Rajoy sigue el guion y delega en Montoro la defensa de los Presupuestos

Los debates de totalidad siempre han sido protagonizados por el ministro responsable del área Las enmiendas del principal partido de la oposición las defiende habitualmente su líder

Zapatero, en 2002, durante su primera intervención en un debate de las enmiendas a la totalidad a los Presupuestos.
Zapatero, en 2002, durante su primera intervención en un debate de las enmiendas a la totalidad a los Presupuestos.Bernardo Pérez

Nunca un presidente del Gobierno ha subido a la tribuna del Congreso a defender sus Presupuestos Generales frente a las enmiendas a la totalidad de los grupos parlamentarios. La defensa de las cuentas del Ejecutivo en este primer trámite ha corrido siempre a cargo del ministro responsable del área. Hoy, Mariano Rajoy no ha sido la excepción y el titular de Hacienda, esta vez Cristóbal Montoro, ha vuelto a ser el protagonista.

Solo Leopoldo Calvo Sotelo, siendo presidente del Gobierno, habló de sus Presupuestos ante la Cámara baja en un debate de totalidad. Corría el año 1981. Lo suyo, sin embargo, fue una mera exposición. De la defensa y las réplicas a las interpelaciones de los grupos se ocuparon los ministros de Hacienda y de Economía.

Desde el otro lado del hemiciclo, el principal partido de la oposición se ha mostrado tradicionalmente en contra de los Presupuestos y ha exigido su devolución. En este caso, el PSOE tampoco ha roto el guion. Desde la instauración de la democracia, el encargado de defender esa enmienda ha venido siendo el líder de la formación, pero en algunos casos la tarea ha recaído sobre algún diputado más especializado. En esta ocasión, los socialistas ya han anunciado que será su secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, el que defienda la enmienda del grupo. Así lo avanzó ayer la vicesecretaria general, Elena Valenciano. El objetivo es darle el máximo peso a la iniciativa.

No ocurrió igual en los primeros años de José Luis Rodríguez Zapatero al frente del PSOE. Nombrado secretario general en el año 2000, tardó dos ejercicios en salir a debatir una enmienda a la totalidad a los Presupuestos. Antes que con él, Montoro, que entonces también estaba al frente de Hacienda, tuvo que debatir con Jesús Caldera y con Jordi Sevilla.

Más información
El PSOE enmienda las cuentas por el ataque al Estado del bienestar
Duran reprocha el inicio de mandato “desleal” del PP
Señor presidente, las cuentas no cuadran
Rajoy tilda las cuentas de “desagradables” y dice a las autonomías que deben cumplir

Montoro aprovechó en 2001 esa circunstancia para criticar a Zapatero. “Quiero felicitar al señor Rodríguez Zapatero, que ha conseguido pasar a la historia de esta Cámara como el líder de la oposición que no fue capaz de subir a esta tribuna a explicar a los ciudadanos españoles, no ya lo que piensa el Partido Socialista sobre los Presupuestos Generales del Estado y del Gobierno de España sino cuál es su alternativa de política económica en un momento económico delicado, difícil, como ustedes van diciendo continuamente que existe en la actualidad”, apuntó durante su intervención.

Al año siguiente, el líder socialista era el encargado de defender la postura de su partido para sorpresa de todos. Cuando todos los presentes esperaban que subiera Jordi Sevilla se levantó Rodríguez Zapatero. “¿Voy yo o vas tú?”, le interrogó Sevilla. El líder del PSOE subió finalmente al estrado y aprovechó la sorpresa generada en la Cámara para sugerir a Aznar que subiera también a la tribuna, algo que no ocurrió.

Pero no parecía sentirse demasiado cómodo en esa tesitura. Unos micrófonos indiscretos del Congreso recogían en 2003 la inseguridad con la que Zapatero se enfrentaba a los asuntos económicos. El 24 de septiembre, el entonces líder de la oposición era corregido por Jordi Sevilla por haber confundido dos términos económicos: "Se te nota todavía inseguro... lo que tú necesitas saber para esto... son dos tardes".

En marzo de 2004, el PSOE ganaba las elecciones y Zapatero no se volvía a enfrentar a la presentación de unos Presupuestos, al menos en ese primer trámite en el que se tratan las enmiendas a la totalidad. Como líder del PP, Mariano Rajoy sí fue el encargado de defender las presentadas por su grupo entre 2004 y 2010 (en 2011 las cuentas fueron prorrogadas). Primero se enfrentó a Pedro Solbes, vicepresidente y ministro de Economía y Hacienda hasta 2009, y luego a Elena Salgado, sustituta de Solbes. Ella fue la primera mujer, tanto entre el Gobierno como entre las filas del principal partido de la oposición, en defender la postura de su equipo sobre unas cuentas estatales.

Este hecho fue motivo de polémica la primera vez que Salgado salió a la palestra en 2009. Rajoy la apartó a un lado y dirigió su discurso al presidente, como "responsable de la política económica". Algunos llegaron a acusar de machista al ahora presidente del Gobierno y la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, tuvo que salir en su defensa. Cospedal argumentó que Rajoy había intentado "no ser demasiado agresivo con una persona que había defendido muy mal los Presupuestos". Hoy el debate vuelve a estar protagonizado por hombres.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS