se oponen a la vacunación de sus hijos aduciendo supuestos riesgos —científicamente descartados—.

En un curso del pasado mes de julio en la Universidad Menéndez Pelayo de Santander con el título Las vacunas y sus beneficios colaterales se trató el tema de los antivacunas, y la conclusión fue que en España existen y van en aumento, pero todavía la cobertura de la inmunización es tan alta que evita que surjan brotes.

Roi Piñeiro, pediatra del Hospital General de Villaba, expuso que en la zona que cubre su centro sanitario, al noroeste de Madrid y con una población de alto nivel sociocultural, había tenido que desarrollar un protocolo para vencer las reticencias de algunos padres mal informados acerca de la vacunación de sus hijos.

En el curso, en el que participó este periodista, se destacó que los brotes que ha habido en España de enfermedades infecciosas están todavía más ligados a población que no accede al sistema sanitario que a estas cuestiones ideológicas.

Más información