El tijeretazo de Rajoy desborda a Mas

El Gobierno de CiU critica ahora la subida del IVA tras pedir ajustes Las medidas del Ejecutivo central obligan a mover ficha al presidente catalán

Joana Ortega, vicepresidenta de la Generalitat.
Joana Ortega, vicepresidenta de la Generalitat.EL PAÍS

El llamamiento de Artur Mas desde Lisboa para que Mariano Rajoy se aplicara a recortar como lo está haciendo el Ejecutivo portugués fue respondido ayer con creces desde el Gobierno central. Como quería la Generalitat, habrá recorte de gasto en sueldos de funcionarios, pero las decisiones anunciadas ayer por Rajoy desbordan claramente algunas de las previsiones con las que trabajaba el Ejecutivo catalán.

Si bien la medida de ajuste salarial de los funcionarios era esperada —y deseada—, lo que no se esperaba el Gobierno catalán era una subida tan acusada del IVA. De ahí que desde las filas nacionalistas, en principio favorables a todos los ajustes que pueda hacer el Gobierno central, se destacara el incremento del IVA como algo especialmente perjudicial para la economía.

Si por la mañana, en el debate del Congreso, el jefe de filas de CiU ya reclamó evitar que los servicios turísticos vean aumentado el IVA desde el 8% al 10%, por la tarde se sumó a las quejas el consejero de Economía, Andreu Mas-Colell, que asume la medida para fortalecer el euro, pero también la considera un peligro para recuperar el consumo y, con este, la economía.

En el capítulo de funcionarios el Gobierno catalán tampoco llegó a aclarar ayer el impacto real que tendrá en Cataluña, pero no es descartable que una interpretación muy estricta de las directrices del Gobierno central acabe por forzar nuevas reducciones de gasto en el sueldo de los funcionarios que dependen de la Generalitat. La cuestión está en saber si la reducción del sueldo de los funcionarios del Estado, por la vía de dejarles sin paga navideña, superará o no el 5% que ya está aplicando la Generalitat. Si es así, el Gobierno catalán no descarta otros ajustes.

La Generalitat critica reducir el número de ediles

El Gobierno catalán, a través de su portavoz, Francesc Homs, ha calificado de “ridículo” el anuncio de Rajoy de reducir el 30% el número de concejales y de reducirles el salario. “A los alcaldes y ediles deberíamos hacerles un monumento”, ha afirmado Homs quienes ha elogiado a los políticos municipales de “héroes de cada día”. “Son discretos, anónimos, dan la cara y ahora están administrando la miseria. Cuando se equivocan, hay un escándalo mayúsculo. Pero la realidad es que suerte tenemos de ellos”, ha dicho.

A la Generalitat tampoco le gusta la medida de reducir el número de concejales de los Ayuntamientos porque entiende que el Gobierno catalán ya está tomando medidas para controlar el gasto municipal. El portavoz del Gobierno catalán, Francesc Homs, aseguró ayer que reducir los concejales — a quienes se refirió como “héroes”— no llevará a ningún ahorro significativo y sí provocará problemas.

Políticamente, los recortes también obligarán a moverse al Gobierno de Mas. El presidente de la Generalitat había dicho por activa y por pasiva que no pensaba acometer nuevos ajustes mientras el Gobierno central no hiciera los suyos. Rajoy se ha movido y la pelota vuelve a estar en el tejado de la Generalitat. En la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera de hoy se verán las nuevas exigencias de contención del déficit a las autonomías. Pasa a la página 2

Cataluña necesita un pacto fiscal no solo para recaudar y gestionar sus propios recursos, sino también para combatir el fraude, calculado en España entre el 20% y el 25%, una cifra que supera la media europea (17%) y la de los países vecinos (Francia, el 15%, y Holanda, el 13%). En vísperas de la segunda reunión de partidos en el Palau de la Generalitat para abordar la financiación, Francesc Homs, portavoz del Ejecutivo, puso el acento en reivindicar esa agencia en contraposición a la española, que tiene la aureola, dijo, de ser la “más moderna y mejor del mundo mundial”, pero sin resolver grandes bolsas de fraude.

Homs defiende una hacienda propia para combatir el fraude

En una concurrida charla en el Foro Nueva Economía, Homs, ideólogo del pacto fiscal, reveló que su modelo de agencia se inspira en el de Dinamarca y Holanda, y que fomentaría la corresponsabilidad ciudadana más que la capacidad sancionadora. Y dijo que debería asentarse en una suerte de círculo virtuoso, dos términos acuñados por el Barça de Laporta para que la pelota —y en este caso la economía— ruede.

“Con más implicación, habría menos fraude y más ingresos para sostener el Estado de bienestar, podríamos vivir mejor y quizá en el futuro volver a bajar impuestos”, afirmó, subrayando que la agencia serviría también para ayudar a los empresarios que sufren la competencia desleal de quienes no pagan impuestos. Como ejemplo de la mala praxis del Gobierno, Homs lamentó que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, justificara la subida de IVA aduciendo que muchos ciudadanos no lo pagan: “Es alucinante y tercermundista. Por eso necesitamos una agencia propia. Nos organizaremos mejor".

Joan Herrera, líder de ICV.
Joan Herrera, líder de ICV.MARCEL.LÍ SÀENZí

CiU e Iniciativa no tienen prácticamente nada en común, pero en algo coinciden: hace una semana los nacionalistas votaron a favor de una resolución de los ecosocialistas para promover un plan contra el fraude fiscal. Y comparten, además, su defensa sin tapujos de un nuevo modelo de financiación para que Cataluña tenga la llave de la caja. Joan Herrera, secretario general de Iniciativa, expuso su postura en una charla en el Círculo de Economía en la que afirmó que Cataluña sufre un déficit fiscal crónico. “Hace tiempo que pedimos el concierto económico solidario”, dijo ante el moderador, el catedrático de Economía Anton Costa. “Y si damos el paso es porque el Gobierno central no tiene una cultura federal ni de lealtad institucional con el cumplimiento de sus compromisos”. Apesadumbrado por la envergadura de los recortes anunciados por Rajoy, Herrera abogó por frenar ya las políticas de austeridad que retraen la economía y subrayó que el pacto fiscal solo es una parte de la solución a los problemas de Cataluña. En ese sentido, pidió a CiU y al PSC un esfuerzo de “convicción, claridad y coherencia” en pos de la unidad, e invitó al Gobierno a presentar un documento que fije su postura, porque aún lo esperan.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS