Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El inesperado éxito de una chef mexicana en EE UU

La periodista de Univisión Inger Díaz ha sido galardonada con el Premio Ortega y Gasset a la mejor cobertura multimedia

La periodista Inger Díaz este martes en la Redacción de Univisión Noticias.
La periodista Inger Díaz este martes en la Redacción de Univisión Noticias.

El restaurante South Philly Barbacoa del barrio sur de Filadelphia, regentado por una chef mexicana, fue el sexto en la lista de los diez mejores nuevos restaurantes de Estados Unidos en 2016 según la revista Bon Appétit.

MÁS INFORMACIÓN

La periodista de Univisión Inger Díaz Barriga (Ciudad de México, 1975) buscaba publicar un reportaje sobre el éxito de una mexicana en EE UU y “las dificultades de cocinar barbacoa fuera de México, pues es un plato para el que se utilizan ingredientes locales y que no son fáciles de encontrar”, cuenta Díaz desde la Redacción de Univisión Noticias en Miami.

Cuando Díaz conoció a la chef Cristina Martínez se dio cuenta de que había algo más que un reportaje sobre su exitoso restaurante. Martínez es una mujer maltratada por su primer marido que escapó de Capulhuac, un pequeño pueblo a unos 57 kilómetros de Ciudad de México, para buscar una vida mejor.

Mejor vete, Cristina, un relato que utiliza el podcast como instrumento informativo, ha conseguido el Premio Ortega y Gasset a la mejor Cobertura Multimedia. Inger Díaz cuenta cómo Cristina Martínez huyó de su pueblo dejando atrás a sus hijos, cruzó dos veces el desierto y entró como indocumentada en EE UU, donde trabajó por siete dólares la hora y donde llegó a abrir su propio restaurante de comida mexicana.

El jurado ha premiado a Díaz por haber contado una historia llena de sutileza y delicadeza que relata, desde una vida privada, temas universales como la inmigración, el maltrato, el acoso sexual y los empleos precarios o ilegales.

“En la primera llamada no tenía ni idea de la magnitud de la historia”, confiesa la periodista, que investigó durante seis meses el pasado de Díaz. “Lo más difícil fue decidir cómo contarla sin desestimar ninguno de los temas que se tocaban. No queríamos dejar de lado los problemas de la inmigración pero tampoco las razones por las que alguien se juega la vida para huir del maltrato”.