desafío independentista

El PP acepta la enmienda del PSOE para que el control de TV3 siga en manos del Parlament

Los populares querían que los medios catalanes fueran controlados por la Junta Electoral y el Senado

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante su intervención en el Foro Económico del diario 'El Norte de Castilla'.
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante su intervención en el Foro Económico del diario 'El Norte de Castilla'.R. García / EFE

El PP ha aceptado finalmente la enmienda del PSOE para que el control de los medios públicos catalanes siga en manos del Parlament de Cataluña a pesar de la intervención del 155. Tras una mañana de tiras y aflojas, fuentes populares y socialistas han confirmado el acuerdo y el Gobierno no ejercerá el control sobre TV3, Catalunya Radio y la Agencia Catalana de Noticias durante la aplicación de las medidas del 155 en Cataluña.

Más información

El PP pretendía, según la oferta que presentó esta mañana al PSOE, que la Junta Electoral Central supervisara el funcionamiento de los medios públicos catalanes el tiempo que dure la intervención en Cataluña, y que el control parlamentario de estos se ejerciera en la comisión conjunta del Senado que se ocupa de la aplicación del 155. En principio, ha renunciado a esa pretensión en pro de un acuerdo con el PSOE.

La intención del PSOE era, a cambio, que los medios públicos catalanes sigan funcionando como hasta ahora sin que el Ejecutivo intervenga en ellos. Eso significa, además, que los directivos de estos —empezando por la presidenta de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales [Núria Llorach] y el director de TV3 [Vicent Sanchis] — sigan en sus puestos. El nombramiento de ambos cargos es competencia del Parlament de Cataluña, por lo que el PSOE pretende que la cámara catalana mantenga esa potestad, y no pueda asumirla el Gobierno con el 155.

De esta forma se estaría preservando también otra de las competencias del Parlament, cuya actividad queda limitada por el paquete de la intervención del 155. El Parlament fue otro de los caballos de batalla del PSOE en la negociación con el Gobierno. Los socialistas no estaban de acuerdo con disolverlo o suspender su actividad, y que así haya sido es mérito de su participación en el acuerdo, porque la voluntad del Ejecutivo era otra, según fuentes socialistas de la negociación.

El PP y el PSOE consensuaron ayer también a propuesta de los socialistas que la aplicación del 155 pueda ser "gradual", mientras que los socialistas han retirado esta mañana otra enmienda para que las medidas pudieran quedar en suspenso en caso de que Carles Puigdemont hubiera convocado elecciones legales, lo que se descartó al conocerse la propuesta de resolución de Junts Pel Sí.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50