Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guindos: “Todas las Administraciones están comprometidas con el ajuste fiscal”

El ministro de Economía dice que "España está haciendo lo que Alemania hizo hace 10 años"

El líder de la patronal alemana admite que en su país no gusta la ayuda a la banca española

ATLAS

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha defendido que España tiene una “economía competitiva y sostenible, más allá de las dificultades a corto plazo” en la apertura del encuentro empresarial hispano-alemán, que se celebra en La Moncloa en paralelo a la cumbre que este mediodía mantendrán el presidente Mariano Rajoy y la canciller germana, Angela Merkel. En el foro participan los máximos directivos de un centenar de empresas españolas y alemanas, como Telefónica (César Alierta), Iberdrola (Ignacio Sánchez Galán), BBVA (Francisco González), Santander (Allfredo Sáenz), BASF (Kurt Bock), Daimler AG (Dieter Zetsche), WW AG (Martin Wintrkom) o Siemens (Peter Löscher).

De Guindos ha atribuido la situación de la economía española a una combinación de desequilibrios, entre los que ha citado el endeudamiento privado, la burbuja inmobiliaria y la inflación, lo que combinado con la crisis internacional y la adopción de medidas que incrementaron el déficit, llevó a un “deterioro muy notable” del mercado laboral y las cuentas públicas. Pero, según el ministro, el actual Gobierno ha puesto en marcha medidas que están corrigiendo los desequilibrios y sentando las bases del crecimiento futuro. Con ayuda de gráficos, ha subrayado que España ha incrementado en un 70% sus exportaciones desde 2001, ha reducido el coste unitario de su mano de obra y está recortando también su endeudamiento, al tiempo que aborda un proceso de consolidación fiscal, con el que "están comprometidas todas las administraciones públicas". Además, está “bien preparada para afrontar el reto del envejecimiento”, gracias a las reformas de las pensiones, la dependencia y el sistema sanitario, y ha abordado un proceso de reestructuración del sector financiero “de los más intensos del mundo”. En definitiva, “ningún otro país de la OCDE ha llevado a cabo un ajuste tan profundo y tan rápido”.

"Ningún otro país de la OCDE ha llevado a cabo un ajuste tan profundo y tan rápido"

Luis de Guindos, ministro de Economía

De cara al futuro, ha anunciado que el Gobierno seguirá con su “agenda reformista”, en la que ha incluido la ley de unidad de mercado, la modificación de los organismos reguladores y supervisores, la liberalización de los servicios profesionales, la reforma del sector energético (que el ministro de Industria, José Manuel Soria, explicará a los asistentes al foro) y la apertura de nuevas vías de financiación para las pymes, así como la puesta en marcha del fondo de liquidez para las comunidades autónomas y la culminación de la reforma del sector financiero. De Guindos ha asegurado que “España está haciendo ahora lo que Alemania hizo hace diez años”, en alusión a las reformas impulsadas por el socialdemócrata Gerhard Schröder, aunque sus resultados solo se apreciarán a medio plazo, cuando la economía española vuelva a crecer y a generar empleo.

De Guindos ha vendido a los empresarios las potencialidades de la economía española, pero ha pasado por alto la posibilidad de que esta necesite un rescate de la UE. Quien no ha obviado el asunto ha sido el presidente de la patronal alemana BDI, Hans Peter Keitel, que no ha ocultado que en su país hay “voces críticas” con la continuidad del euro y que ni la opinión pública, ni el Parlamento ni el Constitucional (que debe pronunciarse el próximo día 12 sobre el fondo de rescate) asumen con gusto ayudas a la banca como la aprobada para España. Pese a eso, ha subrayado que “la industria alemana está claramente a favor del euro” y que “no hay una crisis española o italiana sino europea, y también será una crisis alemana”. Keitel ha apostado por “mantener las actuales fronteras del euro, sin excluir a Grecia” y ha comparado a este país con la filial de una empresa, a la que la matriz debe ayudar, aunque le imponga condiciones.

El más crítico de los intervinientes en la sesión inaugural ha sido el presidente de la CEOE, Juan Rosell, quien ha dicho que la solución a la actual crisis es “más Europa, en lo económico, en lo social y en lo político” y ha instado a los Gobiernos a adoptar “decisiones firmes que muestren la irreversibilidad del proyecto europeo”. El líder de la patronal española ha reconocido que habrá que “corregir las imperfecciones” de la construcción europea y de su modelo de Estado del bienestar, pero ha pedido que las soluciones no se impongan desde fuera de Europa. “Estamos dispuestos a hacer los ajustes necesarios por duros que sean, pero necesitamos tiempo, tenemos que hacerlo paulatinamente y no de un golpe”, ha subrayado. Entre los asistentes al foro se encuentran los secretarios generales de CC OO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, así como el presidente de los sindicatos alemanes, Michael Sommer.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >