El euro por receta destapa las contradicciones del PP

El Partido Popular ha pedido que se derogue la tasa, pese a haber contribuido a su implantación Sánchez-Camacho ha declarado que no quiere que los catalanes sean castigados doblemente

Alicia Sánchez- Camacho, en una imagen de febrero de 2012.
Alicia Sánchez- Camacho, en una imagen de febrero de 2012.JOAN SÁNCHEZ

El PP catalán lleva semanas reclamando a Artur Mas que derogue la tasa de un euro por receta médica pese a haber contribuido a su implantación. En un intento de disimular esta contradicción, pidió ayer al Gobierno de CiU que estudie el impacto económico de esa tasa —unos 30 millones este año— con el objetivo de eliminarla. La propuesta, incluida en una resolución que se votará hoy, la sugirió la misma líder popular, Alicia Sánchez-Camacho, en el pleno sobre la tercera oleada de recortes. La idea sorprendió porque la presidenta popular, tan solo una hora antes, había instado a Mas en la sesión de control a que derogara el copago para que los ciudadanos catalanes no sean castigados doblemente respecto a los del resto de España al tener que pagar el euro por receta y el gravamen sobre los medicamentos del Ministerio de Sanidad.

La cúpula popular, que negociaba anoche con CiU, niega haber dado un paso atrás y confía en que la tasa desaparecerá a final de año. Su percepción es que Mas la derogará. La estrategia del PP defrauda las expectativas de la izquierda, que confiaba en que votara una resolución en contra del copago dejando en minoría a CiU. “Eso es solo un brindis al sol”, sostienen. Iniciativa ha presentado ya una proposición de ley para derogar la tasa. El PSC reprocha al PP haber jugado todos los papeles posibles: primero permitió con su abstención que se aprobara la tasa —aunque la moderó—, luego pidió retirarla y ahora pide un estudio.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS