Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez decidirá el 14 de diciembre sobre la entrega de Puigdemont a España

La Fiscalía belga vuelve a pedir la extradición del expresidente y los exconsejeros

Carles Puigdemont presenta por vídeoconferencia desde Bruselas su programa electoral, ayer 3 de diciembre. En vídeo, declaraciones del abogado del expresidente catalán.

El expresidente Carles Puigdemont y los cuatro exconsellers que huyeron con él a Bruselas tendrán que esperar hasta el próximo 14 de diciembre a partir de las nueve de la mañana para conocer la decisión del juez que examina las euroórdenes españolas que pesan contra ellos. El calendario judicial se solapa así de lleno con la campaña electoral: el tribunal de primera instancia se pronunciará justo una semana antes de la cita con las urnas en Cataluña.

Los cinco políticos han comparecido desde las nueve de esta mañana ante el juez que debe decidir sobre su extradición a España, donde están acusados de rebelión, sedición, malversación, prevaricación y desobediencia tras la proclamación unilateral de la independencia de Cataluña. La sesión se ha alargado durante tres horas y media. En torno a las 12.30 de la mañana, tanto la fiscalía belga como la defensa han concluido la exposición de argumentos. Ha sido entonces cuando uno de los abogados de los acusados, Jaume Alonso-Cuevillas, ha avanzado que el juez "no ha querido tomar la decisión en caliente", y tal como estaba previsto, comunicará en 10 días si opta por enviar a los políticos independentistas a España para que sean juzgados o apuesta por rechazar la extradición. Sea cual sea su posición, cabe recurso por ambas partes, lo que retrasará la decisión final como mínimo hasta el mes de enero en caso de agotarse la vía judicial, dado que restan abiertas dos instancias de recurso, el tribunal de Apelación y el de Casación.

Los letrados de los exmiembros del Govern, Paul Bekaert, Christophe Marchand y el propio Alonso-Cuevillas, han comparecido al término de la vista para exponer lo sucedido. La fiscalía ha mantenido la petición de extradición, mientras que la defensa ha basado su estrategia en dos grandes bloques de argumentos: por un lado entienden que los delitos de los que les acusa la euroorden no tienen una equivalencia en el código penal belga, y en segundo lugar, estiman que en caso de extradición no hay suficientes garantías de que en España puedan tener un juicio justo. El tribunal ha tomado en consideración estos argumentos junto a la documentación y alegaciones por escrito.

Los acusados han entrado al edificio acompañados de sus abogados y sin que los medios hayan podido tomar imágenes. El proceso se ha desarrollado, como los anteriores, en neerlandés, con equipos de traducción simultánea, y a puerta cerrada. En esta ocasión se ha celebrado en el edificio de la fiscalía, que se encuentra frente al Palacio de Justicia —donde tuvo lugar la anterior cita judicial— por razones de organización. De los cinco delitos que se les atribuye en España rebelión, sedición, malversación, prevaricación y desobediencia, la fiscalía belga excluyó uno el pasado 17 de noviembre: la prevaricación.

Si no deciden cambiar de estrategia y entregarse a la justicia española, los exmiembros del Govern harán campaña desde Bélgica y seguirán fuera de Cataluña incluso después de las elecciones del 21-D. Uno de los principales actos de esa campaña desde el exterior se desarrollará este jueves, cuando hay convocada una manifestación independentista en Bruselas.

Horas antes de conocerse la fecha en la que Puigdemont sabrá si es devuelto o no a España, el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha decidido que Oriol Junqueras (exvicepresidente de la Generalitat), Joaquim Forn (exconsejero de Interior) y los presidentes de ANC y Òmnium (Jordi Sànchez y Jordi Cuixart) seguirán en prisión incondicional.

El instructor del caso ha dictado cárcel eludible bajo fianza de 100.000 euros para los otros seis exconsejeros a los que la Audiencia Nacional envió a prisión (Raül Romeva, Carles Mundó, Dolors Bassa, Meritxell Borràs, Josep Rull y Jordi Turull). Una vez que las depositen, el magistrado les impone comparecencias semanales en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña o en el juzgado o tribunal de su conveniencia, prohibición de abandonar España y retirada de pasaporte. El magistrado les advierte de que el incumplimiento de cualquiera de las obligaciones impuestas conllevaría su vuelta inmediata a la cárcel. A medianoche, comienza la campaña para las elecciones del 21 de diciembre, en la que no estarán dos cabezas de lista, Junqueras y Puigdemont.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información