Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno crea un gran corredor en el Mediterráneo libre de extracciones de gas y petróleo

Esta nueva área, con una superficie similar a Aragón, protegerá las migraciones de cetáceos

Protesta de Greenpeace contra unas prospecciones frente a La Albufera hace una década.
Protesta de Greenpeace contra unas prospecciones frente a La Albufera hace una década.

Ni sondeos en busca de hidrocarburos ni proyectos de extracción de gas y petróleo. El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes el real decreto por el que se declara como área protegida el denominado corredor de migración de cetáceos del Mediterráneo. El paso implica el veto a las actividades relacionadas con la extracción de hidrocarburos dentro de esta nueva zona.

Esta nueva área protegida tendrá 46.385,7 kilómetros cuadrados (una superficie similar a la de Aragón) y está ubicada entre las islas Baleares y la Península. Es una zona fundamental para especies como el rorcual (que emplea como corredor migratorio), el cachalote, el zifio y varias clases de delfín y calderón.

La presencia de estos cetáceos estaba constatada desde hacía décadas en diferentes estudios. Y también se conocía que los ruidos, como los que provocan los sondeos en busca de bolsas de hidrocarburos, tienen graves efectos en los cetáceos que desembocan en problemas de desorientación e, incluso, varamientos masivos. Estos efectos negativos también se han observado en tortugas marinas, que están presentes en la zona protegida. 

Para evitar daños a estas especies el real decreto del Ministerio para la Transición Ecológica aprobado este viernes contempla la prohibición de cualquier tipo de actividad extractiva, a excepción de las relacionadas con los permisos que están en vigor, que serán revisados. Tampoco se permitirán las prospecciones a través de sondas, sistemas de aire comprimido y explosiones controladas. Se cumplen así las reivindicaciones de los grupos ecologistas, que llevan años alertando de proyectos de extracción de hidrocarburos y prospecciones en esta sensible zona del Mediterráneo.   

"Con esta declaración se pone fin a nuevas prospecciones y a cualquier tipo de actividad extractiva de hidrocarburos, y este ministerio revisará a partir de ahora las que ya están en vigor", ha resumido la titular del departamento para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, a través de un comunicado.

Larga tramitación

El anterior Ejecutivo del PP ya se había comprometido a proteger esta zona. El texto de la norma estuvo en información pública a finales del pasado año. Sin embargo, nunca se llegó a aprobar en el Consejo de Ministros el real decreto, con lo que no entró en vigor la prohibición oficial de acometer actividades relacionadas con los hidrocarburos.

Con esta norma (que ahora se deberá desarrollar a través de un plan de actuación) el corredor pasa a formar parte de las Zonas Especialmente Protegidas de Importancia para el Mediterráneo del llamado Convenio de Barcelona. Además, según el ministerio, esta nueva área permite a España cumplir ya con el objetivo de que al menos el 10% de las zonas marinas y costeras del país estén protegidas en 2020.

En concreto, según ha resaltado el ministerio, con la declaración España "se acerca al 13% de sus aguas marítimas protegidas, por encima del objetivo fijado". "Esto nos sitúa como uno de los países mediterráneos con más superficie marina protegida", ha añadido Ribera.

Más información