Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Merkel pide a Rajoy más implicación en el debate sobre el futuro de la UE

Solo Shulz y Peña Nieto llaman al presidente para felitarle personalmente por su investidura

Berlín / Madrid
La canciller alemana, Angela Merkel, el 21 de octubre.
La canciller alemana, Angela Merkel, el 21 de octubre. AFP

Alemania felicita y recibe con deseos de colaboración futura al recién elegido presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy. El portavoz de la canciller Angela Merkel expresó el lunes su confianza en que España pueda hacer oír "su voz con fuerza en los esfuerzos por garantizar la viabilidad futura de nuestra Unión Europea".

Berlín considera "obvio" que un presidente del Gobierno en funciones no puede involucrarse tanto como uno "con mandato propio y elegido en el Parlamento". "Mariano Rajoy está ahora en una posición más fuerte en Europa", aseguró Steffen Seibert, portavoz de Merkel, en un comunicado leído al comienzo de la rueda de prensa habitual de los lunes.

La ausencia de España en estos últimos 315 días de bloqueo político se ha reflejado en gran parte de los debates europeos que han tenido lugar en este periodo. Pero quedó especialmente patente cuando Merkel se reunió con la inmensa mayoría de líderes europeos para preparar la cumbre de Bratislava del pasado 16 de septiembre, la primera celebrada tras el referéndum en el que los británicos votaron por abandonar la UE. El líder español fue de los pocos que no participó en estas conversaciones previas.

España también ha estado al margen de reuniones de los países con más peso en la eurozona, como las celebradas entre los líderes de Alemania, Francia e Italia. Preguntado por la posibilidad de que esta situación cambie ahora que España ya tiene Gobierno, el portavoz de Merkel dijo no poder hacer anuncios concretos sobre nuevos encuentros. 

El desconcierto de Berlín ante la anómala situación española se mostró tras las elecciones del 20 de diciembre de 2015. Al día siguiente de los comicios, los periodistas preguntaron a una portavoz de la canciller si Merkel ya había hecho la tradicional llamada para felicitar al vencedor. "La situación en este momento es tal que podemos felicitar al pueblo español por la alta participación, pero no veo muy claro todavía a quién se puede felicitar en esta situación", respondió.

En este año de bloqueo político en la cuarta economía de la eurozona, el Gobierno alemán se ha resistido a pronunciarse en público para no inmiscuirse en los asuntos internos de un Estado miembro de la UE, aunque los líderes políticos y empresariales alemanes insistían siempre en el interés común de que España lograra cuanto antes dotarse de un Gobierno estable.

El portavoz de Merkel recordó el lunes la relación "de total confianza" que une desde hace años a los dos líderes. "Rajoy contribuyó considerablemente con su política a que España regrese a la senda del crecimiento y a la senda de la creación de empleo", añadió.

También el portavoz de la Comisión Europea, Margaritis Shinas, aludió a la investidura de Rajoy, aunque pospuso cualquier opinión sobre los deberes del nuevo Gobierno, especialmente el ajuste de 5.500 millones en los presupuestos de 2017, hasta que este se constituya. “Para comprometernos con el nuevo Gobierno español hay que esperar un poco a que se constituya, lo que creo que está previsto para el jueves. A partir del viernes tendremos contactos con los nuevos ministros sobre el menú político que ustedes conocen”, dijo Schinas a los periodistas.

El portavoz de Jean-Claude Juncker justificó que este no hubiera llamado todavía ayer por la mañana a Rajoy para felicitarle por su investidura porque esta semana es un poco “atípica”, en alusión a las vacaciones escolares, y es “un poco difícil” concertar una conversación.

Lo atípico de la semana no impidió al presidente del Parlamento Europeo, el socialdemócrata alemán Martin Schulz, telefoner a Rajoy para felicitarle y difundir un mensaje a través de las redes sociales en el que afirma que “Europa necesita el compromiso, la estabilidad y el europeismo de España”. Shulz, que visitó recientemente a Rajoy en La Moncloa, busca apoyos para seguir al frente de la Eurocámara y no ceder el puesto a un miembro del Grupo Popular en la segunda mitad de la legislatura europea, como estaba inicialmente previsto.

Además, de Shulz, Rajoy recibió la llamada del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, y telegramas de los mandatarios de Francia, Portugal, Antonio Costa, Hungria, Viktor Orban, o el Consejo Europeo, Donald Tusk; entre otros. Curiosamente, uno de los más madrugadores fue el venezolano Nicolás Maduro, quien en el pasado insultó repetidamente a Rajoy. “El Gobierno de Venezuela hace votos para que en esta nueva etapa se impulse la cooperación económica y social en beneficio de ambos pueblos”, indicó la Cancillería venezolana en un comunicado.

La rápida reacción de Venezuela se explica en parte por la diferencia horaria. También el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, envió el siguiente tuit a Rajoy desde Cartagena de Indias, donde el viernes y sábado fue anfitrión de la Cumbre Iberoamericana: “Cuente con nuestra amistad y disposición para seguir trabajando juntos”.

Más información