Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía destapa la red para captar ayudas de un exconsejero andaluz

Las empresas de Ojeda han recibido al menos 14 millones para formación según un informe policial, pero los investigadores creen que la cifra final se multiiplicará

Ángel Ojeda, exconsejero de Hacienda de Andalucía.
Ángel Ojeda, exconsejero de Hacienda de Andalucía.

La UDEF (Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal) de la policía sostiene en un informe sobre cursos de formación subvencionados por la Junta de Andalucía entre 2009 y 2011 que ha habido una desviación “sistemática” de fondos públicos. En total, la pesquisas afectan a ayudas que suman 360 millones de euros. La Fiscalía Anticorrupción avala el escrito policial porque tras investigar el fraude en Málaga (el 85% de los beneficiarios de cursos inspeccionados vulneró la ley), comprobó que captaban fondos en otras provincias andaluzas. Policía y fiscalía han puesto el foco en Almería, donde empresas de formación recibieron en esos tres años 212 millones y en el Servicio Andaluz de Empleo, que adjudicó 118 millones. Estas pesquisas han destapado nuevas irregularidades.

Sobre el SAE, el informe policial subraya que hay “una serie de empresas que destacan por su reiteración en la percepción de subvenciones y por lo elevado de las cuantías”. Los agentes señalan que tales firmas que destacan como perceptoras están vinculadas, directa o indirectamente, a Ángel Ojeda, consejero de Hacienda de la Junta de Andalucía entre 1987 y 1990.

La policía ha acreditado que las empresas relacionadas con Ojeda han recibido 14,6 millones de euros, aunque consideran que esta cantidad se incrementará a medida que avance la investigación. En su informe, la UDEF cita 13 empresas relacionadas con Ojeda, aunque en el Registro Mercantil consta una decena más.

Como hecho destacado, los agentes señalan que Teresa Florido, cuñada de Ojeda, fue la máxima responsable del Servicio Andaluz de Empleo entre junio de 2011 y abril de 2012. Los agentes sostienen que Florido fue responsable de gran parte de la subvenciones que recibió Ojeda.
El informe de la UDEF describe lo que puede ser el origen del entramado del ex consejero andaluz. “La mayoría de las empresas que utiliza [Ojeda]“, dicen los investigadores, “son creadas a partir 2009, coincidente con la aprobación de la nueva orden reguladora de la concesión de subvenciones, ayudas y becas, de 23 de octubre de 2009, que regula y unifica la ordenación de la formación profesional (...) Hasta principios de 2009, Ojeda venía operando en el campo empresarial con Inversiones Toespa, Prescal Consultoría Integral, Educanet, y fundamentalmente Itisa (Inspecciones Técnicas Internacionales) y un conjunto de empresas y asociaciones de la industria aeronáutica: Agrupación de Empresas Aeronáuticas, Agrupación de Ingenierías Aeronáuticas”.

La UDEF retrata a continuación el crecimiento de las empresas de Ojeda. “En el mundo de las subvenciones parece entrar fuerte con las empresas vinculadas: Asociación de Entidades de Innovación y Telemáticos de Andalucía, HASA, Asistencial SL (hoy HASA Sevilla Asistencial y Huelva Asistencial), y en el muy lucrativo negocio de la prevención de riesgos laborales, a través de Prevención de Riesgos, Seguridad y Calidad, Prescal. En el área de las entidades sin ánimo de lucro crea en 2007 la fundación para el Desarrollo y la Integración de Inmigrantes. Con lo que prácticamente cubre todo el espectro subvencionable en Andalucía”.

El informe policial cita el caso de Delphi, la multinacional que cerró su factoría en 2007 en Puerto Real (Cádiz) y dejó en la calle a más de 1.500 trabajadores. La Junta de Andalucía se comprometió a su recolocación, para lo que les facilitó cursos de formación. “En esas fechas se había producido el conflicto de Delphi. En este momento (Ojeda) entra de lleno en el negocio de la subvención, constituyendo el 1 de enero de 2009 tres entidades que serán las futuras receptoras de varios millones de euros en subvenciones para la formación y empleo y que han estado en duda sobre su legalidad y actuaciones irregulares sobre el proceso de reconversión de la misma”, reza el informe policial.

Los agentes citan tres empresa (Asociación de Apoyo a la Integración Humanitas, Asociación para la Sociedad de la Información y Asociación de Apoyo al Medio Ambiente) que desde 2009 han percibidos cuantiosos fondos de la Junta de Andalucía. En el caso de la primera firma, recibió 642.390 euros para cursos de formación sin estar registrada ni catalogada como empresa de formación. La UDEF sostiene que se trata de un “entramado realmente complejo” que obtiene subvenciones sin cumplir los requisitos y que ha conseguido tener presencia en todas las provincias andaluzas.

Ojeda declinó dar su versión a este diario. Florido, directora del SAE de junio de 2011 a abril de 2012, afirma que se inhibió en toda ayuda a su pariente y que cesó voluntariamente.

“Es un modo de obtener votos de los andaluces”

La policía apunta que la figura política de Ángel Ojeda, exconsejero de Hacienda andaluz, es la más resonante, pero no la única que ha recibido fondos para la formación. “Algunos de los beneficiarios tienen o han tenido algún tipo de relación con la Junta de Andalucía, algunos de sus entes públicos, Diputaciones provinciales o Ayuntamientos (...) Entendemos que es esta condición la que les ha facilitado el acceso a este tipo de subvenciones, que de otro modo no hubiesen adquirido al no cumplir los requisitos exigidos”. La policía da ejemplos de todo ello.

— AF Salamar. El marido de la administradora única trabajó desde 1987 para la Junta de Andalucía, en las consejerías de Cultura y Educación.

— Asociación Axárquica. Su presidente ha estado vinculado a la Consejería de Educación.

— Ormar Informatic. Constituida por Juan Fernando Ortega, candidato socialista a la alcaldía de Roquetas (Almería) en 2011. La policía le atribuye otras firmas como Inmecamar o Infosol. Estas tres empresas han recibido 1,3 millones en ayudas. Alguna de estas firmas no tiene trabajadores ni ingreso alguno ajeno a tales subvenciones.

El informe incluye una consideración explosiva que hacen los investigadores sobre el objetivo de estas ayudas. “Alguno de este tipo de perceptores se repite sistemáticamente año tras año por lo que podríamos entender que este no es más que un modo de clientelismo, de obtener el beneplácito, los votos, de un número muy extenso de la población andaluza y con un costo realmente reducido, recordemos que el 80% de lo subvencionado lo aporta la UE”, concluye la policía.

El análisis de la UDEF sobre este fraude “sistemático en todas las provincias andaluzas”, también investigado por la Guardia Civil, es contundente: se ha detectado la existencia de cazasubvenciones que crean sus empresas días antes de obtener las ayudas, las reciben de la Junta sin siquiera estar dadas de alta en la Seguridad Social o con deudas con dicha institución, se desvanecen tras conseguirlas, y no contratan a nadie pese al fin pactado de tales subvenciones y con “falta absoluta de control del Servicio Andaluz de Empleo”.