Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pablo Casado: “No gastaría un euro en desenterrar a Franco”

El Gobierno sigue adelante con el plan para exhumar al dictador del Valle de los Caídos, aunque admite que puede retrasarse

Pablo Casado, esta mañana en un desayuno informativo.

El candidato Pablo Casado ha dedicado buena parte de su intervención de esta mañana en un desayuno informativo a hablar de memoria histórica. "No gastaría un euro en desenterrar a Franco. Pedro Sánchez está siguiendo la agenda de Zapatero y fracturando a la sociedad". El vicesecretario del PP acusó al presidente del Gobierno de presentar propuestas "incendiarias" por el "rédito electoral".

El Gobierno "sigue adelante" con el plan para exhumar a Franco en el Valle de los Caídos, según fuentes del Ministerio de Justicia, aunque admite que puede retrasarse. El Ejecutivo trata de llegar a un acuerdo con la familia del dictador, aunque no lo considera imprescindible para llevar a cabo el traslado, como sí lo era obtener el permiso de la Iglesia, al estar la tumba en el interior de la basílica. Justicia ha preparado un "cuerpo legal" para el traslado sobre esos dos escenarios: con el acuerdo de la familia para que los restos sean inhumados en otro lugar y sin él, pero aún no está terminado  definitivamente. Una vez aprobado, están, aseguran, "preparados para actuar en un breve periodo de tiempo".

Fernando Martínez, director general de memoria histórica, organismo de nueva creación dependiente del Ministerio de Justicia, ha dicho esta mañana que "se está trabajando con todas las posibilidades jurídicas para hacerlo correctamente", informa Efe. En un acto en Jaén, la ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha insistido en que están trabajando en el marco jurídico y que "no hay plazo" fijado de momento para proceder a la exhumación. El presidente del Gobierno Pedro Sánchez, comentó hace unos días a los periodistas que podía ser en el mes de julio. Martínez  ha recordado que el mandato que pretende cumplir el Ejecutivo es la proposición no de ley del PSOE que se aprobó en mayo de 2017 en el Congreso, por 189 votos a favor, uno en contra y 140 abstenciones para trasladar a Franco fuera del Valle de los Caídos y convertir el monumento en un lugar de memoria y reconciliación.

Durante su intervención en el Fórum Europa, Casado ha asegurado que "desde 1975" cualquier familiar puede buscar los restos de sus seres queridos "con pleno apoyo de las Diputaciones y el Gobierno de España", ha asegurado Casado.

Sin embargo, los relatores de Naciones Unidas enviados a España en los últimos años han denunciado el "abandono del Estado" a los familiares de los represaliados del franquismo que tenían que investigar por su cuenta el lugar donde se encontraba la fosa y buscar al equipo de técnicos que practicara la exhumación. La ley de memoria histórica prevé subvenciones para que pudieran llevar a cabo esas tareas, pero el Gobierno de Mariano Rajoy redujo a cero esas partidas. Durante ese tiempo, las exhumaciones se financiaron gracias a donaciones (como la de un sindicato de electricistas noruego) y al trabajo de técnicos voluntarios. Ahora el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha prometido asumir por completo la localización de las víctimas y crear un grupo nacional de búsqueda de desaparecidos del franquismo.

Preguntado por qué le parecían las imágenes de españoles con el brazo en alto y banderas preconstitucionales de ayer domingo en el Valle de los Caídos, Pablo Casado no ha contestado. "Hay que mirar al futuro. Sin revisionismos ni comisiones de la verdad. Se puede hacer política sin necesidad de abrir costuras y volver a enfrentar a las dos Españas", ha declarado  durante su intervención.

Más información