Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Monago hará una consulta para reformar la ley electoral extremeña

Los ciudadanos podrán decidir si quieren que gobierne la lista más votada

También se planteará rebajar el número de parlamentarios regionales

El presidente de la Junta de Extremadura, Jose Antonio Monago, atiende a los medios el pasado 23 de abril.
El presidente de la Junta de Extremadura, Jose Antonio Monago, atiende a los medios el pasado 23 de abril.

El presidente de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago (PP), ha anunciado esta mañana, durante un desayuno informativo de nueva Economía Fórum en el hotel Ritz de Madrid, que si es reelegido en las próximas elecciones realizará una consulta popular no vinculante para reformar la ley electoral extremeña. El objetivo es que los ciudadanos puedan decidir si quieren que gobierne la lista más votada, una segunda vuelta, y si se baja el umbral de votos necesarios para que los partidos entren en el Parlamento regional fijado ahora en el 5% al 3% de los votos.

Monago ha defendido una reforma de la ley electoral profunda en su comunidad y que sean los extremeños los que opinen directamente sobre qué les parece. La consulta, ha asegurado, no colisionará con las competencias estatales porque no será vinculante y se centrará en una competencia autonómica. Monago ha querido así distanciarse del tipo de consulta que pretende imponer en Cataluña el presidente Artur Mas sobre la independencia. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, presente en el acto, le precisó luego a Monago que ese tipo de iniciativas tienen algunos problemas de encajes legales y que debería hacer previamente una consulta al propio Ejecutivo antes de convocar el referéndum popular.

Monago ha anticipado que en la consulta se plantearán tres preguntas centrales: si se debe reducir el número de parlamentarios de 65 a 45, si debe bajarse del 5% al 3% el umbral de votos para lograr escaños y si debe gobernar la lista más votada. "Hay que derrotar a la vieja política que defiende que tres son más que uno, todos los partidos tienen que compartir este principio o actuarán como la peor de las castas. El presidente debe decidirse en las urnas y no en el Parlamento", ha añadido.

El considerado verso suelto o barón rojo del PP ha defendido en esta presentación en Madrid la posibilidad de remarcar los "acentos" propios en su partido para explicar algunos de sus habituales desmarques, tanto en el modelo de campañas y arengas que realiza, como en algunas de sus políticas. Monago ha presumido de que Extremadura ha sido la primera comunidad autónoma de España que ha regulado por ley la limitación de mandatos y ha utilizado ese recurso para asegurar, por tanto, que ahora solo se presenta para cuatro años más y con enorme libertad de acción.

Sobre futuros pactos con otras fuerzas tras las elecciones del 24 de mayo, Monago ha enfatizado que piensa ganar ("no tengo abuela") y que en caso de necesitarlo hablará con todos los partidos, "hasta con el PSOE", aunque no con Podemos, porque ya ha avanzado que su objetivo es que no gobierne en Extremadura el PP. Monago ha descalificado a Ciudadanos por tener en sus listas a dirigentes que habían competido y perdido por el liderazgo de Podemos y por no tener autonomía propia: "Para mandar notas de prensa tienen que hablar antes con Barcelona", dijo para arremeter así con el origen catalán del líder de esa formación, Albert Rivera.

Por su parte, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo (PP), que presentaba la conferencia del presidente extremeño, ha asegurado que la búsqueda del acuerdo político forma parte del ADN de su partido, el PP, pero que el llamado pacto del Tinell de todos contra los populares "sigue más vigente que nunca".

"El pacto está en nuestro ADN y la exclusión, en el de los otros", ha dicho el dirigente gallego durante su intervención, en alusión también a los tiempos en que Manuel Fraga no obtenía mayorías absolutas y tuvo que negociar con otras formaciones en su tierra. Feijóo ha defendido que Monago haya roto en la legislatura que ahora concluye con este acuerdo de izquierdas para excluir al PP (firmado en Cataluña en el año 2003), al gobernar en minoría con la abstención de IU: "Él lo ha hecho todo con acuerdos".

El 'laboratorio' de Podemos

El líder gallego ha asegurado que los dos comparten muchas ideas sobre qué deben ser los partidos políticos y la política, y que también comparten una idea de España desde dos comunidades diferentes. "Gobernamos dos comunidades de una nación diversa que requiere adaptarse al terreno, lo que no han entendido los que pretenden manejarlo todo desde un laboratorio de la Complutense o desde una central en Barcelona", ha dicho Feijóo en referencia a Podemos y a Ciudadanos.

El dirigente autonómico ha asegurado que comparte también la reivindicación del espíritu del 68 que ha lanzado Monago en un vídeo de campaña electoral y que él lo comparte también con el del 78: "Quizá menos lírico pero más fecundo en realizaciones". A su juicio, lo que ahora se está planteando en el panorama político español es la "disyuntiva" entre un nuevo 68 y un nuevo 78: el discurso de "amigos-enemigos" frente al de la "regeneración, reforma y reconstrucción".