Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fuego avanza pero no los medios

El peor verano de la última década se afronta con menos efectivos y menos presupuesto

Cataluña dispone de un tercio del personal de hace dos años

Estado de la zona de El Guro en el municipio de Valle Gran Rey tras el paso del incendio que lleva diez días asolando La Gomera.
Estado de la zona de El Guro en el municipio de Valle Gran Rey tras el paso del incendio que lleva diez días asolando La Gomera. EFE

El fuego devora incansablemente este verano los bosques españoles con tres aliados: la sequía, las altas temperaturas y los recortes. Los incendios han arrasado un total de 132.299 hectáreas de superficie forestal en lo que va de año, más del triple que en el mismo periodo de 2011, cuando habían ardido 39.573 hectáreas, según los últimos datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente a fecha del 5 de agosto. Es el peor verano de la última década, y se afronta con unos efectivos y presupuestos mermados por la crisis. Baste un ejemplo vivido en el incendio de La Jonquera. Los recortes en el presupuesto destinado al vestuario de los bomberos —de tres millones de 2010 a los 143.000 euros este año— afectaron al trabajo: “Había gente que no se podía incorporar a las labores de extinción porque no tenía guantes ni botas”, denuncia Antonio del Río, delegado de UGT en el cuerpo de bomberos catalanes. Las tres comunidades más castigadas por el fuego, Cataluña, Comunidad Valenciana y Canarias, luchan contra las llamas con cientos de efectivos menos.

» Cataluña.Los recursos humanos previstos para esta campaña son un tercio de los consignados hace dos años, según critican los bomberos. Si en 2010 la Generalitat destinó 7,8 millones de euros a contratar personal para la lucha contra los incendios, este verano la cifra se reduce a 2,8 millones. “Después de esa comparecencia, aumentaron de 300 a 700 los auxiliares forestales”, explicó Antonio del Río, delegado de UGT en el cuerpo de Bomberos. Los agentes rurales denunciaron que desde 2011 la plantilla se ha reducido y no se han cubierto las bajas por jubilación. “Se nos envía a los incendios sin casco de protección ni ropa ignífuga”, denunciaron. "Estamos en una situación límite", reconoce Guillem Cabrera, coordinador de CC OO. en la Agrupación de Agentes Forestales de Cataluña. Según Cabrera, el 50% de los puestos de mando del cuerpo están cubiertos por agentes de base. "Se salvan porque este es un trabajo vocacional y tenemos una implicación bestial", afirmó Cabrera.

Un hidroavión lanza agua sobre el incendio declarado este mediodía en Vilopriu (Girona). ampliar foto
Un hidroavión lanza agua sobre el incendio declarado este mediodía en Vilopriu (Girona). EFE

Además, aunque el Gobierno catalán ha intentado mirar hacia otro lado insistiendo en que las colillas mal apagadas son la única causa de los incendios, los presupuestos confirman la importante reducción de medios para luchar contra el fuego que se ha producido en los últimos años: si en 2010 se destinaron 30 millones de euros para la campaña de verano, en 2011 la partida se redujo a 22,8 y en 2012 se ha quedado en 24 millones. Solo en el incendio de La Jonquera, el pasado 22 de julio, se quemaron 13.000 hectáreas de la comarca del Alt Empordà.

» Comunidad Valenciana. Enrique Sanz, jefe de unidad de una brigada forestal de Ontinyent (Valencia), asegura que los recortes del Gobierno valenciano en la partida de la lucha contra incendios tienen un doble efecto: “Perdemos seguridad y eficacia”. Sanz señala que en el conjunto de la comarca de La Vall de Albaida este año se han reducido el 80% de las brigadas. Brigadistas de otros puntos del territorio valenciano coinciden en el análisis. Dionisio Montesinos, conductor de camión de la brigada de Sant Mateu (Castellón) resume así el efecto de los recortes: “Trabajamos más, cobramos menos y asumimos más riesgos”. Montesinos hace hincapié en la reducción de los efectivos de refuerzo de verano, “un 80% en el conjunto de la Comunidad Valenciana de este verano respecto al anterior”. Además de la merma de personal, Montesinos destaca “la falta de material, básico para nuestro trabajo, como los equipos de respiración autónoma, de los que disponen solo algunos de brigadistas que están a pie de fuego”.

Expertos, ecologistas, sindicatos y oposición coinciden en señalar a los recortes en la Comunidad Valenciana. La autonomía ha rebajado su presupuesto para luchar contra los incendios forestales de 110 millones a 95 millones. El total de personal ocupado en este menester ha bajado en 200 efectivos hasta situarse en 11.500. En estos datos la Generalitat incluye desde bomberos municipales a policías, técnicos e incluso voluntarios. Para la Comunidad Valenciana este verano es el peor desde 1994, con 51.000 hectáreas quemadas.

» Canarias. Una superficie del 11% de La Gomera —4.180 hectáreas, según fuentes del Gobierno canario— ya ha sido pasto de las llamas en el verano de 2012. Pero el presupuesto para la lucha contra este tipo de emergencias ha disminuido. Fuentes del Cabildo de la isla indican que este año es de 750.000 euros, 150.000 menos que en 2011 porque el Gobierno autonómico ha suprimido su aportación.