Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

481 euros por persona en una familia es el límite para poder solicitar la ayuda

El solicitante deberá acreditar haber buscado activamente trabajo desde que perdió el paro

Pastor, Santamaría, y Báñez, tras el Consejo de MInistros.
Pastor, Santamaría, y Báñez, tras el Consejo de MInistros. EFE

La modificación del plan Prepara aprobada este viernes en el Consejo de Ministros establece el límite de ingresos de 481 euros por persona en una familia para poder acceder a los 400 euros. Es decir, cuando se sumen las rentas de todos los miembros de la unidad familiar que estén empadronados en la misma casa y se divida entre el número de personas que la integran, el resultado debe ser inferior o igual a 481 euros (el 75% del salario mínimo interprofesional) para poder solicitar la prestación. Así, los desempleados sin ingresos que dispongan de lo que el Gobierno ha denominado "colchón familiar" no tendrán derecho a percibir esta ayuda.

La prórroga del plan, con efectos retroactivos desde el 16 de agosto, elevará hasta 450 euros mensuales, frente a los 399 euros actuales, la prestación de los beneficiarios con al menos dos familiares a su cargo, además de la pareja, pero ha incluido a los padres, en caso de convivencia, en la consideración de la concesión, según ha explicado la ministra de Empleo, Fátima Báñez. Sus ingresos habrán de tenerse en cuenta. 

Así, si una familia está integrada por dos cónyuges, uno de los cuales cobra un sueldo de 2.185 euros, y sus dos hijos, desempleados de larga duración, viven con ellos, ninguno de los dos tendrá derecho a solicitar la prestación, puesto que dispondrían de 546,25 euros por persona, según lo explicado anteriormente.

La referencia del Consejo de Ministros señala además que a partir de ahora se exigirá que el solicitante "acredite haber buscado activamente trabajo o haber realizado actuaciones para incrementar su empleabilidad durante el mes que transcurre desde la pérdida de otras prestaciones hasta la solicitud, con el objetivo de reforzar el seguimiento del compromiso de actividad". Esta obligación se mantendrá durante todo el programa y determinará la permanencia del beneficiario en el mismo.

Asimismo, la referencia establece que debe reforzarse, en coordinación con las comunidades autónomas, la supervisión del programa "como medio para incrementar su eficacia y para extender una cultura de evaluación continua de las políticas de empleo, en la línea del acuerdo alcanzado esta semana entre el Ministerio de Empleo y Seguridad Social y los agentes sociales".