Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos amenaza al Gobierno con no apoyar sus planes presupuestarios

El socio clave del Ejecutivo exige la derogación de la ley de estabilidad y la renegociación del objetivo de déficit con Bruselas o volverá a abstenerse

Declaraciones del secretario general del grupo parlamentario de Unidos Podemos en el Congreso, Txema Guijarro.

El Gobierno de Pedro Sánchez sigue sin garantizarse el apoyo de Podemos y sus confluencias a sus planes presupuestarios. El partido de Pablo Iglesias ha redoblado este martes la presión sobre el Ejecutivo socialista, en minoría en el Congreso con solo 84 diputados. Sin que se haya cumplido un mes desde que el Congreso evidenciara su fragilidad parlamentaria -Unidos Podemos y los partidos nacionalistas, con la excepción del PNV, se abstuvieron en la votación sobre los objetivos de déficit-, la formación se ha reafirmado en su posición distante con el PSOE. "Pedimos negociar sobre puntos concretos. Estamos en la misma situación que hace un mes. No hay ningún avance. El Gobierno nos responde con omisiones envueltas en buenas palabras", ha cargado Txema Guijarro, secretario general del grupo parlamentario de Unidos Podemos en el Congreso.

Podemos exige a cambio del apoyo de los 71 escaños con que cuentan esta formación y sus aliados en el Parlamento la derogación de la ley de estabilidad presupuestaria "como paso previo" a su apoyo al Gobierno, según ha subrayado Guijarro. "Sin esta primera medida no tiene demasiado sentido seguir avanzando. Estaríamos igual que hace mes y medio", ha reiterado el diputado en una comparecencia en la sede del partido. Guijarro, que ha adelantado que la reacción de Podemos se produce tras una respuesta por parte del Gobierno en la que priman "los lugares comunes" y "vaguedades" en lugar de medidas concretas. El Gobierno se mostró la semana pasada dispuesto a una subida de impuestos centrada en las grandes empresas, a la reducción de deducciones y a apostar por un incremento de los impuestos medioambientales. Fue su respuesta a la propuesta de Podemos con la que confiaba en obtener su voto favorable.

La renegociación de la senda de déficit con Bruselas es otra de las condiciones irrenunciables para Podemos. "Nos parece que el 1,8% para 2019 pondría en serios apuros un presupuesto expansivo que diera lugar a la financiación de políticas públicas", ha incidido Guijarro. Para este curso el Gobierno relajó el objetivo de déficit al 2,2% frente al 2,7% que acordó el Gobierno de Mariano Rajoy. De mantenerse el bloqueo a los planes del Gobierno, forzaría a un ajuste de 11.000 millones y no a los 5.000 millones acordados por el Ejecutivo socialista. Podemos también reclama la derogación de reales decretos en 2012 "que imponían restricciones" en los sistemas públicos de educación, sanidad y dependencia. Además cree factible la flexibilización de la regla de gasto, lo que daría un mayor margen de maniobra a los ayuntamientos en un año en el que hay elecciones autonómicas y locales, así como un aumento de impuestos a las rentas altas que no afecte a clases medias y trabajadoras.

"La respuesta del Gobierno hoy no concreta ningún compromiso para acabar con la austeridad en nuestro país. Tal y como está redactado el documento que nos han enviado no se mueve de sus posiciones iniciales. Esperábamos algún movimiento, el Gobierno no puede gobernar con trabas". ha advertido el diputado de Podemos. El partido espera reunirse de manera inminente del Ejecutivo, ya que el miércoles está previsto que se reúna el Consejo de Política Fiscal y Financiera. Las comunidades autónomas deberían salir de ese encuentro con un escenario claro de las cuentas públicas para el próximo año.