Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Defensa investiga a los cinco militares en la reserva que firmaron el manifiesto que exaltaba a Franco

El Ministerio emite un comunicado en el que ensalza la Constitución y sus valores y dice que "no va a consentir que se arroje la más mínima sombra de duda al respecto"

De izquierda a derecha, los generales Cavalcanti, Francisco Franco y Mola, en Burgos en 1936, durante la Guerra Civil.
De izquierda a derecha, los generales Cavalcanti, Francisco Franco y Mola, en Burgos en 1936, durante la Guerra Civil.

El Ministerio de Defensa anunció este sábado la apertura de una información reservada a los cinco militares en la reserva —todos ellos oficiales de media y baja graduación— que firmaron en julio junto a más de cien personas un manifiesto reivindicativo de la “figura militar” del dictador Francisco Franco. El ministerio también anunció que no actuará contra el resto de los firmantes, todos ellos miembros del Ejército ya retirados, al no tener ya “ninguna vinculación profesional” con Defensa.

Tras conocerse la decisión del Gobierno de Pedro Sánchez de exhumar los restos de Franco del Valle de los Caídos, 181 militares hicieron público el 31 de julio el manifiesto “Declaración de respeto y desagravio al general Francisco Franco Bahamonde, soldado de España” para denunciar lo que tildaban de “campaña infame” de “la izquierda política” para desprestigiar al dictador. El escrito justificaba el golpe de Estado de 1936, que presentaba como una reacción de “la España agredida y asediada por el comunismo internacional”.

Además de los cinco militares en la reserva a los que ahora Defensa ha abierto una información reservada, el manifiesto era suscrito por generales, coroneles, almirantes y capitanes de fragata, todos ellos ya retirados y, por tanto, no sujetos al régimen castrense, que les prohíbe hacer públicas opiniones políticas.

Entre los firmantes figuraban condenados por el 23-F (Pardo Zancada, que sigue firmando como militar pese a su expulsión del Ejército, y el comandante Javier Dusmet) y militares en quienes la democracia confió altas responsabilidades, como los generales Alberto Asarta, exjefe de la misión de la ONU en Líbano; Emilio Pérez Alamán, exjefe del Mando Militar de Canarias; o Juan Aparicio Hernández Lastras, exjefe del Mando de Personal del Ejército.

El contenido del manifiesto provocó la respuesta de varios colectivos de miembros de las Fuerzas Armadas, entre ellos la mayoritaria Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME), que el pasado viernes propuso retirar la Real y Militar Orden de San Hermenegildo —la máxima distinción castrense— a los militares retirados que “ensalcen o apoyen la dictadura o al dictador”.

En el comunicado con el que ayer anunciaba la apertura de la información reservada sobre los cinco oficiales en la reserva y el nombramiento de un instructor para tramitarla, Defensa recalcaba que “este Ministerio no va a consentir que se arroje la más mínima sombra” sobre “el absoluto compromiso de todos los hombres y mujeres que integran las Fuerzas Armadas españolas con su Constitución”.

Más información