Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno de Artur Mas replica que no se da por aludido

El portavoz del Ejecutivo Francesc Homs avisa que la reunión del jueves con Rajoy tiene carácter "definitivo" y "decisivo"

Artur Mas (CiU), presidente de la Generalitat, expuso hace seis días en una conferencia en Madrid la necesidad de que Cataluña disponga de un Estado propio y en el auditorio del hotel Ritz no había ni un ministro ni tampoco ningún líder del Partido Popular ni del PSOE. El Ejecutivo catalán interpretó esas ausencias como un desprecio a su discurso y a la explosión soberanista en Cataluña en la Diada. En cambio, le sorprendió agradablemente la presencia en el acto del jefe de la Casa del Rey, Rafael Sporttorno. La situación dio este martes un giro radical con el mensaje del Monarca alertando contra las “quimeras” soberanistas, que recibió una ola de críticas por parte de los partidos nacionalistas. La Generalitat encajó las palabras del Rey oficialmente con indiferencia pero en privado lo interpretó como un escalón más en el rechazo al plan soberanista de Mas desde diferentes instancias del Estado.

“No nos damos por aludidos. Hace tiempo que desde Cataluña proponemos muchas cosas y soluciones que no son quimeras”, despachó Francesc Homs, portavoz del Ejecutivo catalán, que conoció el contenido de la carta del Rey a través de un periodista cuando compareció para dar cuenta de las decisiones de Gobierno, que se reúne los martes. Homs no quiso azuzar la polémica y “agradeció” a la Casa del Rey que tuviera, a diferencia de la actitud adoptada por otras instituciones, la “delicadeza” de ir a escuchar a Mas. “Desde un punto de vista democrático, lo peor es que no te quieran escuchar y eso da idea de hasta qué punto algunos plantean las cosas de forma errónea”, avisó.

La Generalitat avisa de que la cita con Rajoy será “definitiva”

El Ejecutivo catalán procuró ir con pies de plomo y no tensar más la cuerda con vistas a la reunión del jueves en La Moncloa entre Mas y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la que abordarán el pacto fiscal. La Generalitat tacha la reunión de “definitiva y decisiva” y la realidad es que no espera de ella grandes cosas, hasta el punto de que el interés se centra en el día después y en la hoja de ruta de Mas en favor de un Estado propio. Pese a este órdago, Homs no vio motivos para solicitar una audiencia con el Monarca para informarle de la deriva secesionista. “Tenemos una relación institucional fluida, que mantenemos de forma regular y discretamente. No veo que tengamos que hacer nada diferente”, sostuvo Homs, que defendió así la postura de la Generalitat: “Queremos aportar soluciones a los problemas de un pueblo con ganas de decidir. No se puede analizar la Diada ignorando lo ocurrido en los últimos años”.

La prudencia de Homs contrastó con la reacción en tromba en contra del Rey de todos los partidos catalanes que suscribieron el pacto fiscal. La federación de Convergència y Unió ha aireado en público sus diferencias sobre la hoja de ruta soberanista pero este martes no hubo la menor disensión. Fue el propio Josep Antoni Duran Lleida, líder de Unió, nada sospechoso de ser secesionista, el primero en cuestionar al Monarca. A través de un twit, el democristiano afirmó: “Curioso: el Rey hace este llamamiento y no reconoce la diversidad para que todo el mundo se sienta respetado y tratado justamente. Es una lástima”. Jordi Turull, portavoz de CiU en el Parlamento catalán, abundó: “Lo que es una quimera es pensar que España pueda seguir tratando a Cataluña de la misma manera. La carta no reconoce en ningún momento la diversidad”, informa Elise Gazengel.

“Es una lástima: el Rey no reconoce la diversidad”, critica Duran Lleida

Los pequeños partidos de izquierda subieron aún más el volumen del reproche. Dolors Camats, portavoz de Iniciativa, alegó que el Rey se ha situado “lejos de la gente de este país” al tiempo que consideró que ha sobrepasado las funciones que le atribuye la Constitución. Anna Simó (Esquerra) reprobó al Rey con una metáfora de su reciente viaje a África para cazar elefantes. “Ha vuelto a disparar a diestro y derecho. Parece Juan no doy una”, dijo recurriendo al personaje de los dibujos animados Los autos-locos. Xavier Sabaté, del PSC, defendió el derecho del Rey a expresarse en atribución a sus competencias constitucionales y el popular Santi Rodríguez valoró el mensaje de unidad en medio de la crisis.

La intervención de la Casa del Rey no alteró los planes de Mas, que este miércoles firmará con los presidentes de las cuatro Diputaciones catalanas —todos de CiU— un convenio para hacer un ensayo de lo que podría ser la futura Hacienda catalana aprovechando que esas corporaciones tienen capacidad recaudatoria. Andreu Mas-Colell, consejero de Economía, compareció este martes en el Parlamento catalán e insistió en la necesidad de que Cataluña disponga de la llave de la caja. Su diagnóstico es que los problemas de liquidez que sufre la Generalitat no son por culpa del tripartito de izquierdas, sino por no disponer de la Hacienda propia y arrastrar un déficit fiscal.

Los tres partidos firmantes del pacto fiscal —CiU, ERC e ICV— pidieron este martes a la Unión Europea que elabore una “hoja de ruta” para la independencia. Los eurodiputados Ramon Tremosa (CiU), Raül Romeva (ICV), Ana Miranda (en nombre de ERC) han registrado una interpelación a la Comisión Europea para que defina la vía por la que Cataluña puede separarse de España tras la marcha de la Diada. “Para el buen funcionamiento de la Unión, le corresponde establecer una hoja de ruta democrática y transparente para un eventual proceso de independencia”, dice la interpelación.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información