Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España se suma a la formación de la polémica guardia costera libia

27 militares del país magrebí han recibido el primer curso de instrucción y adiestramiento en Cartagena

Militares libios en un ejercicio de adiestramiento a bordo de un buque de la Armada española.
Militares libios en un ejercicio de adiestramiento a bordo de un buque de la Armada española.

España ha iniciado ya la formación de la Guardia Costera libia, como parte de un programa financiado por la UE. Un total de 27 oficiales y suboficiales libios recibieron el primer curso de instrucción y adiestramiento entre el 25 de junio y el 22 de julio en la Escuela de Infantería de Marina de Cartagena (Murcia).

La puesta en marcha de una guardia costera dedicada a impedir la salida de embarcaciones desde la costa libia o interceptarlas en alta mar y devolver a sus ocupantes a tierra ha sido una de las claves para cerrar la ruta de la inmigración ilegal por el Mediterráneo central, provocando un aumento de las llegadas por el Estrecho. En lo que va de año la guardia costera libia ha interceptado a más de 10.000 inmigrantes en alta mar y otros 19.474 han llegado a las costas italianas, frente a  99.127 del mismo periodo del año pasado. Sin embargo, la cifra de ahogados no se ha reducido en la misma medida: 1.111 frente a 2.257; es decir, el porcentaje de muertos ha pasado del 2% al 3,2.

La UE ha formado hasta ahora a casi 250 militares libios, tanto a bordo de buques de guerra de la Operación Sophia, que opera al sur de Italia, como en instalaciones de este país, Grecia, Malta y España. Roma ha devuelto a la guardia costera libia, ya remozados, cuatro de las diez patrulleras que incautó al régimen de Gadafi en 2011. La UE financia todo el programa con 46 millones de euros.

Las ONG que salvan a los náufragos han denunciado, sin embargo, la brutalidad de los militares libios. En julio pasado la organización humanitaria española Open Armas informó de que había rescatado a una mujer junto a los cadáveres de otra joven y su hijo entre los restos de una embarcación que había sido destruida por la guardia costera. "Esta es la consecuencia de contratar a milicias armadas para hacer creer en Europa que Libia es un Estado capaz de hacerse cargo de todo esto", afirmó el director de la ONG, Óscar Camps.

El jefe de la guardia costera libia, Abu Ajila Abdelbari, rechazó las denuncias y acusó a la ONG de “tener su propia agenda” y de “invitar a los inmigrantes a cruzar el mar”. Lo cierto es que no solo las ONG, también el panel de expertos de la ONU sobre Libia ha imputado a la guardia costera libia violaciones de los derechos humanos y abusos contra los inmigrantes.

En el curso celebrado en Cartagena, con ayuda de intérpretes, los mandos libios recibieron clases de derecho internacional marítimo y de los conflictos armados, impartidos por oficiales del Cuerpo Jurídico Militar. Los restantes oficiales y suboficiales fueron adiestrados por infantes de marina españoles en técnicas de visita, registro y abordaje de embarcaciones sospechosas. El curso incluyó prácticas a bordo de buques de la Armada, como el cazaminas Duero.

El Estado Mayor de la Defensa considera “enormemente positiva” la experiencia de este curso, el primero dirigido exclusivamente a personal de una marina extranjera, que está previsto repetir.

Más información