Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior fleta cruceros para alojar a cerca de 6.000 policías enviados a Cataluña

Zoido subsana con navios los problemas logísticos de un despliegue que duplicará la plantilla de policías y guardias civiles

El Crucero Rapshody amarrado en el puerto de Barcelona que servirá de alojamiento a los policías desplazados para impedir el referéndum.

Camarotes de cruceros atracados en el puerto de Barcelona. Ese será el alojamiento de una parte importante de los cerca de 5.000 policías que el Ministerio del Interior tiene previsto desplegar en los próximos días para hacer frente al desafío soberanista del referéndum del 1 de octubre. La imposibilidad de encontrar todos los alojamientos necesarios en Barcelona (con 40 euros de dieta diaria por agente), ha llevado al departamento de Juan Ignacio Zoido a fletar dos grandes cruceros a la naviera italiana Grandi Navi Veloci (GNC). Uno de ellos, el Rhapsody, atracó ayer en el puerto Lepanto de Barcelona, donde tiene previsto permanecer fondeado una semana. El segundo, el Azzurra, llegó horas después al puerto de Tarragona. No se descarta emplear otras dos embarcaciones similares, según algunas fuentes. Los agentes pernoctarán y comerán en los barcos, que también pueden albergar en sus bodegas cientos de vehículos policiales.

La decisión de Interior de fletar estos navíos, inédita, se produce después de que en las últimas semanas haya movilizado a cientos de agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil. Ayer mismo, cuando la tensión ya se trasladaba a las calles tras las últimas detenciones de políticos, empresarios y funcionarios y más de 40 registros, se ampliaba de 400 a 700 el número de antidisturbios llegados de toda España. Y se completaban los 600 efectivos de los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS) de la Guardia Civil con unidades completas (unos 30 miembros) de sus homólogos en las comandancias de 17 provincias.

Con una nota interna ya se les había informado el pasado martes a los policías de que el alojamiento sería en “camarote de barco”, cuatro en cada uno. También se les advirtió de que el regreso no sería antes de “10-15 días”.

La plantilla en Cataluña de ambos cuerpos supera por poco los 6.000 efectivos, según fuentes de Interior. Todos se han quedado sin libranzas hasta el 5 de octubre por orden de sus respectivas direcciones generales. El plan del ministerio es que, con los refuerzos, el número total de agentes supere los 10.000 y acercarse, así, a los 16.783 mossos.

La Policía ya envió la pasada semana un grupo de unos cien agentes de los servicios de lucha antiterrorista y 40 de investigación criminal destinados en Madrid y en los servicios centrales para apoyar las pesquisas sobre los preparativos de la consulta.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información