Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

España acogerá a 586 refugiados a partir de la próxima semana

Interior anuncia que, aparte de los 200 reubicados desde Grecia e Italia, ha enviado a personal a Turquía y Líbano para reasentar a otros 386

Un campamento de refugiados en la frontera griega con Macedonia el pasado 19 de mayo.
Un campamento de refugiados en la frontera griega con Macedonia el pasado 19 de mayo. EFE

Las constantes críticas que ha recibido España por su racanería en la acogida de los refugiados que esperan por millones a las puertas de Europa podrían comenzar a mitigarse la próxima semana, según comunicó ayer el Ministerio del Interior. Desde el próximo día 24 hasta mediados de junio se espera la reubicación de 200 personas, 150 procedentes de Grecia y 50 de Italia y de 386 —285 procedentes de Líbano y 101 desde Turquía—, en nuestro país. Interior entiende que, de este modo, “España se convertirá en el país que ha reubicado al 11,8% de los 1.683 reubicados hasta el momento en Europa”, y “el quinto en recepcionar refugiados para su reasentamiento, el 6,1% de los 6.321 reasentados en Europa”.

Mientras el controvertido pacto entre Europa y Turquía para la devolución de los refugiados desde Grecia se resquebraja, el próximo 24 de mayo llegarán previsiblemente a España los primeros 20 refugiados procedentes del país heleno, a los que seguirían otros 28 procedentes de Italia el 25 de mayo, otros 44 procedentes de Grecia el 30 de mayo, y 19 el 1 de junio. Son en total 83 de los 150 refugiados que serán trasladados a España desde ese país. Los 67 restantes, se espera que lleguen a España antes de que finalice junio. Para entonces está previsto que lleguen también a España los cuatro restantes refugiados procedentes de Italia, ya que 18 de ellos fueron reubicados en diciembre de 2015 en el marco de un primer proyecto piloto y 28 lo serán la próxima semana.

En el anuncio del ministerio no se hace mención, sin embargo, del más de medio millón de refugiados que —desde 2014— han pedido asilo en Alemania, donde la mayor parte pretende quedarse, frente a los aproximadamente 10.000 sirios que han cruzado por ejemplo la frontera de Melilla, en el caso de España, siguiendo la mayor parte camino hacia otros países del norte de Europa donde encuentran mejores coberturas sociales.

Según fuentes del ministerio, se hará un reparto por las diferentes comunidades autónomas, “pero esta distribución le corresponde ya al Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales”.

Hasta la semana pasada, el ministerio había dejado la pelota en el tejado de Grecia e Italia, porque consideraban que eran ambos países quienes debían hacerse cargo del traslado en avión de los refugiados. El ministro reconoció que estaba todo listo para la acogida, a falta de que los gobiernos griego e italiano realizaran los trámites necesarios para el desplazamiento.

Funcionarios desplazados

"Con el fin de agilizar la llegada de estas personas", el Ministerio del Interior, ha desplazado a funcionarios a los lugares donde se concentra la mayor llegada de refugiados. Tanto el proceso de reubicación como el de reasentamiento conllevan una serie de tramitaciones reguladas, muchas de ellas en los países donde se encuentran los refugiados, que requieren, de forma inevitable, de tiempo para su desarrollo y ejecución.

Desde el ministerio se ha dado prioridad a la ejecución del programa de reubicación de refugiados, al igual que al de reasentamiento. Pero Interior ha manifestado su intención de agilizar la tramitación de las personas que serán reasentadas y, por este motivo, la semana próxima un grupo, integrado por funcionarios del Ministerio del Interior (miembros de la Oficina de Asilo y Refugio y de la Dirección General de la Policía), así como por funcionarios del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, se trasladará a Turquía para estudiar los expedientes relativos a las personas que serán trasladadas a España para su reasentamiento con el objetivo de que los refugiados puedan estar en nuestro país en la primera quincena de junio.

El Ministerio del Interior trabaja con el objetivo de que a mediados de junio haya venido a España un total de 586 refugiados (200 vía reubicación desde Grecia e Italia y 386 vía reasentamiento desde Líbano y Turquía).

Numerosas tramitaciones reguladas

Tanto el proceso de reubicación como el de reasentamiento conllevan una serie de tramitaciones reguladas tanto a nivel de la Unión Europea como en normativas nacionales, muchas de ellas en los países donde se encuentran los refugiados, que requieren, de forma inevitable, de tiempo para su desarrollo y ejecución. En los casos de Italia y Grecia (el procedimiento de reubicación es idéntico) fue el pasado 1 de marzo cuando el Ministerio del Interior español trasladó a las autoridades helenas la voluntad de reubicar a 150 personas y comunicó a las italianas la cifra de 32 para completar el cupo de 50 personas.

En lo que atañe a Grecia, el pasado 22 de marzo el ministerio español comenzó a recibir paulatinamente los expedientes de personas a reubicar, proceso que se completó el pasado 18 de abril. A medida que se fueron recibiendo los expedientes, el departamento que dirige Fernández Díaz procedió a realizar los correspondientes controles de seguridad, labor que realizaron los servicios policiales y de inteligencia correspondientes. Esta gestión comenzó el 13 de abril y terminó el 3 de mayo. Durante este tiempo, conforme se iban ultimando los controles, se fue comunicando formalmente a las autoridades griegas la aceptación de los expedientes.

Confirmada por parte de Grecia la recepción de dicha aceptación, las autoridades helenas tuvieron que notificar al solicitante que iba a ser reubicado en España. En la práctica se dan con frecuencia dificultades para localizarlos debido a que se encuentran repartidos por distintos puntos del país.

Después se abrió la fase de traslado del refugiado. Para ello, Grecia tuvo que expedir, en cumplimiento con el Reglamento de Dublín, un salvoconducto a cada uno de los solicitantes. Paralelamente, las autoridades griegas remitieron el 6 de mayo a la Organización Internacional de Migraciones (OIM) el listado de personas aceptadas por España para iniciar las gestiones de traslado.

Traslado desde Atenas

Como el traslado a España se realizará desde Atenas, los integrantes de los tres contingentes que llegarán a nuestro país deberán ser trasladados desde los lugares en los que se encuentran hasta la capital de Grecia. Previamente al traslado, la Organización Internacional de Migraciones realizará exámenes médicos a cada uno de los solicitantes. Completadas estas pruebas de salud, la OIM procederá a la reserva de los vuelos para el traslado de los refugiados a España.

En cuanto a Italia, el procedimiento de reubicación es idéntico al de Grecia. En este caso fue el 13 de abril cuando, tras haber comunicado España el 1 de marzo la voluntad de completar el cupo de 50 personas con la reubicación de 32 refugiados, el Ministerio del Interior comenzó a recibir paulatinamente de las autoridades italianas los expedientes de personas a reubicar, un proceso que terminó el pasado 3 de mayo.

El Sistema español de Acogida e Integración de solicitantes/beneficiarios de protección internacional ofrece la permanencia en un centro de acogida bien del Ministerio de Empleo y Seguridad Social o de ONG (subvencionadas por este departamento ministerial), en el que se garantiza alojamiento, manutención, asistencia jurídica, asistencia psicológica, atención social y asesoramiento, acompañamiento a centros escolares, sanitarios y sociales públicos, aprendizaje del idioma y habilidades sociales básicas, orientación e intermediación para la formación profesional y la reinserción laboral, actividades culturales y ayudas económicas. Dichas coberturas tienen un tiempo limitado y algunas de las cuales expiran a los seis meses, por lo que son muchos los refugiados que han utilizado España solo como trampolín hacia Europa y han evitado solicitar asilo para no verse constreñidos por el tratado de Dublín, por el que prevalece la potestad del primer país donde se solicita. 

Más información