Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Exteriores promociona la recuperación de España frente a la crisis catalana

Dastis multiplica su presencia en foros económicos internacionales incluso con el Rey ante la ausencia de un Rajoy destinado a la política nacional

Alfonso Dastis con su homólogo libio, Mohamed Taha Siala.

“España está de vuelta” es el eslogan que se ha autoimpuesto el Ministerio de Exteriores, por orden de Mariano Rajoy, para volcarse en este comienzo de 2018 en la promoción internacional de la recuperación económica y social del país y para superar el estigma y la sensación de bloqueo marcado por la crisis independentista en Cataluña. El ministro Alfonso Dastis está multiplicando ya su presencia en foros no solo políticos sino de marcado tinte económico y relevando con la ayuda del rey Felipe VI y de su compañero de Gabinete Luis de Guindos al propio Rajoy en esa tarea, como sucederá esta semana en Davos. El presidente ha vuelto a escuchar el consejo que el expresidente del Congreso, Jesús Posada, le espetó a José María Aznar en una crisis similar en 2000: “Menos Siria y más Soria”. Rajoy tampoco se había destacado hasta ahora por una gran proyección internacional.

El presidente y el propio ministro de Exteriores han querido constatar, en los últimos días y semanas, que el conflicto catalán ya no interesa ni concentra la atención de los medios internacionales como sucedió hace unos meses, entre septiembre y octubre pasado, cuando se perdió la batalla de ese relato casi por incomparecencia. Algunos datos corroboran esa versión. A finales de diciembre, un alto cargo de La Moncloa convocó un encuentro con la prensa extranjera acreditada en Bruselas, aprovechando una cumbre a la que acudió Rajoy, y apenas acudieron cuatro corresponsales internacionales frente al centenar que había llenado esa misma sala en una cita similar en octubre.

Esta pasada semana sucedió algo similar en la copa de Navidad que Rajoy ofreció a los periodistas en La Moncloa y en la que se le preparó un corrillo con los corresponsales acreditados en Madrid. Preguntaron mucho sobre Cataluña pero para conocer qué pensaba el presidente sobre las posibles intenciones de Carles Puigdemont y sobre su reacción si se le ocurría presentarse en España. No se cuestionó nada sobre el artículo 155, ni sobre la intervención de Cataluña ni sobre la actuación de los jueces o del ejecutivo para restaurar la legalidad. Una corresponsal francesa, muy crítica en septiembre ante la inacción del Gobierno, departía amigablemente con Dastis y este aprovechaba para ensalzar el nuevo rol de España en el panorama internacional.

El ministro de Exteriores llegaba con el discurso bien aprendido. A primeros de enero participó en el foro alemán Welt Economic Summit, en el que estuvieron 60 invitados y empresas tan relevantes como Accenture, Airbus, Basf, Bayer, Commerzbank, Deutsche Bank, Lufthansa, Deutsche Telekon, Goldman Sachs, Siemens, Unicredit, Vodafone o Warner Bros y en esa sala pronunció la frase: “Alentamos a todos los que estáis en España a tener confianza en nuestro futuro, las cifras están ahí”. Y repitió los datos que también ofrece Rajoy en la mayoría de sus intervenciones sobre como España está encabezando ahora los niveles de creación de empleo y de crecimiento en Europa y hasta las exportaciones incluso en sectores como la fabricación de coches, en segundo lugar tras Alemania. El día anterior Dastis y Rajoy tomaron parte, en ese caso en Madrid, de un foro similar etiquetado como Spain Investors Day, con el mismo objetivo.

Los mensajes de apoyo del monarca en el foro Davos

J.C., Madrid

La recuperación de España es el mensaje que Alfonso Dastis, Luis de Guindos y el rey Felipe VI promocionarán este año también en Davos. La organización de este prestigioso y reconocido foro económico mundial había invitado también en esta ocasión a Rajoy, que nunca ha acudido aún a esta cita. Fue imposible pese a las presiones internas que le aconsejaban ir para remachar el eslogan de que España está realmente de vuelta y pese a las facilidades de formato que se le ofrecieron. El Foro, que se celebrará del 23 al 26 de enero en esa estación alpina este año bajo la amenaza de avalanchas de nieve y con el tema "Crear un futuro compartido en un mundo fracturado", acogerá a más de 3.000 participantes de más de 110 países del mundo político, empresarial, cultural y de la sociedad civil, entre ellos 70 jefes de Estado y de Gobierno y con la guinda posible de la llegada del norteamericano Donald Trump.

El ministro de Exteriores estará en un foro sobre La política de las emociones, en otro sobre la migración y en uno sobre el diálogo diplomático con Venezuela. Pero, en los márgenes de la cumbre, hará varias entrevistas con medios internacionales para promocionar España y, sobre todo, arropará a Felipe VI cuando todo el gran auditorio del Centro de Congresos y todas las salas adyacentes se tengan que parar (obligados por la organización) el miércoles (a las 11.15 hora local y 10.15 en España) para escuchar su discurso "España y Europa: Presente y Futuro".

Este domingo Dastis ha participado en Argel en otro encuentro de los habituales en su agenda, en este caso la 14 conferencia de ministros de Exteriores del Diálogo 5+5 del Mediterráneo Occidental, que es un foro informal entre los países ribereños más próximos, bajo el lema “Promoción del desarrollo social incluyente”. Una de las máximas impuestas por Rajoy para retomar la iniciativa política este curso frente al impulso de Ciudadanos y el estancamiento provocado por la crisis en Cataluña es destacar las medidas sociales emprendidas o prometidas y entre las que cabe destacar el acuerdo sindical y con la patronal para la subida del salario mínimo, la equiparación salarial de las fuerzas de seguridad o el debate sobre la contabilización de las pensiones provocado por la ministra de Empleo, Fátima Báñez.

En esa labor se ha puesto también al partido. El secretario ejecutivo de política exterior, Ramón Moreno, esta semana de viaje por México pero antes en otras plazas, no para de repetir la misma idea: “España es reconocida y valorada como ejemplo para las instituciones mexicanas por haber sido capaz de revertir una situación económica alarmante ofreciendo a su vez seguridad a una sociedad que ha trabajado muchos años bajo la sombra de la incertidumbre política, económica y social a la que nos habían abocado el gobierno socialista”. Y luego remacha con datos sobre la recuperación de la confianza de los mercados, el sector productivo, las pymes, los autónomos para vender la imagen de un país idóneo para invertir.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >